Fútbol Chacarero

‘Verdes’ y ‘Sagrados’entre cielo o infierno

En Fray Mamerto Esquiú se palpita una final.
miércoles, 06 de octubre de 2010 00:00
miércoles, 06 de octubre de 2010 00:00

Defensores de Esquiú y La Tercena no jugarán un partido más. El sábado 9 de octubre puede quedar grabado en la memoria por mucho tiempo. Puede ser un glorioso día, en el que la angustia por escapar del temido descenso desaparezca; o puede ser la trágica fecha que marque la perdida de la categoría. A esto hay que agregarle la “clásica” rivalidad entre vecinos.
El Esquiú visitó los entrenamientos de estos clubes, para empezar a palpitar junto a estos equipos la previa de una verdadera final a todo o nada.
La Tercena está viviendo su semana aniversario. El lunes 4 cumplió 62 años de vida. ¿Qué podemos llegar a festejar?, parecen decir los rostros de los jugadores que de a poco se acercaron al campo de práctica.
A pesar de que hace un par de fechas no juega, Damián Paz es uno de los pocos ‘grandes’ del “Verde” que dirige Riky Martínez.
“Acá con los muchachos vamos a tratar de dejar a La Tercena en la A, que es lo que todos queremos”, declaró.
“Va a depender de cómo se levanten los chicos; si están bien creo que tenemos muchas posibilidades de ganar. Este es un clásico que la gente quiere ganar. Nosotros lo sabemos y todos no están demostrando el apoyo”.
La idea de los equipos es ‘hacer fútbol’; ayer Defensores jugó un amistoso con San Lorenzo de Além, y hoy La Tercena jugará con San Martín, y de paso festejará el aniversario.
“Es una verdadera final. Cero que es matar o morir”, disparó el volante ‘Sagrado’ Mauricio Saavedra.
El margen de error es mínimo, y los protagonistas de esta ‘batalla’ lo saben. Nadie se puede equivocar. “Tenemos que ganar sí o sí, no nos sirve otro resultado. No sé si serán los árbitros o qué, pero siempre quedamos con dos hombres menos. Hay puntos que nos están pesando”.
Por último dijo: “Creo que por historia Defensores y Obreros no tendrían que estar luchando esto. La Tercena hace dis años que ascendió”.
El clásico viene ‘caliente’.
 

Comentarios

Otras Noticias