90 años objetivos incumplidos en el fútbol

Se probó de todo, menos fomentar las inferiores

En el mes de junio la Liga Catamarqueña cumplió 94 años de existencia. En pocos días más sus vecinos de la Liga Chacarera cumplirán su 78º aniversario. Entre estas dos institiciones que albergan en el Valle Central, tenemos más de 30 equipos que participan de forma activa en los campeonatos que organizan. En sus divisiones inferiores tienen un promedio de 100 jugadores entre 8 y 19 años.
martes, 27 de julio de 2010 00:00
martes, 27 de julio de 2010 00:00

Durante muchos de estos años, las divisiones inferiores han quedado relegadas, cuando no marginadas. Desde las instituciones se las mira como un gasto, cuando deberían ser vistas como una inversión en la formación de jugadores y en obligación de la función.

En el año 2009 la Liga Chacarera de fútbol tocó fondo en su Departamento de Fútbol Infantil (DFI). Ya transcurría el mes de agosto y sólo se habían jugado 12 partidos, entre suspensiones por la Gripe “A”, la fiesta del Poncho y los reiterados “faltazos” de los árbitros. Alejandro Petek, vocero de la Liga, excusó el promedio de un partido jugado cada 45 días, argumentando que la temporada de inferiores había arrancado en mayo, lo que daba, según sus cuentas, un partido cada 12 días. La temporada terminó con chicos de entre 8 y 17 años jugando algo así como 20 partidos en el año. Lo recomendado por los especialistas ronda entre los 40 y 45 partidos de competencia.
En ese entonces el presidente liguista era Mario Vega; quien dirigía el DFI, Ricardo Martinez, renunció después de un par de reuniones.
En una nota radial, el empresario y dirigente del Ateneo Mariano Moreno Carlos Vera cuestionó duramente algunas de las decisiones gubernamentales con respeto al fútbol de inferiores: “Desde secretaría de deportes les dan a los clubes cinco mil pesos para todo el año. Con eso no compras ni un par de medias para cada chico”.
La secretaria de Deportes Juana Fernández no pierde oportunidad cada vez que declara, e insta a los dirigentes de los clubes al “trabajo serio y mancomunado”.

Una vez alguien propuso que se seleccionen 15 ó 20 jóvenes jugadores de Catamarca; que se los prepare física y psicológicamente para la competencia y que sean “becados” por el Estado para que sólo se preocupen por entrenar. Nada de esto pasó.

Un día después del arranque del torneo de inferiores en al Liga Chacarera en el año 2010, el presidente Raúl Bracamonte instó a “ponerse las pilas con las inferiores”, a sus pares de la dirigencia. Después de muchos años la Liga dejó de jugar de forma antirreglamentaria, dividiendo ahora los terrenos en dos y jugando dimensiones acordes al tamaño de los chicos. También tratarán de que se juegue cada 7 días, y no cada 15, como venía pasando.

En la Liga Catamarqueña son frecuentes los conflictos con los árbitros, y a causa de esto más de una jornada de inferiores ha sido suspendida. En el último tiempo se han registrado, lamentablemente, episodios de violencia en este tipo de jornadas.
Uno de los pocos clubes que han decidido apostar seriamente a las inferiores ha sido San Martín del Bañado; después de un buen resultado conseguido ante Unión Santiago jugando de visitante en el Torneo del Interior 2008, su presidente, Raúl Colombo, declaró: “San Martín no va a volver a necesitar de refuerzos”.

En la temporada 2009 2010 el Santo chacarero prestó a Luís Romanos y Jonathan Castro a Policial; a Damián Agüero, Rubén Aguilera, Julio Vergara, Raúl Avellaneda y Hugo Martines al Ateneo; y a Imanol Uriarte Buteler a Villa Dolores.

Hasta aquí son pocos los clubes que han puesto mayor énfasis en el fútbol de inferiores de nuestra provincia. Por años se han traído refuerzos foraneos para representar a los equipos de Catamarca, pero son pocos los que han dejado un paso digno de recordarse. Lamentablemente, siempre ha primado el pensamiento que indica que “el pasto del vecino es más verde”.

Policial es la máxima expresión de fútbol de la provincia, por ser el único equipo que milita en el Torneo Argentino “B”. En este 2010 jugará su 6º temporada de manera consecutiva en al categoría. Policial sólo promocionó a un jugador proveniente de su canter: Marcos Bustamante en 2009 se rompió los ligamentos practicando con el plantel de Argentino “B”. El empresario y colaborador de Policial, Ricardo Gómez, se enteró a través de los medios de la situación de Bustamante, y posibilitó que Marcos viaje a Mendoza para ser intervenido quirúrgicamente.

En las cinco temporadas anteriores, Policial tuvo un promedio de 15 refuerzos por temporada, y en los últimos 3 torneos le costó al Estado provincial 432.000 pesos por año.

Comentarios