Deporte y nostalgia

Aurín Sebastián Gaitán, un zurdo con pasta de crack

martes, 27 de agosto de 2019 00:00
martes, 27 de agosto de 2019 00:00

Apareció en el mundillo boxístico de Catamarca a los 21 años de edad, ya que su vocación deportiva estaba canalizada precedentemente en el fútbol (en los grupos de inferiores de la Asociación Juventud Unida de Santa Rosa y Atlético Sarmiento) y en el rugby (Los Teros RC). Su propósito era que su padre, Raúl Ernesto Gaitán, lo viera en acción practicando esas especialidades, pero el hombre estaba metido de lleno en el boxeo, puesto que era presidente de la Comisión Municipal de Boxeo de Catamarca. Entonces, a Aurín Sebastián Gaitán, de él estamos hablando, no le quedó otra alternativa que introducirse en el deporte de los puños, eligiendo al excampeón argentino de los livianos, Luis Armando Soto, como su conductor técnico. “De esta forma, comencé a entrenarme y a bajar algunos kilos de más que tenía en esos momentos, hasta que una noche debuté como amateur en el cuadrilátero que se había emplazado en el tinglado de la Fiesta Nacional del Poncho, en avenida Colón y calle Ministro  Dulce (prolongación oeste de Mate de Luna). Lo hice en el grupo de los mediopesados y con buen pie, ya que gané por nocaut, para beneplácito de mi padre, que recién pudo calibrar lo que yo hacía en materia deportiva. En ese momento, tomé conciencia de que podía ganarme un lugar entre los mejores exponentes del pugilismo de mi provincia, durante un período donde aparecieron muchos pibes con muy buenas condiciones técnicas y físicas”, monologa Aurín Gaitán, como siempre lo identificaron los seguidores, sin conocer su segundo nombre.

Poco a poco fue construyendo una sólida carrera deportiva, ya que a su veloz y certera zurda, le fue adosando una derecha que habitualmente le servía para abrir camino y así poder descargar sus excelentes combinaciones de golpes. Entrenaba en el gimnasio que en la década del noventa del siglo pasado estaba ubicado en el polideportivo de las 250 Viviendas de San Fernando del Valle de Catamarca (hoy lleva el nombre de “Luis Mario Aragón “Kokin”), siempre bajo las órdenes de Luis Armando Soto, quien era empleado municipal y dirigía a varios peleadores locales. Tras efectuar varias contiendas frente a púgiles de otras provincias vecinas, llegó la oportunidad de probar capacidades y calidades en el orden nacional, ya que concurrió al Campeonato Argentino Amateur del año 1996, realizado en las instalaciones de la Federación Argentina de Boxeo (FAB), en la calle Castro Barros 75 del barrio de Almagro  de la ciudad de Buenos Aires. Concurrieron varios exponentes de nuestro medio, entre ellos Fabio Daniel Oliva (“Buyú”), Héctor Ávila (“Tyson”), Marcos Reartes (hijo del actual entrenador Alejandro Reartes) y Matías Agüero.  Nuestro entrevistado de hoy tiene muy buenos recuerdos de ese certamen, puesto que se consagró campeón argentino del grupo de los medianos juniors, batiendo en el combate final al bonaerense, oriundo de Pigüé, Martín Lara, en un atractivo choque.

La consagración como campeón argentino le significó a Gaitán integrar el seleccionado nacional que concurrió al año siguiente (1997) a los Juegos Panamericanos de Colombia. De este modo pasó a prepararse en el Cenard (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) de Buenos Aires bajo la conducción del equipo técnico que lideraba en esos momentos el famoso maestro cubano Sarbelio Fuentes Rodríguez, quien había sido contratado dos años antes por la FAB. “Fue una experiencia muy especial, por lo que representaba para mi provincia natal, ya que fui el primer púgil de Catamarca en intervenir en esta importante convocatoria continental. Nos preparamos por un breve lapso de tiempo, pero sirvió para tomar conocimiento de lo que preparó Sarbelio Fuentes junto a su ayudante Marcelo Domínguez. Tras la conformación de las llaves o grupos, en el debut le gané al representante de Guatemala, pero caí ante un venezolano, perdiendo chances de ingresar a las finales. Recuerdo que tuve como compañero en el equipo nacional al zurdo Omar Andrés Narváez (“El Huracán” de Chubut),  quien en el profesionalismo fue un gran campeón mundial de los moscas y de los supermoscas. Narváez, en ese panamericano, perdió en la final con un cubano”, expresa el deportista local.

Hoy, Aurín Sebastián Gaitán continúa despuntando su sano vicio corporal y mental en el rugby, en el marco de los torneos de veteranos. Se alejó del fútbol, salvo que aparezca un “picado” amistoso con amigos, y siempre que puede se acerca a presenciar los festivales boxísticos que se realizan en nuestro medio.  Su hermano menor, Pablo Gaitán, aún continúa combatiendo en el ámbito amateur.

Escribe: Leo Romero

 

Ficha Personal

Nombres y apellido: Aurín Sebastián Gaitán.

Fecha de nacimiento: 14 de abril de 1974.

Lugar: San Fernando del Valle de Catamarca.

Padres: Raúl Ernesto Gaitán y Delfa del Carmen Miranda.

Hermanos: Laura Edith, Adriana Noemí y Pablo Eugenio.

Hijos: Nair Araceli y Yasmín Aurín.

Nieta: Isabella del Valle.

Boxeadores catamarqueños destacados: Hugo Rafael Soto, Miguel Fabián Arévalo, Oscar “Cachín” Díaz y Pablo Corzo (actual púgil amateur).

Boxeadores nacionales destacados: Carlos Monzón, Pascual Pérez, Sergio Martínez, Marcos René Maidana (“Chino”) y Julio César Vásquez (“Zurdo”).

Comida preferida: Milanesas.

Hobby: Practicar deportes, hasta el día de hoy.

FIGURA DEL BOXEO CATAMARQUEÑO. Un primer plano de Aurín Sebastián Gaitán, un exdestacado boxeador de nuestra provincia que fue campeón argentino amateur en 1996 y al año siguiente integró el equipo argentino en los Juegos Panamericanos realizados en Colombia. Jugó además rugby y fútbol.

BRAZOS EN ALTO. Aurín Sebastián Gaitán levanta sus brazos en señal de victoria, luego de alcanzar los cuartos de finales del Argentino Amateur realizado en 1996 en el estadio de la FAB. Caminaba rumbo al título de campeón.

REGRESO TRIUNFAL. El regreso a su Catamarca natal, luego de consagrarse campeón argentino amateur de los medianos juniors en Buenos Aires, cumpliendo una excelente actuación. Alegría total, exhibiendo sus trofeos. Fue el pasaporte para los Juegos Panamericanos de Colombia 1997.

JUSTA VICTORIA. El árbitro Ramón del Valle Moreno consagra ganador a Aurín Sebastián Gaitán, luego de concluir una de sus 79 peleas en el campo amateur, donde rayó a gran altura. Uno de nuestros grandes orgullos.

66%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios

28/8/2019 | 07:21
#0
EXCELENTE E ILUSTRATIVO COMENTARIO DEL SEÑOR LEO ROMERO...COMO SIEMPRE NOS SORPRENDE CON ESTE TIPO DE COMENTARIO DE FIGURAS QUE MUCHAS VECES SON INJUSTAMENTE OLVIDADAS...GRACIAS. EL MILITANTE DE LA BICICLETA.-
28/8/2019 | 06:36
#-1
Es una gran persona, gran corazon, EL NEGRO AURIN. un gran abrazo .

Otras Noticias