Copa Davis

Berlocq ganó con mucha claridad y se llevó el primer punto

Luego de un mal comienzo, Charly fue mucho más que Seppi y lo venció en cuatro sets. Argentina está 1-0 arriba ante Italia. Ahora, Mónaco-Fognini.
viernes, 31 de enero de 2014 00:00
viernes, 31 de enero de 2014 00:00

Argentina festeja. Cambió el Parque Roca por el mar y, por ahora, le da resultado. Carlos Berlocq, después de un tumultuoso arranque, ganó el primer punto de la serie contra Italia, por la primera ronda de la Copa Davis. Fue al imponerse por 4-6, 6-0, 6-2 y 6-1 a Andreas Seppi en más de dos horas y media de juego. Ahora, para cerrar de la mejor manera este viernes, Juan Mónaco irá por el segundo punto ante Fabio Fognini, el número 1 italiano.

Con un buen marco de público en un estadio creado especialmente para esta serie, Berlocq y Seppi salieron a la cancha con el mismo objetivo: darles a sus equipos el primer punto de una serie anunciada por todos los protagonistas como "muy pareja". Sin embargo, en el inicio fue el italiano el que se despegó de ese pronóstico, con un juego sin fisuras que le permitió acumular dos quiebres y ponerse 4-0 rápidamente. Charly, que hasta allí no había tenido ni posibilidad de cerrar un game con su servicio, logró descontar cuando Seppi cometió un error no forzado. Inmediatamente, alcanzó también el quiebre que tanto deseaba: fue a la red y jugó una pelota corta a la que su rival llegó pero dejándole desprotegido el medio de la cancha por donde entró el punto para acercarse en el marcador (2-4). A esa altura, la tranquilidad que mostraba el 31° del ranking fue desapareciendo a fuerza de los puntos que lograba el de Chascomús, que pasó de no ganar ningún game a lograr tres de forma consecutiva para crecer no sólo en juego sino también en lo anímico. La ventaja del arranque, sin embargo, fue demasiado grande y la reacción, muy tardía: la visita se quedó con el primer set por 6-4.

La inyección anímica tardó pero hizo efecto efecto en el segundo set, en el que Berlocq fue una aplanadora. Charly le hizo frente a la derecha abierta de Seppi con varios revés paralelos que apelaron al factor sorpresa y surtieron efecto al instante. Su juego creció y eso se reflejó en el marcador: no lo dejó sumar al italiano ni un game con su servicio y quebró en el último con un contundente 40-15 para irse al banco ganando el segundo parcial por 6-0 y así dejar igualado el primer punto de la serie.

Para entonces, las miradas se habían trasladado al cielo, que mostraba unas nubes que amenazaban con lluvia. Incluso, el viento cambió y cayeron algunas gotas. Pero pronto el sol volvió a salir con fuerza. No para Seppi, que aunque logró ganar con su saque después de perder siete games seguidos, no pudo desnivelar. Charly entró de nuevo en acción: alcanzó el primer quiebre del partido y lo confirmó con su saque para rápidamente estar 4-1, con una diferencia abismal en el juego con un rival que en el primer set había demostrado que podía complicarle el panorama al equipo de Martín Jaite. Pero ese pensamiento se desvaneció tan rápido como nivel del italiano, que si bien sumó otro game más con su saque, no fue suficiente para evitar un nuevo parcial para el chascomunense, que con un claro 6-2 se puso a sólo un set del triunfo.

No hubo reparos en Berlocq a la hora de cerrar el partido. Su rival tampoco cambió y pagó muy cara su escasa resistencia. Charly ganó 6-1 el último set y aseguró el primer punto. Así, el equipo argentino, sin David Nalbandian (quien, ya retirado del tenis, siguió el partido desde una de las tribunas) ni Juan Martín Del Potro, está encaminado hacia el deseo de que Mar del Plata ya no tenga la cara triste que le dejó la final perdida con España en 2008. Y, pese a este abrumador primer capítulo, sin dudas, será una batalla hasta el final, ya que Argentina tiene muy claro su objetivo : seguir en carrera para no tener que definir en un repechaje si se mantiene o se va del Grupo Mundial, ese al que volvió en 2012 para nunca más abandonar.

Fuente: Clarin

Comentarios

Otras Noticias