Liga Catamarqueña

Se suman pedidos para que se intervenga el Club Estudiantes

Mediante una nota remitida a Inspección de Personas Jurídicas por vecinos y ex socios.
lunes, 1 de abril de 2013 00:00
lunes, 1 de abril de 2013 00:00

Vecinos, simpatizantes y exsocios “identificados desde siempre con el Club Atlético Estudiantes de La Tablada” enviaron una nota al director de Inspección de Personas Jurídicas, donde expresan que “la entidad ha perdido la razón de ser. No existe, no late con una sede con actividades sociales y culturales…sus puertas cerradas todos los días, es como una casa abandonada, sin luces, por lo tanto sin vida. Es una invitación a la indiferencia y eso es lo que queremos evitar, porque nos sentimos parte de la cosa y, por qué no decirlo, de la historia misma de nuestro club”.
Concretamente lo que están solicitando es que el organismo estatal “intervenga para que Estudiantes de La Tablada sea el de antes, el de las grandes reuniones vecinales, porque como está en este momento, seguirá siendo una casa grande asegurada con grandes candados de seguridad y en tinieblas”.
Para certificar esta situación que expresan sobre la realidad de la entidad, en la nota los firmantes (más de un centenar) señalan que “hace una década que no se realizan reuniones de Comisión Directiva en la sede social, sólo se ven luces y la sede iluminada cuando es arrendado el salón o el tinglado para fiestas particulares; es decir, la sede funciona como una casa para eventos sociales, lo que dista mucho de lo que exige el Estatuto”.
Además afirman: “Ya son un recuerdo la Escuela de Vóley, la Escuela de Hockey, los torneos de Baby Fútbol y otras actividades que congregaban multitudes. El Estado ha colaborado y mucho para el crecimiento de su estructura edilicia, pero de qué sirve esto si no se le da el destino correcto”.
En otra parte de la nota, reclaman que quieren ser protagonistas de la vida institucional, “pero no podemos hacer nada porque no somos socios y, lo que es más grave aún, no nos permiten serlo. Nos sorprende la negación absoluta para que se produzca una apertura, un cambio de actitud de los dirigentes actuales para que el club abra sus puertas y sea el punto convocante de las actividades deportivas, sociales, culturales”.
“Queremos ser claros y fijar posición: no pretendemos formar parte de un cuadro directivo principal, pero sí queremos ser socios y trabajar para que el club encuentre el eje del que nunca tendría que haber salido. Queremos aportar ideas, esfuerzos organizados y posteriormente ser dirigentes con experiencia. No sabemos qué se esconde o qué intenciones se ocultan manteniendo a un grupúsculo como socios, cuando los responsables de administrar o dirigir un club saben que no es lo aconsejable”, esgrimieron finalmente.

Comentarios