Atl. Policial

“Chaza” piensa en los refuerzos

Con la confirmación de la “limpieza”, ahora la mente del entrenador está en los reemplazos.
sábado, 8 de diciembre de 2012 00:00
sábado, 8 de diciembre de 2012 00:00

Con la confirmación de las cuatro bajas, como lo había adelantado El Esquiú.com, pronto llegará la hora de pensar en los refuerzos.
Por determinación del entrenador Andrés Chazarreta dejaron de ser parte del plantel de Argentino B del Atlético Policial el uruguayo Fabián Morais, Lucas Godoy, Guillermo López y el defensor de Olavarría, Enzo Suárez. El viernes a la noche todos hablaron con la dirigencia y sólo andan dando vueltas por la provincia a la espera de cobrar lo que el club les adeuda por sus servicios. Nada más. Esto abre la puerta para ver cómo se completa el cupo de dos refuerzos para la segunda parte del campeonato, que arrancará el 27 de enero.
Primero que nada, “Poli” descomprime económicamente su plantel, más teniendo en cuenta los elevados sueldos del cordobés Godoy y del internacional Morais. Esto también fue pensando en los que vendrán: para traer jugadores de categoría, hay que tentarlos en lo deportivo y por su puesto, en lo monetario.
Hasta ahora en el cuerpo técnico no se habló de nombres, aunque sí de posiciones. Mañana lunes en San Juan, en la previa del choque frente al escolta Villa Krausse, será un buen momento para que Chazarreta, Marcelo Mendoza y el profe Edgardo Lezana charlen tranquilos y empiecen a tirar nombres.

Los puestos

No hay nombres y ni siquiera una charla compartida entre dirigentes y cuerpo técnico respecto de los refuerzos. O por lo menos es lo que dejaron saber.
Sólo dos jugadores permite traer el reglamento y hay que elegir bien. No como se hizo con los cuatro muchachos que se van, ya que su fracaso también lo es en parte del entrenador y la dirigencia. Porque López fue más de lo mismo, Morais vino sin pretemporada y por videos, y al pobre Suárez lo llenaron de defensores a la vuelta y no de oportunidades.
Analizando el plantel en su conformación, el primer dato a tener en cuenta es que sólo hay dos volantes centrales: Carlos Rivero (con un promedio de una amarilla cada partido y medio) y el riojano Alexis Brizuela, que ha jugado de todo menos de cinco.
Tiene jugadores que pueden ocupar esa posición, como Héctor Acosta por ejemplo, que jugó un partido ahí, o muchachos como Sacallán o Luis Seco, a los que les sobra talento para cumplir. Pero otro cinco natural “Poli” no tiene.
Se suma otro inconveniente con la salida de López, porque sólo queda para jugar de ocho Darío Olmos. Un volante que pueda cumplir esos puestos es la fija para el primer refuerzo.
Cuando llegó Morais todos esperaban un monstruo del área, que jerarquizara al equipo y fuera capaz de dar vuelta una historia. Lo más seguro es que se apunte nuevamente a alguien que pueda reunir esas características. Hará falta más tino para elegir, seguramente.
El “Matador” tiene el 90% de la mente puesta en Villa Krausse y en ganar para terminar segundo. Y el otro 10% en los jugadores que traerá.

Comentarios

Otras Noticias