Abel Moralejo

“No me voy de Policial por los resultados”

Sostuvo que se va por cuestiones extra fubolísticas. “Pekerman” Narváez está a cargo.
miércoles, 17 de noviembre de 2010 00:00
miércoles, 17 de noviembre de 2010 00:00

Abel Moralejo dejó de ser el director técnico del Atlético Policial con una excusa poco usual. La dirigencia explicó que el técnico no se presentó a trabajar en el entrenamiento del martes, y por lo tanto decidieron prescindir de sus servicios como entrenador.
El Esquiú.com conversó con Moralejo para analizar su paso por el club xeneixe, y en primer lugar dejó en claro que “no me presenté a trabajar porque me querían desalojar del lugar en el que habito, discutí con el dueño y me amenazaron con sacar mis cosas a la calle. No fui al entrenamiento porque tenía miedo de no encontrar mis cosas”.
Moralejo llegó con un proyecto ambicioso allá por agosto, pero se topó con la realidad de Poli y terminó adaptándose a la situación.
El entrenador disputó 9 partidos, de los cuales ganó 3, empató 3 y perdió 3. De 27 puntos posibles cosechó 12 y está a un punto de la zona de clasificación, cuando quedan cuatro partidos por jugar y con un resultado de efectividad del 33 por ciento.Ante esto Moralejo sostuvo que “no creo que la decisión de la dirigencia sea por los resultados, estamos a un punto del segundo, y todavía falta toda la segunda rueda con un plantel muy rico, el cual recién ha encontrado un funcionamiento, y eso me deja sorprendido”.
El ex técnico de Policial también gozaba de una buena relación con los dirigentes Oscar Chanquía y Fernando Rivera. Con respecto a esto deslizó que “por más que tenga una amistad con los dirigentes, yo sé que soy hijo de los resultados y que si ellos lo deciden me tengo que ir, así que en ningún momento me soltaron una decisión, por eso la respeto aunque no la comparto”.
También Moralejo dejó su impresión sobre el fútbol de Catamarca, que nunca logró llegar a la competencia de elite a nivel nacional. “Creo que falta organización, creo que el jugador catamarqueño está muy bien dotado de condiciones técnicas, pero falta un trabajo de base, falta estructura y cambiar la mentalidad de los jugadores locales y convencerlos de que pueden llegar al fútbol grande”.
El ex técnico se despidió ayer del plantel en el predio donde hace las prácticas, ubicado en la localidad de San Antonio, y en cuanto a lo económico reconoció que “desde que llegué a Policial no he cobrado un solo sueldo, vamos a sentarnos a arreglar los números, yo no quiero ni un peso más ni un peso menos de los días que me corresponden por lo que trabajé. No voy a exigir que se me cumpla el contrato, sólo que me paguen los días trabajados”.
Para finalizar, sostuvo que “me encariñé con Catamarca, y ojalá algún día pueda volver, y dirigir algún equipo de esta provincia”.
Éste es otro desliz de los dirigentes de Policial, que todavía no pueden solucionar los problemas de fondo de la institución. Fernando Rivera como presidente y Oscar Chanquía como presidente de la Sub Comisión de Fútbol todavía no han demostrado estar a la altura de las circunstancias.

Ramón Narváez

Pekerman va a ser el interino que se hará cargo del plantel hasta el partido contra Famaillá. La semana que viene Poli tendrá nuevo entrenador y los candidatos son Miguel “Tigre” Amaya, Juan Bernuncio y un técnico local.

Comentarios

Otras Noticias