Vélez llegó a los octavos

El Fortín venció por 3-1 a Iquique con goles de Domínguez, Romero y Copete.
martes, 02 de abril de 2013 00:00
martes, 02 de abril de 2013 00:00

Vélez logró este martes el pase a los octavos de final de la Copa Libertadores al superar en Chile por 3-1 a Deportes Iquique, por la quinta fecha del Grupo 4. El conjunto de Ricardo Gareca se mostró muy sólido desde el inicio pero, cuando ya tenía una ventaja de dos pasos en el marcador, se relajó y permitió que se agrandara el local, lo que le aportó una cuota de incertidumbre al desarrollo cerca del descanso.

Ya a los seis minutos, Sebastián Domínguez ejecutó un tiro libre que se desvió en Rodrigo Díaz en la barrera y se le coló por la izquierda a Rodrigo Naranjo. Después, Francisco Cerro y Lucas Romero remataron alto y Sebastián Sosa debió intervenir ante un tiro libre de Edson Puch. Pero a los 18, tras un mal despeje del fondo local, Romero encontró el balón en el borde del área y definió bajo y esquinado a la derecha del arquero. Demasiado temprano, el Fortín se encontró arriba, y cometió el error de bajar la intensidad de su juego.

Mientras tanto, en el anfitrión crecieron Díaz, Puch y Manuel Villalobos. Y así fue como a los 25 Emiliano Papa cuerpeó vehementemente en el área y provocó un penal que Sosa le tapó al Rengo Díaz arrojándose a su izquierda. Pero los de Liniers desoyeron esa alarma, y su rival siguió emparejando las acciones.

No obstante Naranjo le tapó un intento a Iván Bella, Díaz pateó una pelota parada muy cerca del palo derecho de Sosa. Hasta que la presión chilena dio sus frutos y, a los 39, Jonathan Copete pretendió darle un pase atrás a Domínguez quien, muy exigido, alcanzó a puntear la pelota para servírsela a Villalobos para que batiera a Sosa con un disparo a su derecha.

El contrariado Copete tendría enseguida la oportunidad de reivindicarse, pero definió mal mano a mano con Naranjo y el uno le ahogó el grito, para que Federico Insúa capturara el rebote y le sacaran su tiro en la línea. Por último, Sosa apareció dos veces para atajarle una bocha a Cristian Bogado y un cabezazo a Villalobos. Nada estaba dicho en el atardecer trasandino.

El complemento arrancó con un intento de Bogado que se fue cerca. Pero a los cuatro, Romero guapeó por izquierda, habilitó al área a Emiliano Papa y éste asistió a su derecha a Copete, para que empujara la pelota al tercero. El colombiano gozaba de una revancha clave, porque a partir de su gol cambiaría por completo el trámite.

El elenco de Cristian Díaz ya no volvió a amenazar hasta mucho después, cuando Sosa anticipó a Bogado, mientras que el Fortín se dedicó a resguardar a algunas de sus piezas e intentar manejar el pleito con el balón en sus pies y sin ahondar en riesgo ni desgaste. Y lo logró, entre su solidez y la desazón de su adversario.

De esta manera, Vélez dio un importante paso en esta Copa y podrá afrontar relajado su última presentación de la fase, como local frente a Emelec la próxima semana.

TyC

Comentarios

Otras Noticias