Deporte y Nostalgia

José Luna Colombres, marca registrada en el tiro nacional

martes, 12 de marzo de 2024 01:09

Hijo de padre catamarqueño, pero nacido en Mendoza, recorrió con su familia varias provincias, hasta que finalmente recaló en Catamarca para continuar desarrollando su pasión: el tiro deportivo.

Llegó con numerosos trofeos sobre sus hombros y continuó cosechando logros representando a la provincia. Fue competidor, entrenador y es juez internacional reconocido por la International Shooting Sport Federation (ISSF).

Campeón provincial, regional y nacional en distintas especialidades, José Antonio Luna Colombres es una “marca” en el tiro nacional. Pero su mayor orgullo está reflejado en el legado que deja a través de otras dos generaciones. Su hijo, Diego, y su nieta, Victoria, transitan el mismo camino y ya tienen, en diferentes etapas, sus logros correspondientes.

RECORRIENDO EL PAIS

“Mi padre -cuenta para empezar- era jefe de estación del ferrocarril en Mendoza. Luego lo trasladaron a La Plata y de allí a Rosario, lugar donde falleció. Entonces mi abuela me llevó, como único nieto junto a mi madre, a Tucumán. En esa provincia hice todos los estudios, terminé la secundaria y luego me recibí de licenciado en Administración de Empresas. Cuando logré el título me presenté a concurso en Fabricaciones Militares, donde llegué a hasta gerente. Después surgió un concurso para ser asesor del gobernador de Formosa, lo gané y me trasladé a esa provincia. Allí me tocó hacerme amigo de Carlos Menem, porque el gobernador Colombo me pidió que fuera a verlo periódicamente. Estaba detenido en Las Lomitas. De Formosa pasé a Villa María, donde se fabricaba pólvora. En todo ese recorrido me dediqué a practicar el tiro deportivo, que lo heredé de mi abuelo. Pero dónde me dediqué con más tiempo a esta actividad, fue en Catamarca. Recalé en esta provincia en 1.982”.

Tres generaciones de la familia en el Campeonato Nacional disputado en La Rioja en 2023: José Luna Colombres, su hijo Diego y su nieta Victoria.

TRAYECTORIA DEPORTIVA

Su pasión por el tiro deportivo comenzó desde muy joven cuando vivía en Tucumán. “Empecé a tirar en lo que se denominaba el torneo Orbea, primero con carabina y luego con fusil a 300 metros. Después pasé a tirar con pistola de 9mm y 11.25. Practicaba muy seguido en el club de Tiro. Por aquellos años no existían las exigencias de tener licencia para portar armas ni había que llenar ninguna documentación. Todo el mundo podía practicar. Tanto es así que dicen que aquellos que luego formaron las agrupaciones armadas por los años 70 se entrenaron practicando en el polígono de Tucumán. Participé en varios torneos representando a esa provincia, viviendo en Catamarca. Hasta fui campeón argentino en rifle en 1975 en la provincia de Córdoba. Entiendo que es un deporte muy lindo, te relaja y te saca las presiones. Lo único que hay que tener en cuenta es que cada tirador debe tener su propia arma. Es la única forma de adaptarse y sentirse cómodo a la hora de competir”.

En Catamarca

Luego de esa etapa y tras los pasos a que lo llevó la vida, ya en esta provincia, se sumó al Tiro Federal y de esta manera representó a Catamarca en eventos regionales, nacionales y sudamericanos. A raíz de ello desarrolló una amplia trayectoria que, además de competidor, lo convirtió en entrenador, y luego pasó a ser a juez nacional e internacional.

Participando de una instancia deportiva de los Juegos Evita en la disciplina que es su otro hobby, el tenis de mesa.

“El hecho de conocer la parte deportiva propiamente y además todo lo concerniente a la técnica y la reglamentación, te avala para ser juez. Eso me permitió conseguir la licencia como juez internacional, que se otorga en Alemania”.

