Liga Catamarqueña

San Lorenzo: corazón y fuerza

Darío Luján se recibió de técnico, y los grandes le enseñaron el camino a los chicos. Esa fue la clave.
lunes, 22 de noviembre de 2010 00:00
lunes, 22 de noviembre de 2010 00:00

San Lorenzo de Alem no fue el mismo del año pasado, pero le alcanzó para volver al Torneo del Interior.
La estructura futbolística fue muy diferente, dentro y fuera de la cancha. Los problemas económicos están en todas las instituciones, pero en esta institución se sintieron de forma muy particular.
El ‘Santo’ la pasó mal este año. Con la asunción de Raúl ‘Pelusa’ Córdoba en la presidencia, comenzaron los problemas y diferencias entre el plantel y los dirigentes. “Los jugadores tienen que jugar por la camiseta”, llegó a declarar Córdoba, tal vez víctima de la impotencia al no poder cumplir lo que había prometido.
Esta frase terminó siendo una inyección anímica tremenda. Los inconvenientes siguieron, y hasta hoy, con la clasificación en el bolsillo, hay una deuda importante con quienes consiguieron el boleto.
El otro problema que arrastraron los de Darío Luján, fue nada más y nada menos que tener que combatir contra el ‘otro’ San Lorenzo. Ese que hace un año ganó el Petit Torneo para llegar al TDI tras los pasos del rival de toda la vida: Villa Cubas. Los actores, totalmente diferentes, tenían que estudiar el mismo libreto.
Sólo Villafañe, los hermanos Barros, Quiroga y ‘Paco’ Burgos sobrevivieron de aquel conjunto. En esta consagración no estuvieron hombres fundamentales como Cano Figueroa, ‘Lezi’ Rojas, Mauricio Luján, Román Pacheco, ‘Cachumba’ Fernández o Lucas Cipolletti. Esto es lo que le da otro sabor a este ‘santo’ logro. Todos sabemos que cuando más cuesta un objetivo, y más problemas hay en el camino, mayores son los motivos para festejar. Ese es el mérito de este San Lorenzo de Alem: con poco hizo mucho, con chicos les ganó a los grandes, y hoy se prepara para volver a jugar el TDI. Los apellidos nos fueron los mismos, pero el corazón si.

Luján: “Jugaron por la camiseta”

Darío Luján consiguió su primer gran logro como entrenador.
Agarró un plantel sin grandes figuras, y fue inteligente para erigir a sus jugadores más experimentados en puntales.
Después del partido habló con El Esquiú. “Antes de los penales había una tensión impresionante. Sinceramente no lo habíamos trabajado mucho, pero sí confiaba en la capacidad de los pateadores. A veces se habla de la lotería de los penales, pero la diferencia está en los que rematan y en tener un arquero como nosotros lo tuvimos”, analizó el ‘Colorado’.
San Lorenzo vivió un una verdadera ‘montaña rusa’ en esta temporada, y sufrió la inexperiencia adentro del campo, y afuera también.
“Se ha sufrido mucho. A pesar de que uno pasó como jugador sabe de los problemas que siempre hubo y va a haber… Ojalá en este torneo lo podamos mejorar. Pero me parece que todo el esfuerzo y el sufrimiento lo sacaron a la luz, lo tiraron en la cancha y éste es el premio. Yo me debo a estos jugadores; porque si no hubiese tenido el respaldo me hubiese ido. Muchos van a tener que reconocer en algún momento que estos jugadores no juegan sólo por la plata. Demostraron que juegan por la camiseta”.

Súper Ubaldo

En la Além lo consideran todo un héroe. “Hice lo que tenía que hacer, nada más. Cada uno puso su granito de arena para llegar al Torneo del Interior”, declaró ante el micrófono de El Esquiú el ya legendario arquero de San Lorenzo, que mostró el camino de la clasificación atajando dos penales.
Se dice que los remates desde el punto del penal son un poco de suerte, y otro poco de verdad. ¿Los estudió Ubaldo a los rivales? “No, no estudié nada. Yo veo y me juego a un lado. Ya más o menos sabía cómo iban a patear”.

Tirar para el mismo lado

En medio de todos los festejos, Villafañe analizó lo que fue la temporada ‘Santa’: “sufrimos más de la cuenta, pero se logró el objetivo. Calculo que ahora van a cambiar las cosas, que va a ser todo un poco más prolijo, y vamos a tirar todos para el mismo lado. Acá en San Lorenzo tenemos mucho huevo, y le pusimos el pecho a la situación. La relación con los dirigentes es buena, pero cuando no hay dinero hay problemas. Pero seguro va a cambiar. La base de este equipo es de jugadores salidos de las inferiores de San Lorenzo, y eso es lo importante”.

 

Comentarios

Otras Noticias