Newell's cayó ante Arsenal y no llegó a la punta

Dos goles de Darío Benedetto en la primera mitad (en menos de 15') le dieron el triunfo (2-0) a Arsenal.
lunes, 06 de mayo de 2013 00:00
lunes, 06 de mayo de 2013 00:00

Atrapante partido de fútbol jugado en Sarandí que enfrentó dos estilos de juego muy diferente y complicados de enfrentar. Arsenal es une equipo que basa su juego en el orden defensivo y en su potencial aéreo, además de ser peligroso cuando sale lanzado de contra en ataque.

Lo de Newell's, bastante diferente. Hace de la tenencia del balón un culto y es paciente antes de meter la estocada final para un Scocco que es de temer. Sin exagerar, de lo mejor que ha entregado hasta el momento el Torneo Final, en especial en el primer tiempo.

En esa etapa, Arsenal se fue al descanso ganando 2-0 porque Darío Benedetto tuvo una noche en la que estuvo encendido.

Sus dos goles fueron de una factura brillante, especialmente el que abrió el marcador. Encima, Benedetto reventó el travesaño con otro derechazo cuando su remate fue apenas desviado por la mano del arquero Guzmán. Terrible lo del delantero de Arsenal de Sarandí. Muy bueno, de verdad.

Arsenal tuvo mucho menos la pelota, pero no por eso dejó de ser peligroso. El equipo de Alfaro hizo gala de la efectividad y sacó una ventaja considerable en el resultado.

Del lado de Newell's, un buen primer tiempo a pesar del resultado. Fue exagerado que Newell's se haya ido al descanso con tamaño marcador en su contra.

El equipo de Martino tuvo la posesión del balón, la manejó muy bien y pudo haber marcado también 3 goles. Hay que destacar un cabezazo en el travesaño de Maxi Rodríguez, un remate espectacular de Lucas Bernardi en el travesaño y una tapada fenomenal de Campestrini ante una jugada buenísima de 'Nacho' Scocco.

Newell's no tuvo suerte y Arsenal contó con una noche brillante y segura de Benedetto. Esa fue la diferencia en el primer tiempo, de lo mejor que tuvo el Torneo Final, disputadas 12 fechas.

El complemento, como era de esperar, no tuvo el nivel del primer tiempo. La verdad es que algo así se hace difícil de repetir. Aunque no por esto la segunda mitad ha sido para despreciar.

Arsenal, lo mejor que hace es defenderse y por eso aguantó los embates de Newell's, que fuern perdiendo potencia a medida que los minutos avanzaban. La impotencia también se hizo presente en las hueste leprosas y cada contragolpe de Arsenal se tornó peligroso.

El equipo de Alfaro estuvo más cerca de anotar otro gol con Benedetto de nuevo como factor desequilibrante. Newell's hincó rodilla en Sarandí y Lanús se sube a la punta de nuevo en soledad.

Un dato para destacar porque no es moneda corriente, es que un árbitro empuje a un entrenador con sus manos cuando lo decide expulsar. Esto fue lo que ocurrió con el árbitro Juan Pablo Pompei y Martino que se quedó con la sangre en el ojo, no sólo por la derrota sino por el empujón que le propinó el desubicado colegiado del partido.

Comentarios

Otras Noticias