Deporte y Nostalgia

Jorge “Chichola” Misto, el “diez” que fue campeón con cuatro clubes

A pesar de su físico morrudo y de mediana estatura, se destacó como un “diez” con llegada en una época plagada de grandes jugadores en el fútbol de Catamarca.
martes, 28 de noviembre de 2023 01:33
martes, 28 de noviembre de 2023 01:33

También fue de los que debutó siendo un pibe y tuvo un paso por el básquetbol. Identificado con el Sportivo Villa Cubas, como toda su familia, Jorge Ramón Misto, conocido en el ambiente deportivo como “Chichola”, fue una brillante figura que se lució durante 18 años en primera división. Se consagró campeón en todos los clubes que jugó, incluso en la Liga de Veteranos, donde siguió dando “cátedra” hasta que la pandemia por el coronavirus frenó todas las actividades en el mundo.

Hincha de Boca y apasionado por el fútbol, también es, de los que prefiere recordar a todos quienes fueron sus compañeros y rivales con nostalgia, antes que ponerse el buzo de entrenador y dirigir un equipo.

Sangre de “León”

Se inició en las inferiores de Villa Cubas, pero a los 14 años y apenas con un puñado de partidos en la quinta, debutó en primera. “Por aquellos años, a los chicos de las inferiores nos gustaba ir a la cancha para ver al primer equipo. Villa Cubas estaba en la B y yo había jugado a la mañana. Estaba en la tribuna esperando el partido frente a Tesorieri, cuando veo que sale Pacheco Ramos, que era ayudante de don Américo Ávila, el técnico de primera y empieza a mirar hacia la tribuna.

Integrando el plantel de Villa Cubas en 1967 que consiguió el ascenso: (Izq) Esparza, Villafañe, Tapia, Aramburú, Saquilán, Martínez, Vega, Misto, Noriega y Bazán. Abajo: Amado, Lencina, Acuña, Romero, Caviedes, Amigot, Quinteros y Quiroga.

Hasta que me ubica y me grita ‘!Misto, te llama don Américo!’. Te imaginas, salí corriendo para el vestuario con el corazón en la mano. Llego y Ávila, que siempre tenía un tono duro para hablar, me pregunta ‘usted jugó esta mañana y tengo entendido que hizo dos goles. ¿Es cierto?’. Le contesté, tímidamente, que sí y me volvió a preguntar: ‘¿Está en condiciones de jugar?’. Con las ganas y la emoción le contesté otra vez que sí. ‘Bueno, váyase a equipar’ me dijo. No me pregunten en qué momento lo hice, porque el resto de los jugadores ya estaban listos. Ni se cómo me puse los botines, y Ávila me adelanta que no iba jugar en el medio por izquierda. “Va a jugar en otra posición, va jugar de ‘cuatro’”, recuerda.

A los golpes

Por supuesto, cuenta, que no puso ningún reparo con tal de salir a jugar. Era una posición totalmente distinta, de marca, y nueva para él. “Empieza el partido y me toca marcar nada menos que al ‘Oreja’ Pérez, que era un delantero veloz, potente y encarador.

Pero yo me quería mostrar, así que con todas las ganas y el esfuerzo me dediqué a marcarlo. Por supuesto que le tuve que meter ‘patadas’ a lo loco, porque era muy rápido. El asunto es que termina el primer tiempo y cuando salimos para el segundo, veo a dos de Tesorieri conversando en la mitad de cancha. Eran el “Oreja” y Lindes, otro delantero rapidísimo. Era policía. Cambian de punta y me toca Lindes. También apliqué el mismo repertorio. Le repartí ‘patadas’ para frenarlo.

En la clásica pose para la foto junto a su querido tío, Emilio Romero, también figura del “León” por muchos años.

Cuando termina el partido, Pérez me cuenta que había pedido cambiar de punta porque lo había ‘surtido’ de todas maneras. Y Lindes me dice, ‘pero el asunto es que la ligué yo”.

Para el segundo encuentro, Ávila lo puso en el mediocampo y Villa Cubas jugaba con Policial. Ilusionado con jugar en su posición, le encomiendan otra tarea. “Don Américo me pide que lo marque al ‘Macetudo’ Sigampa, jugaba en el medio pero cada pierna de él era mi cuerpo. Por ese entonces yo era delgadito. Pero me da un gran consejo: él lo que hace es distribuir la pelota, me dice. No corre mucho, se la da al mejor ubicado, entonces su misión es que no mueva la pelota. Así hice, me pegué a él y no lo dejé tocar la redonda. Cumplí mi tarea y desde entonces no salí más”.

