Deporte y Nostalgia

Edgardo “Negro” Quiroga y su otra pasión: el fútbol

martes, 20 de octubre de 2020 02:36
martes, 20 de octubre de 2020 02:36

Ampliamente conocido por los catamarqueños de toda escala social. Reconocido como profesional de méritos y trayectoria. Baluarte en el campo musical en una especie de continuidad de su padre y maestro del género artístico. Padre de familia ejemplar y defensor de las cosas nuestras como pocos.

Y como a veces los talentos no tienen límites, fue un enamorado del más popular de los deportes, el fútbol, en el cual incursionó por largos años destacando en clubes locales, con un breve pasaje por una de las instituciones más importantes de Tucumán.

Manuel Edgardo Quiroga –de él escribimos- nos recibió en su casa de la calle 9 de Julio casi esquina Chacabuco y desgranó para “Deporte y Nostalgia” de El Esquiú una historia que, a sus 68 años, no tiene desperdicios.

A manera de síntesis de una vida cargada de actividades esto nos dijo.

“Me tocó integrar una familia donde sobresalieron los buenos ejemplos, los cuales iba a aplicar en donde me tocó actuar. Sea como estudiante, como profesional de la sicología, como cultor de la música y también como un enamorado del fútbol. Los estudios primarios y secundarios los hice en Catamarca. Los universitarios en Tucumán y Córdoba, donde me recibí y pude integrar el Colegio de Sicólogos de Catamarca, habiendo participado de la ley que reglamentó el ejercicio de la profesión con todos sus protocolos”.

“Lo de la música tiene que ver con mi ADN. Era la pasión de mi padre, Manuel Quiroga, que por largos años fue director de bandas, entre ellas la de la provincia. Siendo muy joven, hacia finales de los años 60, integré un conjunto vocal con Javier Chalup –reside en La Plata y es productor artístico de renombre-, Mito Alvarez, Víctor Russo y Gringo Posch, entre otros. Con el tiempo llegó el Grupo Alternativa que dura hasta nuestros días y contó con la participación de figuras notables como los hermanos Reales, Miguel Alvarez, Gabriel Cano, Raúl Zafe y varios más. Por ahora, a raíz de los problemas de conocimiento público, frenamos ensayos y actuaciones”.

“También tuve el orgullo, por largo tiempo, de integrar el jurado que designaba los personajes catamarqueños de cada año, ciclo que organizaba Sagitario Producciones y que estudiaba los hechos destacados de la ciencia, la cultura, la política, el deporte y, fundamentalmente, las acciones solidarias”.

A la par de este cúmulo de realizaciones hubo tiempo para el fútbol. ¿Cómo fueron los comienzos y tu trayectoria?

“Efectivamente. El fútbol fue una pasión permanente durante toda mi vida. Aparte de los certámenes de baby, barriales o escolares, siendo un adolescente de 12 ó 13 años me incorporé a los planteles de club Defensores del Norte. Allí alterné con grandes jugadores como los hermanos Víctor y Simón Jalil, Angel “Avión” Rodríguez, los hermanos Miguel, Ramón o Eduardo Cancino, Orlando Arréguez, Juan Pedro Castillo,  Juan Coronel u Horacio Quiroga, esto sin contar a quienes eran glorias de la división mayor como Lucho Toloza, ‘Poroto’ Cuello o Luis Quevedo. Entre los técnicos que me dirigieron en aquel Defensores del Norte estuvieron Adolfo Sánchez y el ‘Turco’ Medina”.

¿Por qué Defensores del Norte si poco tenías que ver con el barrio?

“En realidad se trató de un hecho casual. Mi familia vivía en Esquiú y avenida Alem, frente al viejo club de vóleibol San Martín, pero yo iba al Colegio Quintana, donde tenía de profesor de Trabajo Manual a Virgilio Avalos, integrante de una familia que es símbolo de Defensores. El me interesó a incorporarme y así lo hice. Fueron años inolvidables en el Defe”.

¿Cómo fue la incursión por el fútbol tucumano?

“De aquellos momentos guardo inolvidables recuerdos. Yo fui a estudiar en la Universidad en 1969 y tenía como amigos al ‘Negro’ Díaz o ‘Dito’ Peralta, quienes me acompañaron a probarme en Atlético Tucumán. Anduve bien, jugando en la tercera y cuarta especial de los decanos y también me tocó participar de varios partidos de reserva, entre ellos en el preliminar de un duelo entre los combinados de Catamarca y Tucumán. De mis compañeros en Atlético me acuerdo de Armando Quinteros, Piazza y los mellizos Alderete. De esta etapa en el fútbol tengo una anécdota. Me hizo una nota en Tucumán el periodista y reconocido fotógrafo del diario La Unión, Manuel F. Bustos, la que les muestro en este momento” (Nota del autor: efectivamente se trata de una crónica con la foto del jugador que se publicó en el diario de Catamarca destacando la presencia de Quiroga en Atlético Tucumán).

¿De Tucumán pasaste a Córdoba?

“En verdad que el fútbol y la exigencias de Atlético me retrasaron en los estudios. Fue cuando mi padre me puso condiciones: o el estudio o el fútbol. Entonces resolví ir a Córdoba y dedicarme de lleno a las exigencias universitarias, pero igual no me iba a separar del fútbol. Es que en 1973 me tocó el servicio militar y debí volver a la provincia. Como ocurría entonces, algunos soldados eran tentados a integrar el equipo del R17: Deportivo Unión. Fui uno de los elegidos por ‘Guaycamero” Vergara, alma mater de los equipos patrias”.

