Boxeo

Jorge Oscar Martínez fue el primero en pisar el “Madison”

Fue el primer boxeador catamarqueño en pelear en el mítico escenario de Nueva York.
domingo, 5 de abril de 2020 00:44

El 4 de abril de 1990 es una fecha que quizás muy pocos amantes del boxeo deportivo de Catamarca recuerden con facilidad, ya que en realidad no tuvo mayor trascendencia, a raíz de no estar en juego un título nacional o internacional de la especialidad. 
Les refresco la memoria a los seguidores del viril deporte de los puños.

Ese día, el expúgil profesional catamarqueño Jorge Oscar Martínez (“Chano Jr., como lo bauticé, puesto que el primer “Chano” fue su padre, Antonio Feliciano Martínez) se constituyó en el primer comprovinciano en subir al ring del mítico Madison Square Garden de Nueva York (Estados Unidos). En ese escenario de enormes y famosos choques mundialistas se enfrentó con el dominicano Merqui Sosa, un hombre que hace tres décadas estaba encaramado entre los mejores del mundo en su categoría.

“El Chano” Martínez, quien en estos momentos dirige el gimnasio que lleva el nombre de su progenitor, instalado en la ciudad de San Isidro (Valle Viejo), perdió por KOT con Sosa, de acuerdo a lo que rezan las estadísticas publicadas por medios periodísticos estadounidenses, no sin antes presentarle dura oposición al boxeador de la República Dominicana. Al respecto, cabe señalar que nuestro valor había viajado  a los EE.UU. junto a otros deportistas, entre los que también se anotó otro catamarqueño, Horacio René Brandán (“El Chelco”), quien se midió con el recordado estadounidense Bobby Czyz el 21 de septiembre de ese mismo año, perdiendo también por abandono (KOT), siempre a estar de los récords hechos públicos por los medios especializados del país del norte. 

Es importante puntualizar que Jorge Oscar Martínez se enfrentó en nuestro país (provincia de La Rioja) con el santacruceño Jorge Fernando Castro (“Locomotora” o “Roña), excampeón mundial de los medianos, y el zurdo salteño Miguel Ángel Arroyo (“El Puma”) en combate que se efectuó en nuestra provincia de Catamarca.

Tanto como amateur y profesional, Martínez jamás le esquivó a los grandes desafíos, aun sabedor de que iba como punto en algunos choques. 

Poseedor de una buena línea técnica y de un nunca desmentido espíritu combativo siempre entregó lo mejor de sí para brindar un buen espectáculo. 
Cuando colgó los guantes, se dedicó a la tarea de entrenador con la solvencia que le otorgó su larga carrera deportiva, dándose con el gusto de acompañar a Hugo Rafael Soto cuando se consagró campeón mundial de los moscas en el mes de mayo de 1998, venciendo por puntos, en decisión dividida, al venezolano José Bonilla. Su imagen, levantando en lo alto al “Chueco” Soto tras su consagración, recorrió el mundo a través de la televisión y los medios gráficos. 
Hoy, conduce con solvencia y responsabilidad, el gimnasio que, instalado en San Isidro (Valle Viejo), lleva el nombre de su padre, un inolvidable tipo, dueño de una gran calidad humana. 

Escribe: Leo Romero
 

62%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
37%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

5/4/2020 | 15:14
#2
leo romero dale lugar a periodistas jovenes, llevas 40 años escribiendo la misma tontera. vos, el piji, el kelo, ya jubilensen viejos presumidos
5/4/2020 | 13:18
#1
Si, lamentablemente así son nuestros ídolos deportivos; pero no falta la pluma maravillosa que les dedica tiempo y los alaba. Por respeto a la gente que hicieron sufrir debería guardarse silencio.
5/4/2020 | 11:35
#0
Un loco de atar, que asesinó de una trompada al Chala Sosa en Valle Viejo, fue testigo falso en el caso Maria Soledad Morales. El lo Boxistico, a Locomotora Castro le duró 45 segundos y Cuando lo levantó a Soto(foto), fue por que le robaron la pelea a Bonilla que antes de subir al ring. Tuvo un enfrentamiento verbal con el mafioso Don King, y por ello Bonilla perdió y Soto ganó una pelea Bochornosa.-

Otras Noticias