Anécdota que refleja el verdadero “espíritu Dakar”

Zyla continúa gracias a un catamarqueño aficionado del automovilismo y la fotografía.
miércoles, 16 de enero de 2013 00:00
miércoles, 16 de enero de 2013 00:00

Daniel Monasterio,el catamarqueño, aficionado del automovilismo y la fotografía, vivió una experiencia inolvidable: “junto a mi familia estábamos en la localidad de El Chorro, en el departamento Ancasti. Creyendo que ya había culminado la competencia, decidí emprender el regreso hacía la ciudad capital. Grande fue mi sorpresa cuando en una recta corta me encontré de frente con un auto del Rally en cuyo tramo era imposible el paso de ambos vehículos. Me hicieron detener y el copiloto Pierre Calom (Francia) quien iba en el Mitsubichi 416 me pregunta: ¿Oyé tienes una correa? A lo que sin pensar le dije que lo traía de nuevo hasta la casa –en El Chorro- y allí buscaríamos la solución. Mayúscula fue la sorpresa de mi familia al verme llegar de nuevo a los pocos minutos pero esta vez acompañado de un piloto. En unos breves minutos emprendimos el regreso hacía el 416 (Mitsubichi al comando de Darius Zyla, Polonía). Al ver que la correa no era la misma, Zyla, lamentó: game over! , entonces sin dudarlo, le pregunte a Pierre si quería venir hasta la ciudad a comprar una correa para continuar viaje, a lo que sorprendido me preguntó: ¿Me llevarías hasta allá? Le dije que si pero que eran como 200 km entre ida y vuelta y me dijo: "Carlos, vamos ya", e inmediatamente emprendimos el viaje a la ciudad donde llegamos a un reconocido comercio del Señor Gustavo Carrizo (h) y nos volvimos” narró el aficionado. Seguidamente, contó “Quiero hacer una aclaración: al no contar con su equipo, ya daban por perdida su participación. Le dije a Pierre: Estaremos si Dios quiere antes de las 20 en El Chorro, y así fue, llegamos a las 19.55 (trayecto desde El Chorro a la Capital y desde la Capital a El Chorro 207 km). Como Catamarqueño siento un inmenso orgullo y le doy gracias a Dios que la dupla Calmon – Zyla se hayan quedados varados en El Chorro” concluyó en el relato de una magnifica anécdota que refleja el verdadero “espíritu Dakar”.

Radio Valle Viejo

Comentarios

Otras Noticias