Boca

Román matemático: suma pero divide

Su continuidad en Boca obligó a una ceñida votación en la Comisión Directiva de la entidad, y dejó abierta una división entre los miembros.
miércoles, 11 de agosto de 2010 · 00:00

“Boca puede pagar el contrato de Riquelme, pero no debe hacerlo”.
El ex tesorero de Boca, Daniel Angelici, sostuvo hoy que el club está en condiciones económicas de pagar el nuevo contrato de Juan Román Riquelme, pero no debe. “Una cosa es poder, otra es deber”, expresó.
En diálogo con radio La Red, Angelici explicó que la institución está bien económicamente “porque ha ingresado dinero con las ventas de Boselli, Gaitán y Monzón, por ejemplo, pero esa plata debía estar destinada para achicar déficit”.
El dirigente, que confirmó que se quedará como vocal hasta que finalice su mandato, admitió que la dirigencia no se comportó como debía y sí lo hizo el jugador. “Deberemos aprender de esto, porque nunca antes se votó un contrato en Comisión Directiva”.
Además, Angelici sostuvo que nunca dudó de la calidad de Riquelme como jugador, pero la extensión del contrato pretendida “era exagerada. Si la negociación era por dos años, no iba a haber oposición”.

Suma y división

Nadie puede negar que la continuidad de Juan Román Riquelme en el equipo que conduce el Bichi Borghi le suma una alta cuota de calidad, además de categoría y experiencia. Pero su continuidad abrió una seria división en la comisión directiva. Angelici, ahora ex-tesorero de la entidad, dejó en evidencia que era quien comandaba la oposición, y su derrota en la votación (9 a 8) puede convertirlo en presidenciable, si se tiene en cuenta que dijo “quiero a Riquelme, pero amo a Boca”. Empero los hinchas quieren triunfos, y esperan del volante que sea el conductor hacia un título, tal como se dio en el que logró en la Copa Libertadores de América.
Pero la división es aún más profunda, porque dejó claro que, para ganar en la votación, se necesitó de la “pata” macrista. Recordemos que desde 1995 una comisión no encontraba oposición en una contratación. Amor, con esta actitud, lava su imagen con el ídolo boquense, porque sabe que su futuro inmediato, y el de 2011, dependen pura y exclusivamente de los logros deportivos.

Comentarios

Otras Noticias