Ironman

“Lo sentí como una revancha”

Elisabetta llegó a la provincia, luego de haber participado en una fecha del Circuito Mundial de Triatlón, en Cozumel, México.
lunes, 9 de diciembre de 2013 00:00
lunes, 9 de diciembre de 2013 00:00

Marcela Elisabetta tuvo su revancha en el Ironman de Cozumel, México, al lograr finalizar la dura carrera que se corrió días pasados, ya que el año pasado fue descalificada. La atleta catamarqueña se preparó durante varios meses para llegar de la mejor manera a una de las carreras más duras del circuito del triatlón mundial.
El Esquiú.com entrevistó a Elisabetta en su regreso a la provincia de Catamarca, y nos comentó lo siguiente: “Lo sentí como una revancha, porque me vine muy apenada el año pasado, cuando cedió mi voluntad al descalificarme por una descomposición física. Por ese motivo, este año me preparé mucho mejor, y tuve un entrenamiento planificado”.
Además, la atleta catamarqueña agregó: “A esta competencia fui más segura, a pesar de tener un poco de miedo en el agua, y tuvo sus resultados el gran trabajo previo que hice”.
Cuando se le preguntó por las diferencias entre el año pasado y ahora, nos comentó: “El clima en Cozumel estuvo casi igual. De hecho, cuando llegué, el agua estaba muy movida, y habían cerrado el puerto por tres días, debido a un “frente sur”, como suelen llamar los mexicanos a los vientos en esa zona. Por ese motivo, desde la organización decidieron cambiar el recorrido de natación y lo redujeron a 3100 metros, para evitar el abandono masivo que hubo el año pasado”.
Por otra parte, añadió: “El nivel de competidores es variado, porque hay desde atletas de elite que viven de esta profesión, hasta competidores amateurs que tienen que entrenar estas distancias para poder competir”.
También habló sobre la decisión de participar en su tercer Ironman: “El triatlón me apasiona; todo lo que es nadar, andar en bici y correr. La idea de participar en un Ironman surgió cuando mi compañero deportivo, Walter Cabrera, me dijo que corramos un medio Ironman, que a mí me parecía una locura; pero me animé y corrí en Las Termas, en Santiago del Estero. Eso fue en el año 2011. Cuando íbamos corriendo, en plena competencia, venía hablando con un atleta cordobés, Marcelo Burgos, quien me dijo que había un Ironman en Punta del Este y que era cerca para poder participar”.
“Cuando me hablaron de esta competencia, me pareció utópico, ya que sólo la miraba por televisión; pero finalmente con Walter decidimos hacer un entrenamiento acorde, y así fue que enfrenté mi primer Ironman”, fueron las palabras de Marcela.
Asimismo, apuntó sobre su entrenamiento. “Es un sacrificio bastante grande entrenar y ser constante, respetar los planes de entrenamiento, las comidas. Todo esto implica realizar un trabajo extra, ya que en mi caso salgo de trabajar a las 14; por lo que sólo tengo tiempo de comer y ahí no más pasar a los entrenamientos. Además, soy mamá”, resaltó.
Todas las competencias de Ironman comprenden un circuito mundial. Además, son clasificatorias por el tiempo y por categoría para el Mundial de Iroman, que se realiza en Hawaii.
Por último, añadió que “es muy complicado llegar a ese nivel, por los competidores de elite que hay en el mundo. Por ahí, uno se puede entrenar muy fuerte, pero es bastante difícil llegar a una cita mundialista”, sentenció Marcela Elisabetta.
El próximo año buscará competir en los Ironman de Sudáfrica y Australia. Su deseo es salir del continente para realizar fechas del circuito mundial. La deportista catamarqueña agradece el apoyo de todos, y en especial, el de la secretaría de Deportes y el de YMAD.

Comentarios

Otras Noticias