El césped del estadio nuevo está totalmente dañado

No se le hicieron los cuidados debidos y quedó totalmente amarillo. No se puede jugar y habría que esperar al menos ocho meses para su recuperación.
jueves, 13 de enero de 2011 00:00
jueves, 13 de enero de 2011 00:00

El césped del Estadio Provincial Bicentenario está amarillo y quemado por el sol y la falta de riego. El “Coloso del Norte” había sido inaugurado el 30 de noviembre con toda la “pompa” política; hubo promesas de todo tipo sobre la obra del “siglo”, luego se jugaron sólo las finales del torneo Nacional Sub ‘17, donde no hubo ningún catamarqueño disputando el partido y tampoco ningún profesional.
Hoy el estado del campo de juego es poco menos que lamentable. El césped está totalmente amarillo porque al parecer nadie se hizo cargo del mismo. El Estadio tuvo un presupuesto final de casi cien millones de pesos, en los que incluía el mantenimiento del césped de la cancha de fútbol. Sin embargo, después del torneo, al parecer nadie se hizo cargo del mismo.
El gobernador, en aquel discurso, sostuvo que “el fútbol es el deporte más popular y una herramienta de paz”, pero con las condiciones que tiene actualmente la cancha, habría que replantar el césped y esperar al menos ocho meses para que se pueda jugar como semejante obra se merece.
La obra era fundamentalmente para practicar el deporte del balón pié, y ver a los mejores exponentes del fútbol local, nacional e internacional, como lo hacen Salta y San Juan en temporada de verano. O supuestamente este moderno estadio “iba a ser considerado como alternativa para la Copa América”, como había manifestado Ernesto Cherquis Bialo, hombre de prensa de AFA. Pero en estas condiciones es imposible.
Sólo ha pasado poco más de un mes de su inauguración y la falta de capacidad para mantener la obra ya está a la vista. La encargada de mantener deportivamente la estructura era la Secretaria de Deportes, que todavía no había tomado formalmente el mando.
El ingreso al Estadio está vedado, y todavía se siguen haciendo trabajos en el sector de cabinas y sanitarios para ultimar detalles. Lejos está el anhelo de los catamarqueños de poder ver un partido de fútbol en el estadio que se construyó para ese fin. Lejos está el poder apreciar un súper clásico, como el que se dará próximamente el 23 de enero entre Villa Cubas y San Lorenzo. Otra vez ese partido se disputará en el Malvinas Argentinas, que por más viejo que sea, el campo de juego está en condiciones.
Es mucho el dinero que se invirtió en la obra, y también en el campo de juego, dinero que salió de los catamarqueños, y es una verdadera lástima que quienes se deben hacer cargo de la manutención del “Coloso” no estén a la altura de las circunstancias.

A tiempo

Tadavía hay tiempo para recuperar las condiciones del terreno de juego, pero para eso hay que nombrar un encargado responsable para el cuidado del mismo, que sea un profesional agrónomo, o especialista en cuidado de césped de estadio. Si no, es lo mismo que tener un teatro sin escenario, un equipo de fútbol sin pelota, una pileta sin agua o un auto sin ruedas. El Estadio tiene que ser utilizado, para eso se construyó.

Comentarios

Otras Noticias