Copa del Rey

Doblete de Messi en el triunfo del Barcelona ante Getafe

Ingresó en el segundo tiempo y anotó por duplicado para cerrar la victoria sobre Getafe.
jueves, 9 de enero de 2014 00:00
jueves, 9 de enero de 2014 00:00

Un desgarro en el biceps femoral de la pierna izquierda separó por dos meses a Lionel Messi de las canchas. Y dejó a todos los amantes de la pelota sin sus goles. Pero la espera terminó. El crack argentino se recuperó, volvió una noche al Camp Nou y en un puñado de minutos en cancha ya tiene dos goles en 2014, a 154 días para el Mundial de Brasil.

Fue en el 4-0 del Barcelona sobre Getafe por el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey. El equipo de Gerardo Martino dominó a su rival de principio a fin. Desde el banco de suplentes, Messi vio cómo Césc Fábregas abría el marcador de cabeza, a penas a los 8 minutos de partido. En el inicio del complemento, Leo salió a calentar y los hinchas catalanes se levantaron de sus asientos para aplaudirlo.

A los 16, Valera le cometió un claro penal a Pedro. Y Messi ya estaba listo para entrar. Pero el encargado fue Fábregas, que con un derechazo cruzado al ángulo instaló el 2-0. Enseguida, Messi volvió a pisar el césped del Camp Nou para reemplazar a Andrés Iniesta y fue ovacionado por todo un estadio que esperaba el regreso del rey de la pelota, cuando faltan apenas tres días para que la FIFA entregue el Balón de Oro. Messi busca su quinto consecutivo en una terna muy complicada junto al portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, y al francés del Bayern Munich, Franck Ribery.

Le costó a la Pulga al principio. De a poco se fue metiendo en el partido, pero se le notaba su inactividad en un par de jugadas en el que perdió la pelota por distracciones o por falta de velocidad para sacarse de encima al rival de turno que lo esperaba. Pero fue un rato nada más. Se asoció rápido con Pedro y Alexis Sánchez, también con Tello por izquierda. Dio un par de buenas asistencias a espaldas de la defensa y con eso su regreso ya era más que positivo. Pero Messi siempre tiene el arco entre ceja y ceja, como para hacerle un guiño a Martino con esa "mirada asesina" que le notó el DT en el primer entrenamiento del rosarino tras su recuperación.

A un minuto del final, Pedro luchó una pelota en el área y el rebote le quedó a Messi. Necesitó tres tiempos para detener el balón, pero con un toque de zurda, seco y al primer palo, puso el 3-0 y se fue festejando su gol, uno más con la camiseta del Barcelona, el que marcó el regreso del crack a las canchas.

Y si le faltaba algo a la reaparición de Messi, con el segundo gol en tiempo de descuento volvió a maravillar al mundo en apenas un ratito en la cancha. Dominó la pelota sobre la derecha y encaró a toda velocidad rumbo al área. Dejó a un defensor en la cancha, superó a un segundo y definió de zurda arriba, contundente, para sellar el 4-0 y volver a sonreír.

Clarín.

Comentarios