¿Tu paso por Unión fue el más importante de tu carrera?

“Por el equipo que formamos en el 73, que fue la base del que logró el campeonato en 1974, estoy seguro que sí. Allí había notables jugadores como Humberto ‘Lungo’ Ortiz, ‘Chirola’ Dumitru, ‘Lito’ Gaitán o los hermanos Juan y Pedro Avellaneda. Hicimos una gran campaña. Estuvimos cerca del título que finalmente ganó aquel Vélez de ‘Lucho’ Brizuela, ‘Pepa’ Argañaraz, ‘Agucho’ Sachetti, ‘Saeta” Barros, etc. De lo que estoy seguro es estaba naciendo el equipo que iba a ser la sensación del año siguiente cuando ya se incorporaron valores como Echevarría, Simón Jalil o el ‘Turco’ Yarade”.

¿Cómo fue tu despedida del fútbol catamarqueño?

“De un equipo que guardo gratos recuerdos es Independiente, donde milité hacia finales de la década del 70. Tuve compañeros como Eduardo Moreno, ‘Lalo” Bustamante, ‘Zuri’ Gutiérrez, ‘Chivo’ Romero o ‘Toly’ Albarracín. Ese fue mi retiro oficial como jugador de primera división, pero claro, el fútbol tiraba y seguí hasta hace muy poco tiempo, digamos tres años, en las Ligas de Veteranos y Profesionales. En ellas defendí los colores de SPAC, REV Constructora, Círculo Médico, Odontólogos y Abogados”.

Producción y textos: Rafael Andrés Bruno.

Ficha personal

Edad: 68 años.

Fecha de nacimiento: el 8 de marzo de 1952.

Padres: Manuel Esteban “El Maestro” Quiroga (exdirector de la Banda de Música de Catamarca) y Graciela Isabel Vaca que, a los 96 años, aún vive.

Hermanos: Graciela. Vive en Salta.

Esposa: Noemí Coser, nacida en Huinca Renancó-Córdoba.

Hijos: Pablo Ignacio, contador público nacional, y Laura Florencia, psicóloga.

Nietas: Lola y Sol Cordero

Hincha de fútbol a nivel nacional: Talleres de Córdoba.

A nivel local: Defensores del Norte.

Jugadores destacados de Catamarca: Juan Pedro Castillo, Víctor “Chirola” Dumitru y Ramón “Chichilo” Naranjo.

A nivel nacional: Daniel Valencia y Luis Galván, ambos de Talleres,  y Diego Maradona.

Hobby: leer y escuchar música, preferentemente cubana y brasileña.
Comida preferida: asadito y los ñoquis de verdura.

Un agradecimiento: a la prensa de Catamarca y a los periodistas deportivos de Catamarca, en la figura de Leo Romero, por el trato que me dispensaron durante toda mi carrera.

“Fue un clásico número 5. Vistió los colores de Defensores del Norte, Deportivo Unión e Independiente. También tuvo un pasaje por Atlético Tucumán”

Para Quiroga fue uno de los equipos más notables que integró. Unión de 1973. Parados: Humberto “Lungo” Ortiz, Justo “Alo” Barros, Víctor “Chirola” Dumitru, Juan Avellaneda, Ernesto Gómez, López, José “Mataco” Ibáñez y Pedro Avellaneda. Hincados: Herrera, Agüero, Luis “Lito” Gaitán, Edgardo Quiroga y Mansilla.

Durante las Olimpiadas Interprofesionales del año 2002 Quiroga tuvo un compañero especial: Raúl “Indio” Cerda, el actual juez Electoral y de Minas.

Edgardo Quiroga y Víctor Dumitru con la camiseta del desaparecido Deportivo Unión. Para el primero, “Chirola” fue uno de los grandes jugadores que dio Catamarca.

Carlos “Piojo” Silva fue su compañero del mediocampo en los certámenes de veteranos. Jugaron juntos en distintas divisiones de REV Constructora.

Nuestro entrevistado (primero de la derecha entre los hincados) integró el plantel de veteranos de Círculo Médico. Entre otros están Ricardo Tapia, “Nicocho” Espeche, Bracamonte, Viale, Tapia, “Mate” Molina y “Ticki” Calás. Fue en 2005 y le llamaban el equipo de “los pelados”.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

20/10/2020 | 20:45
#4
un gran placer de leer la nota al Lic. Edgardo Quiroga, excelente persona!
20/10/2020 | 13:54
#3
Ser de Talleres lo transforma en un amante verdadero del Futbol
20/10/2020 | 12:07
#2
OOOOOHHHH QUE PERSONAJE POR FAVOOOOR!!! UN COMPAÑERAZO DE LA PRIMARIA!!! EL FUE ABANDERADO DE LA ARGENTINA, YO DE LA PAPAL, ALGUNA VEZ. POR ESA EPOCA YA LE HACIAMOS AL CANTO. PERO POR ESAS COSAS DEL DESTINO NO PUDIMOS COMPARTIR MAS!!! ENCIMA HINCHA DEL MATADOR!!! QUE MAS LE PODEMOS PEDIR?
20/10/2020 | 08:57
#1
Excelente reconocimiento a un gran ser humano y amigo.-
20/10/2020 | 08:39
#0
que buena persona

Otras Noticias