Amistoso FIFA

Argentina más que Portugal: 2 a 1

El partido se jugó en Ginebra. Ángel Di María y Lío Messi de penal, sobre la hora, anotaron para el “Albiceleste”. Cristiano Ronaldo para los “Lusitanos”.
miércoles, 9 de febrero de 2011 00:00
miércoles, 9 de febrero de 2011 00:00

El delantero Ángel Di María, tras una maniobra personal y asistencia de Messi, abrió el marcador a los 14 del priemr tiempo. Cristiano Ronaldo, de muy buen partido, empató para Portugal a los 21 minutos del mismo período.
Si el partido fue presentado como el duelo de los dos grandes cracks del fútbol mundial, tanto Messi como Cristiano Ronaldo asumieron ese protagonismo con personalidad, insertados dentro de dos equipos con disposición táctica y dinámica similar.
La estrella de Barcelona fue determinante en los primeros 20 minutos, al monopolizar las tres llegadas de peligro que generó el conjunto de Batista.
Después de alertar con un cabezazo, Messi irrumpió en el juego con su indescifrable habilidad para provocar la apertura del marcador en una excelente maniobra que inició y culminó Di María.
Por la derecha se gestó la acción que derivó en el empate: Nani encaró a sus marcadores, descargó para Carlos Martins, Nicolás Burdisso no pudo neutralizar un cabezazo defectuoso de Hugo Almeida y Cristiano demostró que también es oportunista.
Con la moral en alza, el crack de Real Madrid tuvo su momento en el partido y dos minutos más tarde ensayó una corrida por el centro del campo que terminó con un disparo cerca del palo izquierdo, tras rebotar en Gabriel Milito.
La primera del complemento, en apenas 30 segundos, con un desborde de Cristiano que Almeida cabeceó alto; la segunda a los 3 minutos -nacida de un saque de banda-, con un cabezazo bombeado que pegó en el travesaño y cuyo rebote fue desperdiciado por el hombre del Real.
La tercera, a los 11 minutos, fue la más peligrosa: Cristiano remató al arco, Romero dio rebote y Almeida tiró la pelota afuera a centímetros de la línea de gol.
Desde los 15 minutos, con los numerosos cambios, el partido perdió la intensidad.
Cuando el empate parecía consumado, Messi confirmó su llamado al protagonismo permanente. Fabio Coentrao derribó a Juan Manuel Martínez en el área y Messi resolvió el partido con un toque sutil.

Comentarios