Gustavo Alfaro

“Boca no tiene purgatorio, es el cielo o el infierno”

El nuevo DT además dijo que “siento que estoy cumpliendo con un compromiso que tenía con mi viejo, que era llegar a lo más grande del fútbol argentino”
jueves, 03 de enero de 2019 00:00
jueves, 03 de enero de 2019 00:00

El ciclo de Gustavo Alfaro se puso en marcha. Atrás quedó su salida controvertida de Huracán, también en el retrovisor se ve el deshilachado ciclo de los mellizos Barros Schelotto en , con el sabor agridulce del bicampeonato en el torneo local que contrasta con el dolor latente de la derrota en la final de la Copa Libertadores ante River. De barajar y dar de nuevo se trata. De asumir riesgos, también. Para Boca, 2019 es un año electoral y con escaso margen de error en lo deportivo. 
Para Alfaro, a los 56 años, es llegar a la cima de su carrera.
“Es una mezcla de orgullo y desafío estar acá. No fue una decisión sencilla la que tuve que tomar para venir a Boca porque se juntaban sensaciones cruzadas dentro de mí. Pero siento que estoy cumpliendo un compromiso con mi viejo. Hace tiempo le prometí que iba a llegar a lo más grande del fútbol argentino y hoy siento que estoy en un lugar muy difícil, muy lindo, donde tengo desafíos muy fuertes. El compromiso es estar a la altura de la historia de Boca”, resumió Alfaro en sus primeras palabras como entrenador boquense.
“Sabemos que la vara está muy alta y que Boca está obligado a ganar todo lo que sea. Boca no tiene purgatorio: es cielo o es infierno. Es ganar. Esa es la meta. Para nosotros es una decisión muy fuerte llegar acá. Yo tuve que trabajar 25 años para llegar a un lugar como este. Siempre me ha costado, mi carrera fue cuesta arriba. Y presiones tenés en cada lugar”, profundizó el entrenador. 
Los desafíos son muchos. En lo tangible el primer semestre del año incluirá una final (la Supercopa Argentina frente a Rosario Central), la Superliga (está a 12 unidades de Racing con dos partidos menos) y la primera fase de la tan ansiada Copa Libertadores, esa que se escapó en el final en 2018.
Pero además habrá otras cuestiones, esas relacionadas a las presiones y manejos del tan trillado Mundo Boca y a las que el entrenador deberá amoldarse. 
“Si algo le falta a mi carrera es ganar una Copa Libertadores”, avisó Alfaro y remarcó que si bien atraviesa la recta final de su carrera se siente “en un momento de plenitud para afrontar este desafío”.
 

50%
Satisfacción
12%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
37%
Indiferencia

Comentarios

04/01/2019 | 07:13
#1
Pero no estas llegando a lo mas grande si vas al segundo...cuestion de logica vio? Basicamemte fuiste a lo que vos mismo calificaste como infierno...

Otras Noticias