Siempre campeón

Con Villa Cubas se consagró campeón en varias oportunidades y uno de los logros que recuerda es el ascenso en 1967. “El club volvió a primera después de 15 años y fue una verdadera fiesta. Teníamos un equipazo con el “Bolsa” Esparza, Oscar Tapia, el “Bota” Lencina, Gabino Quinteros, Oscar Quiroga y Aramburú, entre otros. Dirigentes como Tomás Soria, Franco Colla, Luis Sarquís, Quinteros y mucha gente que siempre estuvo poniendo el hombro en el club. Me di el gusto de jugar junto a mi tío, Emilio Romero, que me lleva unos seis años y con ‘Lucho’ Vega, un gran arquero y basquetbolista”, recuerda con emoción.

Formando parte del equipo de la inolvidable LW7 Radió Catamarca en ocasión de los campeonatos nacionales interradiales.

Del “León” pasó a Sarmiento, donde también se consagró campeón vistiendo la ‘diez’, pero con la particularidad de convertir muchos goles. Luego siguió su carrera en Coronel Daza, de la mano de Vargas, club en el que también se dio el gusto de dar una vuelta olímpica y compartir equipo, en ambos clubes, con grandes jugadores de la época. Su derrotero continuó en Vélez Sarsfield, donde recaló llevado por ‘Palillo’ Moraga y Véliz, dos dirigentes de los años sesenta y setenta. Pero allí alcanzó a jugar solo dos partidos, “porque para ese entonces ya trabajaba en Vialidad y como era chofer, no podía entrenar como el resto de los jugadores”.

La despedida

Tras su breve paso por “la V azulada”, Misto fue tentado por los dirigentes de Estudiantes de la Tablada debido a su amistad con los Gutiérrez y vistió los colores del club, siendo uno de los protagonistas del primer ascenso del equipo de La Tablada a primera división. Allí jugó hasta los 32 años cuando dejó definitivamente el fútbol grande. “Por razones de mi trabajo, no podía entrenar a la par de mis compañeros. Yo estaba con unos kilos de más, pero me daba maña para tener un poco mejor el estado físico.

En la Liga de Veteranos, como parte del plantel de DUCa, junto a figuras como “Lucho” Vega, Oscar Quiroga, Santos Carrizo, Rivero, “Gabino” Quinteros, Carlos Martínez y Ángel Salguero, entre otros.

Como era chofer en Vialidad Provincial, viajaba mucho al interior. Entonces en los momentos que me quedaba libre, me ponía los pantalones cortos y empezaba a correr al costado de la ruta. Así y todo, me pusieron la ‘diez’ y logramos el título. Fueron unos lindos años y siempre tengo gratos recuerdo de ese club”.

Luego siguió brillando en la Liga de Veteranos. Jugó en varios clubes, entre ellos SPAC y DUCa, donde también se dio el gusto de salir campeón en numerosas ocasiones hasta que la pandemia del 2020 lo obligó al ‘parate’. Desde entonces y por cuestiones de salud, no pudo volver a vestir los cortos.

Redacción y producción: Rafael Andrés Bruno.

RECUERDOS DE FAMILIA

“Chichola” menciona que en una oportunidad podría haber ido a jugar a un club de Tucumán, cuando las Ligas de esa provincia eran fuertes. Pero se enteró tarde y reconoce que si hubiera tenido la posibilidad, no habría emigrado. Hijo del recordado Jorge ‘Gordo’ Misto, programador de LW7 Radio Catamarca y hermano de Juan Carlos, histórico jugador de básquetbol de Villa Cubas, menciona que siempre fue muy apegado a su familia. “Me hubiera costado desprenderme de mis afectos.

: Con el “León” se dio el gusto de jugar junto a su recordado hermano Juan Carlos (N° 15) en el basquetbol de primera división.

Cuando jugaba en Sarmiento, le ganamos a Villa Cubas con un gol mío. No quería volver a mi casa, mis viejos y mi hermano lloraban como locos. Hasta les dije que iba a dejar el fútbol, pero mi madre, entre lágrimas, me dijo ‘No señor, usted siga jugando al fútbol y si tiene que hacerle 10 goles al ‘León’, se los hace”. Un recuerdo y un ejemplo de la pasión familiar por el club del “Altiplano”.

ALGO PERSONAL

Nombres y apellido: Jorge Ramón Misto.

Apodo: “Chichola”.

Fecha de nacimiento: 15 de agosto de1948.

Lugar: Capital, Catamarca.

Padres: Jorge Ramón Misto y María Eugenia Romero.

Hermanos: Juan Carlos y María Guillermina.

Pareja: Sofía.

Hijos: Jorge Eduardo, Marcelo Ramón, Patricia, María Eugenia y Jorge Ernesto.

Nietos: 15 y varios bisnietos.

Trabajos: Jubilado de Vialidad Provincial y fletero.

Hincha: Villa Cubas en el fútbol local y Boca Juniors a nivel nacional.

Ídolos: Ángel Clemente Rojas y Ricardo Bochini.

Hobby: Bailar.

Comida preferida: Milanesa.
 

Comentarios

Otras Noticias