Peligroso cruce de palabras y nombres en River

Almeyda aclaró que no se va salvo que lo echen y Lanzini sostuvo que le podría 'haber dado más confianza'.
jueves, 22 de noviembre de 2012 00:00
jueves, 22 de noviembre de 2012 00:00

Cansado de las críticas, tanto de los hinchas como del mismo seno dirigencial, Matías Almeyda ayer se plantó. Dijo que no se irá excepto que lo echen, que su contrato es hasta julio del año próximo y lo haría respetar. Sin embargo, el club millonario atraviesa una complicada vida política y el DT es el eje de críticas de varios integrantes de la comisión directiva.

Quizás cansado de escuchar nombres por los pasillos de River (Miguel Angel Russo, Ricardo Gareca o el siempre difícil fantasma de Ramón Díaz), Almeyda quiso plantar su bandera. Para colmo de males, se quejó por la falta de un enganche o conductor y desde el mismo plantel surgieron los reproches.

"Ojalá me hubiera tocado jugar de enganche. Son sus decisiones, pero me podría haber dado más confianza", se quejó Manuel Lanzini, quien este año volvió a préstamo de Fluminense de Brasil y para el DT ya "tuvo sus chances" de jugar como conductor, aunque en la mayoría de los partidos el juvenil lo hizo como carrilero por izquierda.

Si algo le faltaba a esta complicada vida interna que tiene River, se le sumó las dudas de continuidad o no de David Trezeguet y una nueva aparición de Ramón Díaz. El riojano, el técnico más ganador, habló ayer y dijo que, si bien respeta el trabajo de Almeyda, "todos los hinchas" le piden que vuelva.

En las tribunas del Monumental varios se animan a corear su nombre y parece que en la calle también. "Todos los hinchas me dicen que vuelva a River, pero hay que esperar, hoy hay un entrenador, está Matías", declaró en TyC Sports. "Es lógico lo que está pasando en River, se fueron jugadores importantes que hacían la diferencia, se está adaptando a Primera, no es fácil", declaró el riojano.

En, quizás, una maniobra para acercarse un poco más al presidente, Ramón Díaz volvió a apuntar a un sólo culpable por el descenso: José María Aguilar. "Es el primer responsable, vendió a grandes jugadores y podría haber armado un gran equipo", dijo.

Para colmo de males, estos días apareció Adalberto Román, el defensor paraguayo más criticado por los hinchas, quien debe volver ya que finalizará su préstamo con Palmeiras. "Me encantaría tomarme una revancha", dijo.

Así vive River este fin de año, sabiendo que debe sumar la mayor cantidad de puntos que quedan en el torneo. El próximo fin de semana el rival será Independiente, con el Tolo Gallego en el banco. Siete días después llegará al Monumental Lanús, con chanches de ser campeón y el Mellizo Guillermo Barros Schelotto como DT, para terminar el Inicial en San Juan, ante San Martín, uno de esos rivales a los que debe vencer para no volver a comprometerse con los promedios.

Fuente: Cancha Llena

Comentarios

Otras Noticias