Fútbol Chacarero

En el Anual, lo mejor está en lo que viene

Cuando faltan cuatro fechas para el final del Anual, la pelea por la punta parece cerrarse para dos, mientras son seis los equipos a los que desvela el promedio.
lunes, 06 de septiembre de 2010 00:00
lunes, 06 de septiembre de 2010 00:00

El torneo entró en una recta. Y hay que acelerar, muchas veces sin medir las consecuencias, por que es la última.
Son sólo cuatro los capítulos que le quedan a este Anual, y la parte más apasionante de esta historia está por escribirse.
Son trascendentales los equipos que se cruzan en los partidos que restan. Se verán las caras rivales directos que luchan en la angustiante batalla para escaparle al descenso (Obreros – Social Rojas y Sumalao – La Tercena en la 18va, Sumalao – Defensores en la 17ma y La Tercena – Defensores en la 18va), y también habrá enfrentamientos de polos opuestos, entre los que están arriba y los que están abajo (Independiente – Obreros, Ateneo – La Tercena, en la 15ta, Sumalao – La Tercena en la 16ta, Social Rojas – Independiente en la 17ma y Ateneo – Obreros en la 18va).

En el fondo

Abajo, en el sótano, los promedios están muy ajustados, todos entreverados. Sacando a Social, que divide por menos partidos, pero que también está en la conversación, hay cinco equipos en solamente cuatro puntos. A Sumalao, La Tercena, Defensores y Obreros, se sumó de improviso Villa Dolores, que sumó sólo cuatro unidades en esta rueda. A favor de los del “Ofi” Vega hay un dato importante: ya quedó libre, mientras que en las cuatro fechas siguientes deben quedar libres Sumalao (15ta), La Tercena (17ma) y Social Rojas (18va). Es decir, le quedan doce puntos en juego, cuando a tres de sus rivales directos le quedan nueve.

¿Pelea para dos?

¿Dejó fuera de combate Sumalao al Ateneo Mariano Moreno? Es una buena pregunta. La tendrán que contestar los de Elías Pérez, que es el que tiene el plantel más rico, con la obligación que conlleva, pero a la vez es el que más lejos del puntero quedó.
El Deportivo Sumalao pudo ganar sin Héctor “Turco” Acosta, y hasta aquí no muestra síntomas de desgaste por tener que estar pendiente de las dos tablas: la del Anual y la del promedio. Le “respira en la nuca” al “Diablo” de San Antonio y tiene la misma cantidad de partidos por jugar.
Independiente sigue teniendo dos cartas fundamentales: casi nadie supo cómo ganarle (excepto Sumalao, en un partido con polémicas), y cuenta con un endiablado “Cucurucho” Cisternas. La paternidad que lo espera, lo tiene feliz y hace que hoy se lo vea en una de sus mejores versiones.
Queda todo en juego. Nadie puede darse el lujo de perder puntos, o de sentir que no juega por nada. Es fútbol: es mística, impredecible y hermoso. Cualquier cosa puede pasar.

Comentarios

Otras Noticias