El festejo nazi le costó caro: suspendido de por vida

domingo, 17 de marzo de 2013 00:00
domingo, 17 de marzo de 2013 00:00

El futbolista griego Giorgos Katidis dijo que no sabía que se trataba de un gesto nazi, y haber festejado un gol con el brazo derecho en alto le costó muy caro: fue excluído de por vida de la selección de Grecia.
Katidis festejó con el inconfundible saludo nazi al anotar un gol para el AEK de Atenas en el triunfo por 2-1 ante el Veria FC.
"La acción del jugador de saludar a los espectadores al estilo de los nazis ofende gravemente a todas las víctimas de la barbarie nazi y lesiona de modo profundo el carácter pacífico y humano del fútbol", dice el comunicado con el cual se informó la sanción.
El jugador de 20 años se defendió después del partido diciendo que "en realidad estaba dedicando el gol a un compañero que estaba en la tribuna", y luego agregó: "No sabía que significaba un saludo nazi".
En tanto, el alemán Ewald Lienen, entrenador del AEK, dijo que el jugador no tiene ni idea de política.

TN

Comentarios