Fútbol

Nelson Romero, tras los pasos de Zúñiga

El lateral chumbichano pasó a la séptima división de River Plate.
lunes, 13 de enero de 2014 00:00
lunes, 13 de enero de 2014 00:00

Julio Zúñiga ya cumplió el sueño de debutar en la primera división de River Plate. Ahora, el que va en busca de concretar el suyo es Nelson Gabriel Romero, el pibe oriundo de la ciudad de Chumbicha, que éste año empezará su cuarta temporada en las divisiones inferiores del “Millonario”.
Nelson tiene 15 y, luego de disfrutar de sus merecidas vacaciones en su pueblo natal, está a punto a viajar nuevamente hacia Buenos Aires para reintegrarse a River Plate, club en el que viene jugando desde hace tres años y del cual es hincha hasta la médula.
El defensor es otro de los grandes proyectos que concibió el fútbol catamarqueño. River Plate lo acunó en los últimos años y “Chuky”, como lo conocen en Chumbicha, está dispuesto a construir su propia historia pateando una pelota de fútbol.
Como todo futbolista, el sueño de Nelson es poder llegar a la Primera de River Plate, pero quiere ir despacio, quemando etapas, prepararse y estar listo para cuando le llegue la hora.
Mientras disfrutaba de un partido de vóley, cerca de su casa, Nelson habló por estos días con El Esquiú.com y comenzó haciendo un repaso de lo que fue su actuación el año pasado con la Banda Roja.
“Gracias a Dios me fue muy bien, fue un año positivo. Todo el año jugué en la octava división, pude jugar casi todos los partidos de titular y con la alegría de que fuimos los campeones de la categoría”, contó el chumbichano, que se desempeña de lateral derecho y que es dirigido por Pablo Lavallén, exdefensor riverplatense.
Este año, Romero ya pasará a jugar en la séptima división: “Cuando vuelva al club voy a saber quién es el entrenador, porque el club tiene nuevo presidente y se iban a cambiar los entrenadores de las categorías menores”, acotó Nelson.
Cuando llegó a River, y hasta el año 2012, Nelson vivió en la pensión del club, lugar que debió abandonar el año pasado: “Me fui a vivir a la casa de una tía; la verdad que estoy muy cómodo y tengo más tiempo para el estudio”, indicó Nelson, que también debió cambiar de colegio. “Dejé de ir a la escuela de River y voy a una que está cerca de la casa donde vivo”, contó.
También en sus primeros años en River, el catamarqueño cumplió la función de alcanzapelotas en los partidos del “Millo” en el Monumental, labor que ya el año pasado no cumplió: “Ya no fui alcanzapelotas, pero fui a ver todos los partidos de River en el Monumental”, dijo, orgulloso, el pibe, que siguió desde la platea al equipo de Ramón Díaz.
En la charla también fue inevitable preguntarle por su comprovinciano Julio Zúñiga, quien el pasado sábado debutó en la Primera, frente a Estudiantes de La Plata, por el Torneo de Verano de Mar del Plata.
“Con Julio somos amigos, hicimos una buena relación desde el primer año que llegué a River. Cuando vivía en la pensión del club, siempre nos cruzábamos y hablábamos, y entre los dos nos dábamos fuerza para seguir. Julio es un gran jugador, ojalá pueda llegar y afianzarse en este club”, dijo, tal vez pensando que ese deseo también es el propio.
Nelson Gabriel Romero, con toda la ilusión, ya estará armando nuevamente el bolso y listo para partir. Sabe que en Chumbicha dejará a sus seres queridos y a sus recuerdos más entrañables, pero también está convencido de que su destino está en otro lado, porque eligió jugar al fútbol y quiere llegar a cumplir su sueño, el de poder vivir de lo que más le gusta.
Nelson Romero, el “Chuky” bueno, quiere seguir los pasos de Julio Zúñiga.

Comentarios

Otras Noticias