Cómo usar bicarbonato de sodio para quitar las desagradables manchas del inodoro

Bicarbonato de sodio, vinagre y limón serán los ingredientes que dejarán el sanitario como nuevo; cómo mezclarlos y qué pasos tener en cuenta para un resultado efectivo
viernes, 16 de febrero de 2024 15:40

Para limpiar el inodoro y que este quede impecable suele implicar la utilización de productos sumamente caros y de alta toxicidad. 

Sin lugar a dudas que el baño es una parte indispensable para limpiar a fondo debido a que es un lugar donde los gérmenes se propagan y pueden ser sumamente perjudiciales para la salud.

En el caso particular del inodoro, existen varias fórmulas para dejarlo reluciente y libre de cualquier germen que esté dando vueltas. Uno de los motivos que obliga a redoblar esfuerzos en esta zona es su constante uso y, por ende, el deterioro que se genera en el material con algunas manchas  que resultan desagradables a la vista.

Por este motivo, tanto los dueños de las viviendas como las inmobiliarias, que se encargan de alquilar y realizar la puesta a punto del lugar para que quede habitable, revelaron el método para eliminar esos recovecos del inodoro que generan un completo rechazo y precisan un urgente cambio de cara para estar como si fueran nuevos.

Según consigna el diario La Nación, varias inmobiliarias coincidieron en que utilizar bicarbonato de sodio es el camino más indicado y correcto para eliminar las manchas que desgastan el material y quedan penetradas a punto tal de, en algunos casos, quedar impregnadas para siempre.

Para darle un uso correcto, el bicarbonato de sodio deberá ser mezclado con vinagre y limón para generar una reacción química que deje el espacio limpio y libre de bacterias. El procedimiento constará de algunos pasos que, de cumplirse a rajatabla, concluirán en un resultado por demás efectivo y dejará boquiabiertos a los habitantes de cada domicilio.

En primer lugar, se deberá utilizar un recipiente donde se verterán dos cucharadas de bicarbonato de sodio, el vinagre y el jugo de un limón. Al mezclarlos, estos ingredientes tendrán una efervescencia tal que podrá ser volcado en las paredes internas del inodoro con ayuda de una escobilla para frotar fuerte y que penetre durante 30 minutos sobre las manchas.

Por último, para culminar el proceso, se deberá aguardar media hora para volver a frotar sobre la superficie (en caso de que haya alguna mancha rebelde) y recién ahí tirar la cadena para que el agua retire todo el resto de bicarbonato de sodio, vinagre y limón.

Además de este truco casero que es de suma utilidad, otros especialistas indicaron que la sal es otro de los grandes aliados para combatir el sarro y la suciedad en los inodoros. Con el bicarbonato también presente, se deberá mezclar este ingrediente junto a 250 gramos de sal y 25 cucharadas de aceite neutro.

Estos tres elementos mencionados anteriormente deberán estar una noche haciendo efecto y, al otro día, se completará el proceso tirando agua hirviendo para ablandar cualquier tipo de impureza que haya quedado. Como en el anterior truco casero, el desenlace será tirar la cadena para que el sanitario quede reluciente.

Comentarios

Otras Noticias