Desconcierto y dudas por la venta de entradas para la superfinal de la Copa Libertadores

sábado, 01 de diciembre de 2018 10:32

Luego de que la Conmebol concretara su plan de trasladar la superfinal de la Copa Libertadores a Madrid, aún no se definió cómo se implementará el sistema de venta de entradas. Y en la sede de la entidad sudamericana, en Luque, trabajan contrarreloj para oficializar cuánto antes la manera por la que se pueden adquirir los tickets y cuántos habrá disponibles para cada hinchada. Y afirman que las versiones que circularon en las últimas horas son falsas. ¿Será así o tuvieron que dar marcha atrás y evaluar un nuevo procedimiento ante el rechazo que se generó?

“Conmebol informa que actualmente está trabajando con las autoridades españolas y el personal de seguridad del estadio Santiago Bernabéu en el proceso de definir la designación de áreas de aficionados correspondientes a cada club para el partido de vuelta de la final de la Libertadores 2018 entre Club Atlético River Plate y Club Atlético Boca Juniors a disputarse el domingo 9 de diciembre desde las 20:30 horas”, expresó la confederación sudamericana a través de un comunicado oficial. Y agregó: “La Conmebol aclara que las informaciones que circulan sobre la supuesta venta y asignaciones de entradas no son oficiales y llama a los aficionados a proceder con prudencia y cautela”.

Esa información que circuló fue que de los 80 mil lugares disponibles en el Santiago Bernabéu, 20 mil se reservarían para los argentinos residentes en España (allí viven 250 mil argentinos y hay cinco peñas de Boca -la Peña Pasión Xeneize Barcelona-Andorra, Valencia, Madrid, Barcelona y Mallorca) y cuatro filiales de River -Barcelona, Madrid, Valencia y Málaga-). Que seis mil se repartirían para protocolo. Que las otras 40 mil entradas se venderían a través de Internet y de las boleterías del Santiago Bernabéu. Que valdrían entre 70 y 300 dólares. Y que River y Boca recibirían cinco mil tickets cada uno. Todo eso Conmebol lo desmintió. Y también rechazó a los sitios de reventa: no hay oficiales pero ya se ofrecen en Internet a 400 euros, es decir unos 18 mil pesos.

Ya ese número de localidades para ambos clubes suena a poco. Por ejemplo, en River es cierto que no tendrán posibilidades de ir los 50 mil socios que sacaron su ticket a través del sistema “Tu Lugar en el Monumental” para la final fallida del fin de semana pasado en Núñez. De mínima, ya hay 10 mil que consultaron para intentar obtener su entrada e ir a Madrid. Y en Boca también son miles los que están buscando la manera de viajar.

¿Y cómo frenarán a las barras de ambos clubes? “Les digo que ni sueñen en llegar hasta Madrid”, afirmó el jueves Alejandro Domínguez, el presidente de la Conmebol. Sin embargo, la de Boca, hace tres meses estuvo en el Camp Nou en el amistoso del equipo de Guillermo Barros Schelotto contra Barcelona. Y la de River estuvo en el Mundial de Clubes de Japón en 2015. Siempre encuentran –se sabe- alguna manera (a través de manos externas) para financiarse y estar en el exterior. Se dijo que ahora se les prohibiría viajar a aquellos que tienen derecho de admisión en la Argentina. “Haremos todos los esfuerzos que estén a nuestro alcance para poder ofrecer condiciones óptimas para disfrutar de uno de los mejores partidos del mundo”, remarcó el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, en un comunicado. A su vez, el gobierno español y las fuerzas de seguridad montarán un operativo con 4000 agentes.

Mientras, la bronca de los hinchas no cede. Aumenta. En las redes sociales se denuncia que esta situación se trata de un robo y una estafa –o de un atraco, como lo definirían en España- a los, sobre todo al simpatizante de River, que se quedará sin la posibilidad de ver la final en su estadio. Y en ese ámbito, la Libertadores pasó a llamarse “Copa Conquistadores de América”. Es que el negocio se devoró a la pasión de los hinchas. Y el mercado tampoco conoce de pasiones. A través de las redes se buscaban mecanismos de solidaridad entre los hinchas. Y había fanáticos de River que convocaban a un banderazo para hoy a las 17 en las puertas del Monumental en protesta por la quita de la localía.

Con respecto a ese tema, en las oficinas de Núñez ya tenían los fundamentos del fallo de Conmebol y, al cierre de esta edición, trabajaban para presentar la apelación, no solo por la pérdida de la localía. También por la multa económica (de 400 mil dólares) y los dos partidos a puertas cerradas en 2019.

Boca también hacía lo mismo pero porque considera injusto al fallo de la entidad sudamericana de no hacerle lugar al reclamo de descalificación de River por el ataque al micro Xeneize. E informó que contrató al estudio de abogados Pintó Ruiz & Del Valle para sumarse a la defensa legal de la institución, tanto en el Tribunal de Apelaciones de Conmebol como en una eventual protesta al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

Mientas, los planteles de River y de Boca se preparan para viajar, luego de jugar contra Gimnasia e Independiente, respectivamente. El plantel de Gallardo irá a Valdebebas, la ciudad deportiva del Real Madrid. Y el de Guillermo a Las Rozas, el de Atlético de Madrid. Viajarían el martes. Es que, más allá de las dudas y el desconcierto, la final se jugará el domingo 9 en Madrid.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias