La desconocida planta aromática que ayuda a controlar la ansiedad y depresión

La misma trae varios resultados positivos tanto en la mente como en el organismo.
domingo, 12 de noviembre de 2023 09:20
domingo, 12 de noviembre de 2023 09:20

Identificado con el nombre científico “Abelmoschus moschatus”, el abelmosco también conocido como hibisco es una planta que crece de forma natural en zonas de África y Asia. La planta se caracteriza por su tallo leñoso, hojas rugosas y vellosas en forma de corazón, un pequeño fruto cilíndrico y numerosas semillas. Son justo las semillas del abelmosco de donde provienen sus principales propiedades medicinales.

Uno de sus principales es que sirve para aliviar o prevenir los espasmos musculares, aquellas contracciones involuntarias y repentinas de un músculo o grupo de músculos que pueden causar dolor, rigidez o incomodidad. Así, el abelmosco se usa en el tratamiento de retortijones abdominales asociados a enfermedades intestinales. Para ello, se recomienda preparar una emulsión triturando las semillas de la planta con agua.

En el mismo sentido, esta planta medicinal cuenta con propiedades carminativas, es decir, que alivia o previene la formación de gases en el tracto gastrointestinal.

Otras de las propiedades medicinales que se le atribuyen al abelmosco son las diuréticas, es decir, que actúan sobre los riñones para aumentar la producción de orina, así como a eliminar el exceso de agua y sal. Además, esta planta medicinal estimula al sistema nervioso central.

Por otra parte, las semillas del abelmosco se utiliza en aromaterapia para el tratamiento de la depresión y de la ansiedad. Externamente, se utiliza para aliviar el dolor articular y mejorar la circulación.

Contraindicaciones, efectos secundarios y otros usos

Sin importar el nivel de seguridad y lo ampliamente utilizada que sea una planta medicinal, siempre se deben de seguir la contraindicaciones para evitar los desagradables efectos secundarios.

En el caso del abelmosco, esta puede ocasionar la distensión abdominal, una sensación de hinchazón o agrandamiento del área del abdomen. Es importante no se debe emplear al mismo tiempo esta planta medicinal con fármacos antidiarreicos. Tampoco se debe utilizar en casos de atonía u obstrucción intestinal. Al tener un alto contenido de fibra, consumir el abelmosco en cantidades excesivas podría causar molestias estomacales, gases o diarrea.

Con las semillas del abelmosco se extrae un aceite que es muy apreciado por la industria de la perfumería, sin embargo, produce reacciones de fotosensibilidad.

También se dice que es un antídoto frente al veneno de algunas serpientes, sin embargo, no hay evidencia científica sólida que respalde su uso en este sentido.

Comentarios