Un fútbol argentino con refuerzos contados

Por las dificultades económicas, los clubes demoran en concretar los pases que piden los técnicos.
miércoles, 02 de enero de 2013 00:00
miércoles, 02 de enero de 2013 00:00

Si sigue así, la vuelta al trabajo de la mayoría de los equipos de primera será como una prolongación del año pasado con apenas sutiles retoques. Poco y nada cambiaron los equipos con el lento movimiento del mercado de pases, que apenas puede apuntarse a Daniel Montenegro, en Independiente, como nombre de mayor trascendencia. Paradójicamente, el que podría ser considerado uno de los refuerzos estelares del verano no entra en la categoría de pase, ya que si Juan Román Riquelme acepta la propuesta de Carlos Bianchi y Daniel Angelici para volver a Boca, lo hará en el contexto del contrato que está vigente hasta mediados de 2014 y fue suspendido en julio último, cuando el N° 10 se retiró por sentirse "vacío". El resto hizo lo que pudo, entre tesorerías averiadas y un muestrario de apellidos que aún no encendió el entusiasmo.

Muchos prefirieron asegurarse la continuidad de los pilares antes que traer la primera cara nueva. Fue el caso de Independiente, que tendrá por delante una dura pelea por la permanencia: Ernesto Farías renovó el préstamo (por seis meses) y más tarde llegó el Rolfi. Sigue en busca de otro atacante y se mencionan a los uruguayos Martín Cauteruccio, de Quilmes, y Carlos Bueno, ex Queretaro, de México.

Racing, por ahora, no trajo a nadie, pero se preocupó por mantener a sus jóvenes revelaciones: Ricardo Centurión, Luciano Vietto y Luis Fariña, pese a las suculentas ofertas que amagan con llegar desde Europa. No se descarta que la Academia haga algún negocio en el futuro.

Otro que compró fue River, que trajo a Leonel Vangioni, de Newell's. Los millonarios, además, tienen en un puño a Juan Manuel Iturbe y sólo faltan detalles para que el delantero de Porto firme el préstamo por seis meses, por 400.000 dólares. Eso sí: llegará después del Sudamericano Sub 20, que a partir del miércoles próximo se disputará en Mendoza y San Juan. Por Núñez también hubo un regreso controvertido: Adalberto Román, pedido por Ramón Díaz para no ocupar una de las plazas en un defensor; tras la recordada mano en el Promoción frente a Belgrano, que terminó con el descenso de River, el paraguayo -duramente resistido en Núñez- estuvo a préstamo en Palmeiras, de Brasil, con el que también perdió la categoría.

Ninguno hizo movimientos alocados

Boca se ocupó de los problemas internos y reavivó la llama de Carlos Bianchi. En tanto, por estas horas se espera la respuesta de Juan Román Riquelme, que habría cancelado sus vacaciones en Cariló para volver a Buenos Aires, lo cual es interpretado por algunos allegados como una señal de que dará una respuesta positiva. De todas maneras, hasta ayer, el N° 10 no se había comunicado con Bianchi ni con Angelici. En busca de un zaguero central, insistirán en el paraguayo Paulo Da Silva, operación en la que a Pachuca (México) le podría interesar algún delantero de Boca. También está agendado el uruguayo Coates, que se irá de Liverpool, aunque su pretensión es continuar en Europa.

San Lorenzo sueña con Fabricio Coloccini para reemplazar al capitán Nicolás Bianchi Arce, transferido a Pescara. El Ciclón apela a la parte afectiva: Coloccini, destacado en Newcastle, de Inglaterra, ya jugó en San Lorenzo, y su padre, Osvaldo, asumió como coordinador del fútbol amateur. Igual parece complicado.

Uno de los que se apuró fue San Martín que contrató a Damián Ledesma (ex Racing e Independiente) y Santiago Hoyos (ex Lanús) por las serias lesiones de Francisco Mattia y Mauro Bogado; entonces, no se descarta algún refuerzo más. La restante incorporación estuvo en Godoy Cruz, en el que Martín Palermo dio el visto bueno para la llegada de José Luis Fernández, que jugó la última temporada en Olhanense, de Portugal.

Estudiantes, ahora con Juan Sebastián Verón como mánager, tiene una prioridad: resolver la situación de Gastón Fernández, cuyo contrato se venció; además, el delantero tiene pendiente una sanción de cuatro meses, aplicada por el Tribunal Arbitral del Deporte por su conflictiva salida de Tigres, de México.

En Belgrano, Ricardo Zielinski dijo que no llegará nadie si no se va nadie. En Lanús, Guillermo Barros Schelotto insiste en un delantero tras la negativa de Mauro Boselli, de Wigan, de Inglaterra. Newell's hace fuerza por el regreso de otro hombre de la casa: Pablo Guiñazú, actualmente en Inter, de Brasil. En Tigre, Néstor Gorosito está a punto de llevarse a un viejo conocido: Gabriel Peñalba, dado de baja en Argentinos.

Como en todo mercado se escuchó un nombre al que muchos buscaron: Juan Manuel Martínez, con poca continuidad en Corinthians, de Brasil. Ni más ni menos que Boca, River, Independiente, Racing y San Lorenzo aparecieron como probables destinos del Burrito. Aunque, difícilmente, podrán ponerse de acuerdo con los brasileños por un préstamo. Es más, River ya dijo que no hará gestiones, y Boca, aunque sin palabras oficiales, seguiría el mismo camino.

Muchos retomarán las tareas sin demasiadas novedades. Por lo menos, no de las que más les hubiesen gustado a los técnicos.

Las caras nuevas

Sin contar los futbolistas que volvieron a los clubes después de los préstamos, éstas son hasta ahora las incorporaciones en el receso: Godoy Cruz, José Luis Fernández; Independiente, Daniel Montenegro; River, Leonel Vangioni; San Martín (SJ), Damián Ledesma y Santiago Hoyos.

Entre las despedidas Los equipos de primera tuvieron algunas salidas significativas. Por ejemplo, Rolando Schiavi se despidió de Boca y aún no está confirmado si jugará en China. En Estudiantes, se retiró Agustín Alayes y ya forma parte del grupo de trabajo de Juan Sebastián Verón. Barcelona, de Ecuador, se llevó a un emblema de Godoy Cruz, Nicolás Olmedo, y a Gonzalo Castillejos, de Lanús. En Independiente, el entrenador Américo Gallego prescindió de Víctor Zapata y está en duda Eduardo Tuzzio. All Boys perdió a su artillero, Mauro Matos, que pasó a San Luis Potosí, de México. En Argentinos, el técnico Gabriel Schurrer le bajó el pulgar a uno de los referentes: Juan Sabia.

Comentarios

Otras Noticias