Fútbol

Marcos Alfredo Cipoletti, el goleador del futuro

Tiene 14 años y juega en la Quinta División de Villa Cubas. También integró el seleccionado local.
jueves, 27 de diciembre de 2012 00:00
jueves, 27 de diciembre de 2012 00:00

Si se hace un repaso por las divisiones inferiores del fútbol local, la realidad muestra que está lleno de promesas, lo que marca un futuro promisorio para el más popular de los deportes. Pequeños futbolistas con pinta de crack hay muchos y la mayoría persigue el sueño de convertirse en el futuro en futbolistas profesionales.
Una de las mejores apariciones que dio el fútbol infantil en los últimos años en Catamarca es Marcos Alfredo Cipoletti, el delantero de 14 años que juega en la Quinta División de Villa Cubas.
Los que siguen el fútbol infantil de la Capital seguramente saben de quién se trata y no les hace falta tanta presentación.
Cipoletti, a pesar de su corta edad, tiene un físico privilegiado, es centro delantero y su principal característica es hacer goles.
Marcos Alfredo Cipoletti, un nombre para tener en cuenta en un futuro no muy lejano.
“Me fue bien, tuve un buen año, salimos campeones y pude estar en el seleccionado de Catamarca”, le dijo el jugador a El Esquiú.com para comenzar la charla, cuando visitó la redacción deportiva del diario acompañado por su padre.
Marcos no sólo vistió la camiseta de la Quinta de Villa Cubas, sino que en el año también se puso la casaca de Defensores del Norte, porque fue uno de los refuerzos que incorporó el “Albiverde” para jugar el Torneo Nacional de Clubes de categoría Sub 13 que organizó el Consejo Federal.
“Jugar en el Sub 13 de Defensores del Norte fue una muy linda experiencia, me tocó por ejemplo jugar en el estadio Bicentenario y en la cancha de San Martín de Tucumán”, contó.
Pero no fue esa su única experiencia a nivel nacional, porque también Marcos, integrando el equipo de la Escuela Clara Jeanet Armstrong, disputó la Copa Coca-Cola.
“Fue otra linda experiencia que tuve este año, salimos campeones a nivel provincial, luego del NOA en Tucumán y pudimos viajar a Buenos Aires para jugar la etapa nacional”, dijo orgulloso.
“Jugar en Ezeiza fue hermoso, no nos fue bien en cuanto a los resultados, pero vivimos una linda experiencia con mis compañeros”, señaló y agregó que “jugamos dos partidos y los perdimos, primero con Rosario 2 a 0 y luego con Corrientes 3 a 2 y en ese partido hice un gol. También jugamos un amistoso con Mendoza y marqué otro gol”, completó.
Marcos arrancó en el fútbol hace cinco años jugando en la Séptima División de Villa Cubas, y hoy junto a ese grupo de jugadores –en su mayoría- se consagraron campeones en Quinta División.
“Este año en Villa Cubas hice 27 o 28 goles y en Defensores del Norte hice 8”, contó, para ratificar su estirpe goleadora.
“El objetivo para el próximo año es seguir en Villa Cubas y ojalá que pueda salir campeón de nuevo”, afirmó.
Marcos también jugó algunos partidos en Cuarta y adelantándose a lo que puede venir el próximo año, dijo que “si el próximo año ando bien, puedo tener la posibilidad de entrenar con el plantel de Primera”.
Marcos no es la excepción y como todo jugador de su edad, sueña con ser un futbolista profesional y jugar en el fútbol grande del país.
“Cuando jugué en el seleccionado de Catamarca me hablaron de San Martín de Tucumán, Estudiantes de La Plata y Tucumán Central”, contó sobre las primeras propuestas que le llegaron, afirmando que “me gustaría vivir del fútbol”.
Marcos tiene una familia muy futbolera, “mi abuelo y mi viejo juegan, lo mismo que mi primo Lucas, que lo hace en San Lorenzo de Alem, por eso la familia está repartida entre Villa Cubas y San Lorenzo”, dijo entre risas Marcos, a quien muchos ya lo bautizaron como el “goleador del futuro”.
 

Comentarios

Otras Noticias