Pedro Medina: “Nunca me sentí solo”

domingo, 16 de febrero de 2014 00:00
domingo, 16 de febrero de 2014 00:00

La sede de la liga es el lugar de reunión de toda la familia de los veteranos, quienes le dan vida a una entidad que con el paso del tiempo se fue erigiendo como modelo del deporte de Catamarca. Muchos se preguntarán por qué. Sencillamente por la tremenda organización que representa estar de febrero a diciembre funcionando, con sus campeonatos ordenados por fecha, el trabajo de las distintas subcomisiones, y demás estamentos institucionales que sin duda deben estar coordinados por un grupo de dirigentes elegidos democráticamente por los representantes de los clubes afiliados; estando a la cabeza su presidente.
Justamente, y por reglamentación, en este mes de febrero se producirá la renovación de las autoridades y será el fin del mandato de dos años de Pedro Nicolás Medina. Un hombre surgido de las filas de su querido club Astrada llevó los “rieles” de la liga; ya que, como en toda familia, surgen problemas internos, que se deben “manejar” de la mejor manera y evitar lo que a veces sucede en otras ocasiones, como “ventilarse” situaciones que con diálogo se pueden superar y llegar a acuerdos necesarios para que la vida institucional no se vea afectada demasiado.
Tercer Tiempo estuvo con Pedro Medina para conocer cuáles fueron sus vivencias en los dos años que estuvo al frente de la liga, resumidos en este texto.

- ¿Cuál es el balance que realiza luego de dos años al frente de la liga?
- En primer lugar, el balance es positivo. Creo que en muchos años nunca se terminó el mandato de un presidente con casi toda la CD acompañándolo hasta el último día. Por eso digo que me sentí acompañado hasta el final, nunca me sentí solo. Debo reconocer que hubo inconvenientes, algunos incontrolables más allá de los estamentos legales, pero por suerte se pudieron corregir a tiempo. Pienso que se cumplió con la mayoría de los objetivos trazados, aunque quedaron algunos que no pudimos realizar por diversos inconvenientes ajenos a nosotros; uno de ellos es la variación económica. Pero en general, el balance es muy bueno y estoy orgulloso de haber sido presidente y estar al lado de la gran familia que es la liga.

- Hubo algunos desacuerdos por el último torneo nacional. ¿Qué opinión tiene al respecto?
- Para mí hubo mala intención en las declaraciones que leí por ahí, de algunos que se sintieron defraudados. No salí a responder para no crear polémica ni entrar en discusiones interminables. El último nacional estuvo muy bien para Catamarca. Trajimos logros deportivos en todas las categorías que participaron. Además, se nos reconoció como la delegación de mejor disciplina. Hubo una preocupación por el lugar de residencia de las delegaciones que fueron a Corrientes, aunque a una distancia menor de Resistencia (Chaco), donde se jugaron los partidos. Los alojamientos fueron evaluados con tiempo y se les brindó atención de la mejor manera posible. Sí debo mencionar la desorganización que hubo en general y que, por esa razón, un equipo no llegó a tiempo a jugar un partido. Hubo cambios de canchas y esa información no llegaba a tiempo a los delegados de las provincias y así era difícil saber dónde se jugaba. Pero en lo que respecta a nuestra delegación, estuvieron bien atendidos.

- A su criterio, ¿qué es lo bueno y lo malo que le tocó vivir en estos dos años?
- Sin dudas, lo bueno es sentir el apoyo de todos en la liga: dirigentes, jugadores, allegados que estuvieron a mi lado en el momento más difícil de mi vida. Llegar a la liga fue una salida para dejar atrás los malos momentos y recuerdos tras la muerte de mi hijo. Para todo padre, perder un hijo significa un cambio total en la vida. No fui la excepción y estar aquí, con el apoyo general, fue lo mejor para salir adelante y poder ayudar a mi familia, ya que aún le cuesta salir de ese estado tremendo de angustia y dolor. Lo malo es que, lamentablemente, los que estamos al frente de instituciones nos encontramos expuestos a las duras y crueles críticas que a veces llegan a calar hondo en la vida diaria. Reconozco que hubo errores, pero no eran motivo para llevarlos más allá de las paredes de la liga. Se dejó de lado el diálogo y ello hizo que las relaciones sean tensas, pero no con mala intención. Eso se debió resolver puertas adentro.

- Según lo que dijo, ¿se sintió defraudado?
- Me siento defraudado por aquellas personas que dijeron ser amigos, que estuvieron en el inicio de la gestión y que se fueron sin decir por qué.

-¿Hubo algún momento en que pudo haberse quedado solo?
- No, por suerte eso no pasó. Se fue el vicepresidente, Carlos Toledo, y hasta el día de hoy no sé por qué se alejó. También se fue el que era vocal 1°, Julio Tapia, que pasó a ocupar la vicepresidencia y hoy veo que está postulado para ocupar la presidencia. Tampoco conozco los motivos de su alejamiento. Hubo un inconveniente cuando se puso en vigencia una resolución en la que los delegados no podían ocupar un lugar en la CD, dado que a la hora de tratar temas aparecían como “juez y parte”. Pero por suerte, pese a todos estos problemas, la CD siempre estuvo conformada, no hubo acefalía y logró llegar al final del mandato casi completa.

- El 28 es la asamblea. ¿Por qué el torneo Preparación se inicia el 1° de marzo?
- Es una cuestión más de reglamento que de algún pensamiento de mala fe. El ejercicio de la liga finaliza los 31 de diciembre y generalmente en el mes de enero existe la feria o receso por vacaciones. Por lo tanto, es complicado presentar documentación. No digo que no se pueda, sino que es difícil. Ya en febrero todo vuelve a la normalidad y allí se hace la presentación. Los tiempos legales de quince (15) días recaen justo el 28 de febrero y da la casualidad que el 1° de marzo es día sábado, como nunca ocurrió en otros años. El Reglamento establece que la temporada deportiva se inicia el primer sábado del tercer mes del año.

- Entonces, ¿qué pasará con el Preparación?
- Según tenía entendido, los delegados iban a pedir la postergación de una semana del inicio del torneo; pero hasta la primera reunión del año nadie objetó la fecha de iniciación. Sabemos que es complicado terminar una asamblea y al día siguiente tener que jugar. Es obvio que la CD elegida no tendrá tiempo suficiente para conformar todos los estamentos que hacen al funcionamiento de la liga. La CD tratará esta situación y resolveremos si presentamos la moción de postergación en caso de que nadie lo haga.

-¿Tiene intenciones de postularse por un período más?
- Siempre me gustó trabajar en la liga. Hoy me tocó como presidente, pero siempre aportando para que siga creciendo. La Mutual Policías Retirados presentó la moción para que continúe y lo acepté. Me hubiera gustado que haya surgido de la institución que llevo en mi vida, Astrada. Aclaro que no fui a pedirles que lo hagan; lo que digo es que hubiera sido lindo que naciera de ellos, pero no me siento mal ni ofendido. Al contrario, seguiré brindando todo de mí para el club.

- Si continuara en el cargo, ¿qué cambiaría?
- No es mucho lo que se puede cambiar, aunque sí la modificación del reglamento y estatuto, para adecuarlo a los tiempos que vivimos; y el famoso artículo 55 que tanto dolor de cabeza trae en cada finalización de temporada. Lo que sí trabajaría con más ahínco sería el hecho de refaccionar la sede y brindar mayores comodidades para todos. También buscaría el predio para contar con mayores actividades sociales para los veteranos. Es uno de los objetivos que no pude cumplir y si tengo la oportunidad de seguir, lucharé para que se cumpla.

Comentarios

Otras Noticias