El recuerdo de un grande del pedal

Ramón Oscar Brandán, un ex ciclista de importante campaña

José “Pepe” Bustos, habitual colaborador de El Esquiú.com, rememora la carrera de un destacado deportista catamarqueño.
domingo, 29 de diciembre de 2013 00:00
domingo, 29 de diciembre de 2013 00:00

“BUSCA LA MEJOR FORMA PARA COMUNICARTE. Comunicar es mucho más que distribuir noticias. Es la acción de poner algo en común; la comunicación humana entraña establecer vínculos entre las personas…(…). No es suficiente decir que la comunicación es humana cuando se establece entre seres humanos. Fácilmente podemos observar que hay un tipo de comunicación que hace al hombre más plenamente hombre y otras formas que van limitando su capacidad de actuar, sentir y pensar con libertad, con alegría, con creatividad. La comunicación es más humana cuanto más ayuda a los hombres a ser más plenamente humanos”.
(MARIO BÉRGAMO – La felicidad del Papa Francisco. Palabras de amor, paz e inspiración para alcanzar la dicha. Editorial Robimbook. Página 117. Barcelona. España. Año 2013).

Amigo lector, cada vez que concurrí a presenciar un festival deportivo – ciclismo competición- verificado en estas últimas décadas, en nuestro medio, no puedo dejar de recordar aquellas carreras donde la pertinente disciplina fue realzada por muchísimos ciclistas de grandes trayectorias que enaltecieron el prestigio de nuestra provincia de Catamarca a nivel nacional e internacional, como en los casos de Darío Díaz (en Uruguay y Puerto Rico), Franco Cata (en Suiza), Raúl Alaniz (en Italia), Jesús “Frangollo” Sigampa (en la 1ra Vuelta Ciclística del NOA. Década de los años ’40, donde enfrentó a ciclistas europeos en época de post-guerra mundial 1945), Juan Miguel Benítez (en Estados Unidos y Perú) y últimamente, con el juvenil Nicolás Navarro (h) (en Escocia).
Por ello deseo en esta ocasión, referirme a un exciclista de importante campaña en el concierto provincial y nacional, injustamente olvidado por el periodismo en toda su expresión, el mismo se llama Ramón Oscar Brandán (81). Este corredor que formó parte de aquel inolvidable grupo de compañeros y amigos ciclistas que conquistaron, en la década de los años 40, espectaculares éxitos durante su positiva trayectoria, lucía bien alto su calidad y su muy buen estado de forma. Era fantástico verlo correr, ¡emocionante!, difícil de olvidar, daba “Palo” y “Leña” en cuanta competencia intervino.
Cuando corría conformando equipo para “combatir al enemigo”, se producían verdaderos “duelos” entre velocistas (sprinters) y gregarios (peones de apoyo), de tal manera que salía al “ruedo” con una táctica y estrategia perfectamente preconcebidas. Allí el “Chacho” Brandán, demostraba todo su repertorio de un experimentado pedalero, velocidad de piernas, de fuerte pisada de pedal, calculador, sereno para ir a rueda, atento en las definiciones y embalajes. Así lo vi a este humilde y respetuoso corredor, con quien recientemente mantuvimos una cordial entrevista, en la cual recordamos diversos momentos vividos en competencias que están incluidas en su importante palmarés. En dicha ocasión, el “Chacho” Brandán nos relató respecto de su comienzo ciclístico;
“En el año 1949 compré en el negocio de Mentasti y Kripper, una bicicleta de carrera importada marca Romasport, el ciclismo me entusiasmaba sobremanera. Lo veía correr a Patricio Saseta, ‘Negro’ Arce, ‘Yolo’ Peressoni, a Vizcarra, al ‘Frangollo’ Sigampa, y a muchos otros créditos de esa época y comencé a practicar, entrenándome fuerte para luego intervenir en las carreras que se hacían todos los fines de semana”/ “Yo tenía 20 años, integrándome al grupo de ciclistas que lo componían Juan Pucheta, Facundo y Vicente Tapia, Aniano Medina, Jesús Varela, Horacio Chazarreta, Néstor Navarro, Santiago Bulacio, Antonio Humberto Collante, Eduardo Ovejero, Valentín Galván, Pedro y ‘Curucuta’ Reynoso, ‘Curiaca’ Martínez y tantos otros”. Seguidamente dijo: “Al ciclismo le hice desde 1949 hasta 1957. En 1954 gané la ‘Doble La Puerta’. Largamos desde la plaza 25 de Agosto, yo no era trepador, por esa razón perdí mucho terreno, llegué a 10 minutos del puntero que fue Jesús Varela; Patricio Saseta que nos dirigía, me dijo: ‘Negro quedate tranquilo porque el regreso es tuyo’. Largué en la forma que llegué, es decir, con 10 minutos de retraso con relación al líder de la 1ra etapa. Me sentía bien, llegando al murallón del dique Las Pirquitas, lo alcancé a Jesús Varela y le dije: Pegate a mi rueda, y me contestó: ‘No, andate nomás, no estoy bien, vengo mal’, entonces continué pedaleando en busca de los punteros que eran ‘Joshue’ Galíndez y Juan Pucheta. Los atrapé en el sector de bajada, por lado de La Carrera, venía con una multiplicación de extrema velocidad, con 50 dientes de plato grande por 14 dientes de piñón que equivale a un avance de 7.63 metros por pedaleada (un giro de pedal sobre el eje), cerca de la confitería “La Sirena”, los superé a los dos y me vine en solitario hasta la llegada con una ventaja de más 300 metros. En verdad, fue una carrera durísima, agobiante, ‘rompehuesos’”.
A continuación señaló: “También, en 1954 corrí en equipo con Jesús Varela las ‘Seis horas a la americana’ en el circuito de ‘La Placita de La Estación’ (25 de Agosto), carrera que ganamos en dos ediciones.”/ “En esa época participé en varias carreras de largo aliento: ‘Doble La Merced’, ‘Ida y Vuelta a La Rioja’, ‘Doble Chumbicha’, clasificando dentro de los 10 primeros puestos.” / “En 1957 corrí la carrera de Chilecito a La Rioja, de 222 km. que ganó Jesús Varela, 2do fue el ‘Tortilla’ Mercado y yo clasifiqué en 4to lugar. En el mismo año, nos clasificamos con Valentín Galván para representar a Catamarca en el campeonato Argentino de Ciclismo llevado a cabo en la provincia de Salta, con una clasificación muy lejana con relación a los triunfadores, pero ello nos sirvió para ganar en experiencia por lo menos. Posteriormente me fui a Córdoba a trabajar, hice muy buen dinero pero no lo supe aprovechar, cosas de la vida que le dicen”./ “Corrí varias carreras en el Parque Sarmiento, me fue bien figurando en el marcador”.
Al final de la breve entrevista añadió: “Así llegó el final de mi campaña como ciclista de competición, no me alejé del todo, porque sigo yendo a presenciar las carreras, siempre que mis ocupaciones lo permitan, pues el ciclismo para mí es una de las disciplinas deportivas que tanto quiero”.
Sentidas y emocionadas palabras de un exciclista de importante campaña. Amigo lector, le deseo felices fiestas y que la Paz reine en vuestro hogar. Será hasta el año que viene, si Dios quiere.

 

José “Pepe” Bustos

Comentarios

Otras Noticias