Cinco técnicas para desarrollar nuestro potencial

Se cree que la capacidad de innovar o la creatividad son innatas, pero en realidad estas dos también se pueden aprender.
domingo, 19 de noviembre de 2023 11:40
domingo, 19 de noviembre de 2023 11:40

Es posible aprender y fomentar habilidades y capacidades nuevas y potenciar las que ya tenemos de manera innata, las cuales en ocasiones no utilizamos de manera correcta. 

 Es importante enfocarse en las capacidades de nuestro cerebro y el potencial que esté tiene. 

Al igual que el resto de nuestro cuerpo, el cerebro necesita de cuidados y es por eso que es necesario entender que las capacidades y habilidades que queremos adquirir se van perfeccionando a medida vamos practicando. 

Está demostrado que algunas actividades ayudan a mantener despierta las capacidades de nuestra mente, por ejemplos, resolver crucigramas, jugar ajedrez y de más, esto aporta muchísimo a nuestras capacidades, ayuda a mantenerlas en forma y que podamos responder de manera más rápida. 

Ahora te contamos cinco hábitos para incrementar tu potencial: 

1-Observar
Ver no es lo mismo que observar, observar implica que te esfuerces un poquito más y analices todo lo que está ocurriendo a tu alrededor. 
Nada ocurre por casualidad, todo tiene su motivo, y si te pones a observar por un momento todo con conciencia plena, te aseguro que vas a encontrar muchas cosas que había pasado por alto. 
Mantén la mente todo el tiempo abierta, simplemente observando, sin juzgar, sin calificar, sin justificar acciones o personas. 

2-Leer

No importa si es una novela o un libro con conocimientos más técnicos, este hábito es uno de los más bonitos que puedes tener.

De hecho, es uno de los que se está perdiendo, con todo el auge de las redes sociales y que la gente prefiera ver un video en YouTube antes que abrir un libro. Si lo practicas al menos antes de dormir puede marcar la diferencia.

Leer alguna historia de la temática que sea, te ayuda a ejercitar la memoria, la creatividad, hasta incluso la emotividad cuando realmente te conectas con algún personaje y se convierte en tu libro favorito.

3-Escuchar 

Aplica lo mismo, oír no es escuchar.

Cada día puedes aprender algo nuevo de alguien, de quien sea, a veces de las personas menos esperadas, con tal solo regalarle un momento de escucha real.

También puedes desarrollar niveles mayores de empatía, o entender situaciones que antes las dabas por sentado, es decir, establecer una conexión real con alguien

Te sorprenderías cuánta gente no quiere nada más que alguien con “quien hablar”, en realidad lo único que buscan es alguien que las escuche de verdad y les preste atención.

 Al igual que escuchar música, hay tantas bandas nuevas que no se quedan en lo tradicional, todos están queriendo hacerse un hueco en tu playlist, sin embargo, puedes darle la posibilidad o el beneficio de la duda a nuevos ritmos y artistas que usualmente no escuchas.

Capaz y llegas a tener un gran descubrimiento para ti y encuentres música que te acompañe en tus actividades o en tu estado de ánimo. Sal de esa zona de comodidad musical que ya conoces de memoria.

4-Nuevas experiencias

La zona de confort, cuando la encontramos, nos encerramos ahí, con todo lo bueno y malo que pueda contener, y alimentamos esa pereza de salir con pretextos tales como “no tengo tiempo”, “ahora no tengo dinero para eso”, “lo haré cuando este en vacaciones”, etc.

Si te aventuras a tener nuevas experiencias ampliarás tu visión del mundo y las nuevas ideas empezaran a surgir.

Cuando estás en una experiencia totalmente desconocida, tienes los ojos de un niño de 3 años, todo es ajeno y nuevo para ti, y como no conoces mucho acerca de la situación, tu creatividad se dispara…

Si necesitas saltar algún bloqueo creativo ya sabes que camino podrías agarrar.

Y pueden ser cosas que no necesiten mucho dinero, o tiempo, puedes salir de tu ciudad al campo un domingo o puedes aprender un par de frases en un idioma que te interesa.

Quizás ver lo básico para aprender a tocar la guitarra o alguna otra habilidad que esté fuera de esa zona de comodidad.

5-Dale ejercicio al cuerpo

El ejercitar tu cuerpo trae beneficios excelentes a la mente.

¿Sabías que la dopamina y serotonina (también conocidas como las hormonas de la felicidad) se liberan durante el proceso de ejercitar tu cuerpo?

 Si haces ejercicio con regularidad, la concentración de estas hormonas tiene un nivel de crecimiento regular y continuo, por ende, tienes ese “impulso del atleta”. No hace falta mayores razones para tener activado el modo UP en tu mente.

Al hacer ejercicio también desconectas tu mente de las molestias y preocupaciones del día, solo te dejas llevar y te concentras en dar ese esfuerzo extra para romper tu racha del día anterior.

Ojo que no necesariamente tienes que ir a un club o a un gimnasio, basta con salir a hacer una caminata o un trote al parque de tu ciudad y de paso oxigenas tu cuerpo y le haces un gran favor.

 

Comentarios

Otras Noticias