Deporte y Nostalgia

Ángel Ramón Aguirre, un verdadero crack

martes, 24 de marzo de 2020 00:33
martes, 24 de marzo de 2020 00:33

Quienes tuvimos la oportunidad de verlo en acción, décadas pasadas, conocemos plenamente su transitar por el fútbol amateur y profesional, no sólo en nuestro país sino también en el plano internacional, ya que llegó a militar con sonado éxito en Ecuador, donde hoy reside. Estamos hablando de Ángel Ramón Aguirre, más conocido por los amantes del popular deporte como “El Negro” Aguirre, hombre nacido en la ciudad de Belén, departamento del mismo nombre de la provincia de Catamarca. Propietario de naturales condiciones para la práctica del juego más bonito del planeta, dio sus primeros pasos en clubes “belichos”, actuando en los famosos torneos de baby fútbol, razón por la cual no extrañó que se lo tentara desde la capital provincial y zonas aledañas.

Fue precisamente Coronel Daza de Banda de Varela, entidad afiliada a la Liga Chacarera de Fútbol, el que logró capturarlo y llevarlo para sus filas, donde debutó a los quince años de edad en primera división. De elegante estilo futbolístico, se apropió tempranamente del puesto de mediocampista central, desplegando toda su capacidad e inteligencia para ordenar y alimentar constantemente a la línea de avanzada, a la cual también aportaba su condición de excelente artillero, puesto que era ambidextro y castigaba a la redonda con la derecha o con la zurda. Sus mortíferos tiros libres provocaron siempre temor en las defensas adversarias.

Le tocó hacer el exservicio militar obligatorio y, como no podía ser  de otra manera, Ángel Ramón Aguirre firmó la ficha pertinente para defender los colores del Club Deportivo Unión, cuya sede funcionaba en el exRegimiento de Infantería con asiento en San Fernando del Valle de Catamarca. Ese era el destino inexorable de los calificados futbolistas de nuestra provincia. Poco a poco fue creciendo su figura deportiva, motivo por el cual sus servicios fueron requeridos por las más importantes entidades afiliadas a la Liga Catamarqueña de Fútbol, no sin antes jugar en Independiente de San Antonio de Las Chacras. De esta manera, tras reforzar a Peñarol de Belén, recala en el Atlético Vélez Sarsfield, donde integra una de las famosas versiones de las “máquinas” de la V azulada, donde actuaban, entre otros, Santos Sixto Carrizo, Ramón “Palito” Guzmán, Carlos Matías Cazuza (“Calludo”), Rafael Herrera (“Flaco”), Ramón Alberto Salas (“Recreíto” o “Beto”) y Jorge González (“Cachencho”). Después se suma al plantel superior del Atlético Sarmiento, club con el cual también se consagra campeón, teniendo como compañeros a cotizados valores locales, como los hermanos Pedro y Juan Avellaneda, Oscar Frías (“Gallego” o “Bambino”), Ángel Sosa y Ángel Bazán (“Arobe”). Paralelamente, es una de las piezas fundamentales en el seleccionado catamarqueño, donde ratifica las bondades de su fútbol vistoso, calificado y efectivo.

A esta altura de los acontecimientos, “El Negro” Aguirre pega el salto hacia otros rumbos futbolísticos, incorporándose a las filas de dos entidades mendocinas, como Guaymallén y Huracán Las Heras, donde se codea con jugadores de talla internacional. De este modo, el entrenador Guillermo César Reynoso (“Pucho”), uno de los grandes  jugadores que dio en todo su historial Catamarca (actuó en San Lorenzo de Almagro y la selección nacional) lo convence para que vaya a jugar al Deportivo Cuenca de Ecuador, conjunto que él conducía. En ese país sudamericano nuestro entrevistado de hoy de DyN también se colocó la camiseta de la Liga de Portoviejo, Liga de Quito y del poderoso Barcelona (año 1978). Posteriormente regresa a la Argentina, actúa en Lanús y se recibe de entrenador nacional en el curso avalado por la AFA. Sobre su nueva actividad, en carácter de DT, Aguirre señala que “actualmente son otras épocas, hoy el fútbol se ha vuelto más comercial y los jugadores de primer nivel van a parar a Europa y están lejos del alcance de la economía de los equipos, pero esto se lo puede recuperar con la creación de verdaderos semilleros con proceso a largo plazo”. Retirado de la actividad profesional como jugador, a los 37 años de edad, a raíz de una trombosis con infarto cerebral, sufrida en un encuentro futbolístico (fuerte choque en la disputa del balón), hoy se encuentra en Catamarca para visitar a su gente de Belén y retornar nuevamente a lares ecuatorianos. Un enorme placer haber charlado con este gran referente del balompié ambateño.

Escribe: Leo Romero

AGRADECIMIENTO

Quiero agradecer especialmente a la familia Vargas del Club Coronel Daza, a exjugadores y todos los integrantes de la institución por el apoyo brindado oportunamente como jugador de ese club desde el año 1963.

Ficha Personal

Nombres y apellido: Ángel Ramón Aguirre.

Fecha de nacimiento: 1° de octubre de 1948.

Edad: 71 años.

Lugar: Ciudad de Belén, departamento del  mismo nombre (Catamarca).

Padres: Ramón Bernardo Aguirre y Lina Eva Aguirre.

Hermanos: Miguel Silvestre, Ricardo Antonio, Héctor Hugo, Mario David, Luisa del Socorro, Aurora Azucena, Teresa, Juana, María y Norma.

Hijos: Andrés Leonardo y Karina Sandra.

Nietos: Cuatro en total.

Hincha en el fútbol: Vélez Sarsfield a nivel provincial y Boca Juniors en el plano nacional.

ORGULLO “BELICHO”. Un primerísimo plano de Ángel Ramón Aguirre, una de las más grandes figuras que dio el fútbol de Catamarca en todo su historial. Por ser de una misma generación, tuve la oportunidad de verlo en acción en nuestras canchas, deleitándome con su juego y sus goles.

EN FILAS DEL DEPORTIVO CUENCA. En Esta gráfica, Ángel Ramón Aguirre (“El Negro”) está posando con dos compañeros suyos en el primer equipo del Deportivo Cuenca de Ecuador. Está rodeado por Vicente Martínez (izquierda) y Aldo Villagra (derecha).

CON SUS EXCOMPAÑEROS EN VÉLEZ DE CATAMARCA. En esta placa, “El Negro” Aguirre (cuarto desde la izquierda) aparece junto a varios de los integrantes de Vélez Sarsfield de Catamarca, en ocasión de inaugurarse la flamante cancha e instalaciones de la entidad. Entre otros, está el histórico zaguero central de la V azulada, Santos Sixto Carrizo.

GRANDES RECUERDOS. Formación del Deportivo Cuenca, cuando Ángel Ramón Aguirre se constituyó en uno de sus referentes en el certamen ecuatoriano de fútbol. También anduvo por la Liga de Quito y el poderoso Barcelona de ese país sudamericano.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

24/3/2020 | 17:20
#0
un maestro de ley, buen tipo!! el hombre que me enseño a jugar en la escuelita de futbol infantil del club Peñarol de Belén en mi niñez.... un grande entre los grandes del fútbol catamarqueño!!! siempre en mi buen recuerdo y lo mejor para el querido señor Angel negro Aguirre .

Otras Noticias