Superliga Argentina

El clásico rosarino terminó empatado y sin goles

Newell´s y Central quedaron a mano, pero el “Canalla” estuvo más cerca. Alan Aguerre fue la figura del partido.
lunes, 11 de febrero de 2019 00:00
lunes, 11 de febrero de 2019 00:00

Rosario Central superó a Newell´s Old Boys en los últimos 20 minutos en los que malogró cinco llegadas clarísimas, casi todas conjuradas por el arquero de la “Lepra”, Alan Aguerre, y por eso empataron sin goles en un intenso clásico rosarino jugado ayer en el Estadio Coloso Bielsa, con una sensación térmica de 39 grados, por la 18va. fecha de la Superliga de Primera División de fútbol.
El arquero local Alan Aguerre, quien salvó su arco en cuatro ocasiones netas de gol sobre el final -la quinta la sacó Mariano Bíttolo sobre la línea de meta-, se erigió en la figura de un clásico jugado con muchas faltas, sobre todo del local, toleradas por el mal arbitraje de Diego Abal.
El director técnico “canalla”, Edgardo Bauza, acertó con los tres cambios ofensivos de la segunda mitad del complemento, con los que su equipo mereció largamente la victoria.
Newell’s y Central jugaron un primer tiempo muy parejo, en el que el local dispuso de mayor tiempo la pelota, pero lo hizo casi siempre en su campo o en la mitad de la cancha y se repartieron dos llegadas por equipo.
El “Leproso” se paró bien en el medio con el doble 5 de Jerónimo Cacciabue y Braian Rivero, pero abusó de las faltas toleradas por el arbitraje localista de Diego Abal, al extremo que casi no recuperó pelotas sin infracción, a partir de la clara orden de Héctor Bidoglio de cortar de esa manera cualquier intento de réplica.
Así, Abal no sancionó algunas faltas muy evidentes de Facundo Nadalín a Agustín Allione, de Callegari a Zampedri y de Leal a Bettini, en el primer tiempo y aplicó una doble vara para sacar las amarillas.
Precisamente, en la falta de Nadalín a Allione no cobrada a los 11 minutos nació un ataque que continuó con un centro pasado de Maximiliano Rodríguez desde la izquierda, que Leal cabeceó abajo, pero Jeremías Ledesma atajó en el primer palo, en la llegada más clara de la etapa inicial.
Central fue un equipo ordenado para defenderse y dispuso de dos llegadas a través de dos remates apenas altos de Matías Caruzzo, a los 6´ y de Claudio Riaño, a los 26´.
Hubo una jugada polémica a los 37´ cuando Washington Camacho lo anticipó a Callegari, quien cuando despejó pareció tocarlo en el área.
El complemento mostró el mejor rostro de Central, sobre todo en los últimos 20 minutos, cuando se adueñó de la pelota en tres cuartos con los ingresados Maximiliano Lovera, Herrera y Pablo Becker, que generaron las cuatro llegadas más claras del partido, al punto que el equipo mereció largamente la victoria, luego de un derechazo de Allione.
Así, Central se quedó con la bronca de malograr las cinco mejores llegadas en la segunda mitad del complemento, ante un Newell´s al que salvaron la enorme figura del arquero Aguerre y la falta de contundencia de los visitantes.
 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias