River vendió "involuntariamente" entradas para el sector clausurado

Así lo confirmó el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, por Radio 10.
jueves, 3 de octubre de 2013 00:00
jueves, 3 de octubre de 2013 00:00

El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, sostuvo que la dirigencia de River confirmó que la venta de entradas para la platea Centenario alta del estadio Monumental fue por un "error involuntario".

"Habíamos dado expresas directivas a River y la modalidad que tenía que trabajar en este partido del domingo. Ante inspecciones realizadas y viendo que se estaban vendiendo entradas, le hemos dirigido una carta al club y confirmaron que por un error involuntario se habían venido plateas en la Centenario Alta", precisó en diálogo con "Hola Chiche" por Radio 10.

Berni consideró que "es una irresponsabilidad del Club River Plate" y se lamentó de que el operativo policial del domingo "no va a ser tranquilo porque los que comprar las entradas de la Centenario Alta van a querer ir a reclamar".

El Comité de Seguridad en el Fútbol clausuró en la tarde de este miércoles la platea Centenario alta del estadio Monumental de River, con capacidad para 1.710 personas, de cara al superclásico del domingo frente a Boca, por la décima fecha del torneo Inicial de fútbol.

La medida se tomó porque River comercializó esas 1.710 entradas, que eran para socios, pese a que el Ministerio de Seguridad lo apercibió hace dos semanas para que no lo haga.

"Hemos decidido clausurar ese sector debido a que es una combinación peligrosa ya que las directivas eran bien claras. Las entradas tenían que ser canjeadas por los socios", explicó Berni.

Según el funcionario, la decisión tiene que ver con "la lucha contra las barras bravas y la repartija de plata que genera el partido" por lo que hay que atacar "la reventa de entradas y situaciones como estas que son parte de la complicidad tanto por comisión u omisión".

En relación al operativo de seguridad, Berni adelantó que habrá "un número importante de policías" con presencia de Gendarmería y Prefectura. "La prioridad es que el domingo no existan inconvenientes. Vamos a tener que poner la cantidad de efectivos y recursos tecnológicos necesarios para evitar estas situaciones", agregó.

Por último, ratificó la decisión de jugar sin público visitante porque "hay muchos intereses en que las cosas salgan mal y los visitantes vuelvan a la cancha por un tema puramente económico".

"No estamos dispuestos dar un solo paso atrás en esta confrontación con los violentos en el fútbol", concluyó.

Comentarios