Evocación

Fernando Edgar Romero (Poroto), deportista de buenos sentimientos

jueves, 3 de octubre de 2013 00:00
jueves, 3 de octubre de 2013 00:00

“Los medios de comunicación pueden y deben promover la justicia y la solidaridad, refiriendo con verdad y cuidado los acontecimientos, analizando en modo completo las situaciones y los problemas, y dando voz a las diversas opiniones”.(x)

(LUCÍA VELARDI-Comp. PAPA JUAN PABLO II- Los días del silencio-La herencia de un gran Papa. Año 2008. Ed. Ciudad Nueva.Pág.32. Bs. As. Argentina)-(x)

“No queremos pasar indiferentes ante el hermano, no queremos destruirnos entre hermanos. Queremos encontrarnos como hermanos, trabajar para que esa fraternal cultura del encuentro sea realidad”.

(ISAAC GÓMEZ LEÓN-Comp. PAPA FRANCISCO- Soplo de Esperanza para un mundo sofocado. Año 2013. Ed.Claretiana.Pág.109. Bs. As. Argentina).

“Para custodiar, tenemos que cuidar de nosotros mismos. Recordemos que el odio, la envidia, la soberbia ensucian la vida. Custodiar quiere decir entonces vigilar sobre nuestros sentimientos, nuestro corazón, porque ahí es de donde salen las intenciones buenas y malas. Las que construyen y las que destruyen. No debemos tener miedo de la bondad, más aún, ni siquiera de la ternura”.
(MARIANO DE VEDIA- FRANCISCO EL PAPA DEL PUEBLO-La primera biografía del hombre que quiere cambiar la Iglesia. Año 2013. Ed. Planeta. Págs.233, 234. Bs. As. Argentina)
El fútbol, esa disciplina deportiva que apasiona a millones de aficionados contenidos en todo el universo, día a día, sus verdaderos protagonistas- los jugadores profesionales y amateurs- brindan, para el deleite de sus seguidores, maravillosas jugadas que culminan con las conquista de lo más preciado del juego : el gol.
En ese contexto, siento remembranzas de aquellos momentos felices que Dios me permitió gozar de las habilidades de grandes futbolistas de nuestro medio que cumplieron brillantes campañas, muchos de ellos ya fueron reconocidos- en su oportunidad- por la prensa oral, escrita y televisiva, otros en cambio, quedaron injustamente olvidados- especialmente, los más humildes, que también merecen ser nominados por los medios periodísticos pertinentes, careciendo- aunque más no sea, de un mínimo recordatorio de sus vivencias deportivas.
Lo precedentemente expuesto, sirva como una sincera introducción a una modesta entrevista mantenida con un verdadero deportista de buenos sentimientos, muy agradecido de sus mayores con los cuales compartió tiempos de gloria, enalteciendo el deporte catamarqueño a nivel nacional; me estoy refiriendo al señor FERNANDO EDGAR ROMERO (79), un “ícono” del deporte local. (Dicho esto en mi modesta opinión).
Para conocer “algo” de su trayectoria futbolística, concertamos una respetable entrevista- la que se llevó a cabo en su domicilio el día miércoles 18.09.13, esto nos relató:
“Comencé a jugar al fútbol a los 10 años de edad en la ciudad de Cruz del Eje (Córdoba). Primeramente lo hice en los campeonatos de Baby Fútbol. Integrando un equipo que se llamaba Club Instituto de Tráfico, con el cual nos clasificamos campeones en el año 1945. Recuerdo cuando nos enfrentábamos con Miguel Romero en baby fútbol, aquel gran jugador de Talleres de Córdoba- hoy es un retirado del fútbol y que fuera compañero del “Beto” Salas cuando jugaba en la 1ra división de los “Tallarines”/” Creo que ambos, Romero y Salas se probaron en River Plate de la AFA”, Luego dijo: “Tiempo después pasé a integrar el equipo que representó a Catamarca en el 1er Campeonato de fútbol Infanto-Juvenil “Evita”, año 1950”/” El equipo estaba compuesto por jugadores de los clubes Juventud Unida de Santa Rosa y del Deportivo Unión (“Los Patrias”), se hizo un combinado entre ambas instituciones con “players” de 15 años de edad promedio, la escuadra era dirigida por dos técnicos, Rodolfo “Avión” Rodríguez (de Juventud Unida) y Luis Bevilacqua (del Deportivo Unión), todo ello se hizo por decisión del señor Duilio Brunello que en ese entonces era un alto funcionario del gobierno de Catamarca. Al equipo precitado le cupo una actuación sobresaliente, llegando hasta las instancias finales. La desaparecida revista “La Cancha”(de Buenos Aires- de tiraje nacional), destacó la brillante campaña del elenco catamarqueño”.
A continuación añadió: “Con el “Gringo” Brizuela (Q.E.P.D.), formamos el ala izquierda en los equipos que nos tocó jugar”./ “ En el año 1957, jugué en la 1ra división del club Sarmiento de nuestro medio, teniendo como compañeros a grandes figuras del fútbol local, así como lo testimonia la fotografía que se acompaña al presente informe. Tiempo después entré a trabajar en el ex Banco de Catamarca, razón por la cual dejé la práctica del fútbol, además, ya tenía problemas en la visión para ver de lejos, por ello dejé de concurrir a ver los partidos en la cancha de la Liga Catamarqueña”. En relación al fútbol actual, esto reflexionó: “Lo veo muy cambiado en sus esquemas, yo soy partidario del diagrama clásico del 2-3-5, dos zagueros, tres de línea media y cinco delanteros netamente ofensivos, que daba lugar a jugar un fútbol más de ataque. Hoy, los DT elaboran un esquema muy defensivo que no da resultados positivos, relegando la esencia del juego, del gol. Esta es mi opinión”/ “Por tanto, me quedo con el fútbol ofensivo, del que busca ganar con goles, y me adhiero a esa reflexión popular que dice: “No hay mejor defensa que un buen ataque” (para pensarlo ¿no?).
Seguidamente indicó: “Hoy, el fútbol que se ve, es de neto corte guerrero, se pega mucho, las protestas son constantes, a los árbitros les cuesta erradicar esas actitudes antideportivas dentro de un campo de juego, y eso es lo que enardece a las hinchadas, por eso está prohibido el ingreso a las canchas al público visitante, situación peligrosa que empañó a esta noble disciplina deportiva”.
Llegando al término de la sincera entrevista, recalcó: “Reitero, no me gusta el fútbol actual, es muy brusco, me quedo con aquel fútbol romántico y señorial que nos brindaron nuestros mayores en décadas que no volverán”.
Así es el “Poroto” Fernando Edgar Romero, humilde y respetuoso deportista, olvidado por muchos “sabiondos” del ambiente futbolero de nuestro medio, que no lo conocieron, pero es reconocido por quienes tuvimos la suerte de verlo en acción con su juego realmente práctico y positivo.
De esta manera lo recordamos y lo reconocemos por su sencillez de persona, mientras pasan los años.

José “Pepe” Bustos

Comentarios