Luego, Luna Colombres menciona que “con el tiro estoy siempre agradecido porque gracias a ello me hice de muchos amigos y contactos que me ayudaron a desarrollar mi vida. Por ejemplo, recuerdo que trabajando para la empresa Molinos Río de la Plata participé en un torneo nacional. Gané y luego me vino a hablar el gerente de una empresa que tenía previsto abrir una sucursal en Tucumán y me ofrecieron un cargo. Le pregunté de cuánto era el sueldo. Cuando me contestó le dije no se habla más, dígame cuando empiezo”.

EL LEGADO

Pero el tiro no solo se limita a él, por cuanto su hijo Diego Luna Avellaneda comenzó a seguirlo en los torneos desde los 15 años. De esta manera fue campeón en los torneos Orbea. A los 18, en San Luis logró su primer campeonato junior, aunque tiró en mayores. A partir de allí comenzó su propio derrotero que lo llevó a los primeros planos nacionales e internacionales. Como si fuera poco, también se sumó a esta familia de tiradores su nieta Victoria, quien con 18 años ya cuenta con varias participaciones en regionales y nacionales, además de dos títulos. “En el tiro se empieza con armas largas y luego se practica con armas cortas. Luego, en el camino, la mayoría opta por una de las dos. A mi hijo y mi nieta les gusta competir con cortas, por ejemplo. Yo disfruto de todas, tanto carabina o fusil, como las cortas”, aporta.

La historia más reciente y que fue destacada por una revista especializada de alcance nacional, es que en el torneo nacional disputado en noviembre pasado en la provincia de La Rioja, participaron las tres generaciones de la familia. “Diego se coronó campeón en Pistola Libre calibre 22 a 50 metros y Victoria se consagró en Damas junior. Yo estuve a punto de alcanzar el título, pero se me trabó la pistola en la última vuelta. Me prestaron una. pero no pude alcanzar el objetivo”, destaca.

Destacados por la revista Tiro como un hecho inédito en torneos nacionales, aparecen en plena competencia padre, hijo y nieta.

Dirigente y competidor

En la actualidad, Luna Colombres se desempeña como vicepresidente del Tiro Federal de Catamarca, donde acompaña la gestión del Dr. Marcos Denett, que es el presidente. “Yo aporto la cuestión técnica porque él es un gran dirigente. Lo importante es que tenemos un polígono transformado a nuevo, allí en las instalaciones detrás de la Liga Catamarqueña, que cuenta con una rica historia que arranca en 1.895. Cuenta con todos los adelantos tecnológicos y que pronto lo vamos a habilitar. Pensamos hacer un convenio con el ministerio de Seguridad para que los policías puedan realizar prácticas de tiro y estar más actualizados. Vamos a seguir con la Escuelita para niños, aunque hace poco nos robaron siete carabinas. Continuaremos con la pileta de natación, pese a que se destruyó el techo, pero pronto se va a arreglar. Queremos modificar el estatuto para sumar más disciplinas como artes marciales y habilitar las canchas de fútbol, que están detrás del polígono, para permitir que los chicos y chicas del barrio se sumen al club”, señala entusiasmado en él final.

El chaleco que utiliza cuando actúa como juez internacional, aprobado por la International Shooting Sport Federation.

 

Ficha personal

Nombres y apellido: José Antonio Luna Colombres.

Fecha de nacimiento: 21 de julio de1948.

Lugar: Mendoza.

Padres: José María Luna Colombres y Rosaura Cecilia.

Esposa: Ana María Avellaneda.

Hijos: Diego, Walther y Cecilia.

Nietos: Once.

Trabajos: Jubilado (ex funcionario provincial y nacional, licenciado en Administración de Empresas y gerente de empresas privadas).

Hincha: Boca Juniors

Ídolo deportivo: Juan Román Riquelme.

Hobby: Jugar el tenis de mesa.

Comida preferida: Empanadas.

Comentarios

Otras Noticias