Michael Schumacher

Regreso sin gloria

Rompió con todos los records de la F1, pero decidió volver a la competencia sin mucha suerte hasta ahora.
miércoles, 11 de agosto de 2010 00:00
miércoles, 11 de agosto de 2010 00:00

Michael Schumacher fue siete veces campeón mundial y es el piloto que consiguió más títulos, más puntos, más victorias, más pole positions… en fin, batió 330 records y casi no queda estadística en la máxima categoría del automovilismo mundial que no sea encabezada por su nombre. Todas las plusmarcas le pertenecen, es el amo y señor en la historia de la Fórmula 1. Ya estaba retirado, descansando, y durante un par de años sólo se lo vio pasear por los sectores VIP de los circuitos. Pero este año decidió volver a competir, y ahora sólo sobrevive una pregunta… ¿para qué?
El supercampeón deambula en el pelotón de cada carrera, nunca subió al podio, y en las crónicas de la categoría ya casi ni se lo menciona. Testarudo, no da el brazo a torcer, y ya adelantó que seguirá corriendo el año que viene, pero nadie le encuentra sentido a la apuesta.
Su caso recuerda al de Guillermo Vilas, una gloria del tenis argentino, que demoró varios años en decidir retirarse, y aparecía en el circuito para perder con el número 290 del ranking… “Un campeón tiene derecho a elegir cómo morir”, contestaba Willy.
Algo parecido pensará Schummy, pero no debe ser fácil, porque su retorno ni siquiera tuvo impacto comercial, y sus muchos adversarios hasta señalan que sus increíbles logros eran mérito de los autos y no suyos.
Lo concreto es que Schumacher no logró hasta el momento mayor trascendencia en el marco del Campeonato Mundial de Fórmula 1 de la presente temporada, lo que hace que muchos se cuestionen si fue una equivocación su retorno a la actividad.
Cuando comenzó a formalizarse el regreso de Schumacher, instantáneamente comenzaron a sentirse comentarios a favor y en contra de esta actitud del heptacampeón mundial. Su retorno a las pistas podría servirle de ejemplo a los grandes pilotos de la categoría y también a los más jóvenes, dándoles una dura lucha, o podría suponer el mayor error y un consecuente desastre deportivo para el alemán. Con los resultados a la vista, muchos expertos y aficionados ya están considerando como un gravísimo error su regreso, porque no han podido ver hasta ahora al Schumacher que todos esperaban. Se suponía que, a pesar de los tres años de inactividad, Schumacher mantendría su potencial y la plenitud de su talento para poder plantearle lucha a los pilotos “top” de la categoría y demostrarles a los más nuevos los motivos y las condiciones por las que había logrado sus siete coronas mundiales. Y conociendo la alta competitividad del alemán consigo mismo, se esperaba que no otorgara ventajas de ningún tipo.
Pero hoy, el múltiple campeón está mezclado “en el montón” y hasta pierde con su compañero de equipo.
El equipo Mercedes ha trabajado duramente para intentar adecuar el auto de Schumacher a sus exigencias y necesidades. Incluso se comenta que la escudería está aprontando un nuevo auto para Schumacher, con mayor distancia entre ejes, lo que favorecería el accionar del alemán.
Más del 60 por ciento de los alemanes consideraron, en un encuesta, que fue un error que su compatriota Michael Schumacher regresará a la Fórmula Uno con la escudería Mercedes GP, luego de tres años en el retiro.
El 63.3 por ciento de los encuestados por la empresa “Promit”, especializada en sondeos y estudios de mercado con sede en Dortmund, cree que la vuelta del siete veces campeón del mundo al “Gran Circo” no ha sido una buena decisión.
Solamente el 33.5 por ciento de los ciudadanos alemanes entrevistados vertió una opinión positiva sobre el regreso de Schumacher a la máxima categoría, a sus 41 años de edad.
El holandés Jos Verstappen, compañero del “Kaiser” en su época como piloto del equipo Benetton, opinó en su columna en el diario “De Telegraaf”, que ahora se está observando al verdadero Michael de carne y hueso, el cual ya no puede hacer cosas extraordinarias como antes.
“Lo que estamos viendo ahora es que Schumacher es un hombre común, de carne y hueso, que ya no es capaz de hacer magia. Tal vez ha perdido su capacidad de conducción durante los tres años que ha estado jubilado”, indica el escrito.
Pero el más duro de todos fue Eddie Jordan, el hombre que le abrió las puertas de la Fórmula Uno con tan sólo 19 años. “La vuelta de Schumacher fue ‘un error enorme’, aseguró Jordan”.
“La vuelta de Michael Schumacher fue algo excelente para el deporte, pero para él personalmente fue un error. Volver a los 41 años para luchar con jóvenes que tienen 20 menos que tú es contrario a las leyes de la física y la medicina”, añadió.
Según Jordan, Schumacher “no tiene nada que ganar, aparte quizás de sentirse bien, pero ni eso. ¿Usted cree que le gusta perder contra Nico Rosberg (su compañero de equipo en Mercedes)?”, se preguntó.
Sólo Schumacher sabrá si vale la pena esta aventura. De todos modos, es un hecho que la historia lo recordará por sus impresionantes éxitos y no por esta temporada tan gris, impropia de un supercampeón como él.

Comentarios