Superdomo Orfeo

La Copa del Mundo estará hoy miércoles en Córdoba

Ya se agotaron las entradas para ver en vivo la Copa Mundial que se disputará a partir del 12 de junio.
miércoles, 15 de enero de 2014 00:00
miércoles, 15 de enero de 2014 00:00

El trofeo, que este año cumple cuatro décadas –se instauró a partir del Mundial de Alemania 1974–, heredó la magia, el magnetismo y el mito de su antecesora, la Copa Jules Rimet, puesta en juego a partir de 1930 y ganada definitivamente por Brasil en México 1970.
Detrás de sus imponentes seis kilos de oro macizo de 18 kilates, distribuidos en 36,8 centímetros, la Copa Fifa atesora innumerables historias reales y “de las otras”. Y también misterio. “Hay mucha información que no se conoce por cuestiones de seguridad”, reconoció en su anterior visita Raúl Steimberg, secretario de prensa de la Asociación del Fútbol Argentino.
La “trucha” y la buena
La Copa llegó por primera vez a nuestro país el 8 de enero de 1978, cuando el presidente de la Federación Alemana de Fútbol y titular del comité organizador del Mundial ‘78, Herman Neuberger, la puso en manos de Alfredo Cantilo, por entonces presidente de la AFA.
Estaba próximo el sorteo del certamen (14 de enero) y quedó alojada en Buenos Aires hasta unos días después de que el dictador Rafael Videla la pusiera en manos de Daniel Passarella, capitán del campeón mundial.
Para Córdoba será la segunda visita de la estatuilla de oro macizo, aunque varios cordobeses juran haberla visto mucho antes, en 1986, exhibida en el salón del Banco Provincia de Córdoba, después de que Diego Maradona y compañía la conquistaran por segunda vez en México ‘86. Pero aquella era la versión “trucha”.
Es que el trofeo diseñado en los ‘70 por el artista italiano Silvio Gazzaniga no regresó al país con los campeones mundiales. ¿Por qué? Porque la Fifa nunca se desprende de ella por mucho tiempo. La entrega es sólo una puesta en escena para los fotógrafos, porque el máximo ente rector del fútbol dispuso que ninguna asociación podría ganarla de manera definitiva, algo que sí ocurrió con su antecesora, la Copa Jules Rimet, que quedó en poder de Brasil tras ganarla tres veces: 1958, 1962 y 1970.
¿Cuál es el mecanismo? Después de cada premiación, la Fifa guarda la original “bajo siete llaves” y le entrega a la selección campeona una réplica chapada en oro con una placa donde figura el año y el anfitrión. Por eso, las oficinas de la AFA guardan dos de estas copias y la segunda es la que llegó a Córdoba en aquel invierno de 1986.
Habituada a desempolvarse sólo para las ceremonias de sorteos y para las finales de cada torneo, desde 2006 la Fifa le asignó tarea extra: realizar una gira mundial de promoción. Previo al Mundial de Alemania, y gracias a un millonario auspicio de Coca Cola, el verdadero trofeo realiza giras. Y hoy le toca a Córdoba una vez más.

Rimet creó los mundiales
Muchas de las estrictas razones de seguridad de la Copa Mundial de la Fifa guardan directa relación con la increíble historia de su antecesora. La Copa Jules Rimet –el nombre del dirigente francés propulsor de la competencia– vivió infinitas peripecias. Soportó una guerra mundial en Italia (fue escondida en el sótano de la casa de un dirigente italiano por temor a que caiga en poder de los nazis), fue robada en Inglaterra previo al Mundial de 1966 y encontrada por un perro en un jardín y, finalmente, desapareció de las vitrinas de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).
El 8 de enero de 1984, la policía brasileña llegó a la conclusión de que había sido fundida en un taller, aunque no son pocos los que hoy sostienen que en realidad está en poder de un coleccionista. Lo concreto es que en la CBF, los brasileños deben contentarse con mirar una réplica del trofeo que los catapultó a la cima del fútbol.
Rumbo al Mundial
La Copa Mundial Fifa 2014, que estará en juego en Brasil del 12 de junio al 13 de julio, será expuesta hoy en el Superdomo Orfeo, que verá colmada su capacidad de unos 11.000 lugares ya que se agotaron las entradas que fueron entregadas con anticipación.
Las entradas se canjearon a cambio de tres tapitas de bebidas de Coca Cola, organizadora del Tour, que se inició en Río de Janeiro el 9 de septiembre de 2013.
Es la segunda vez consecutiva que el trofeo se exhibe en Córdoba, por haber sido subsede del Mundial 1978 que ganó la Argentina.
La anterior fue en febrero de 2010, con la adhesión de más de 11.000 cordobeses que se sacaron fotos con la Copa.
El mítico trofeo mide 36,8 centímetros de alto, pesa 6.175 gramos y es de oro sólido de 18 quilates.
La Copa ya fue exhibida en el hotel Provincial de Mar del Plata, con la participación de ex campeones mundiales argentinos como Ubaldo Matildo Fillol, Oscar Ruggeri, Ricardo Giusti, Alberto Tarantini y Julio Jorge Olarticoechea, quienes tambien llegarán a Córdoba.
El Tour visitará, en su periplo por el mundo, 50 nuevos países que nunca antes tuvieron la oportunidad de recibir al trofeo.
El Tour de la Copa del Mundo de la FIFA comenzó con una ceremonia oficial de lanzamiento que se realizó ante el emblemático Cristo Redentor en Río de Janeiro, Brasil.
En esa oportunidad, estuvieron presentes cinco campeones de la Copa del Mundo de cada una de las cinco victorias de Brasil: Zagallo (1958), Amarildo (162), Rivelino (1970), Bebeto (1994) y Marcos (2002). 

Comentarios

Otras Noticias