EDITORIAL

Significativo

miércoles, 8 de diciembre de 2010 00:00
miércoles, 8 de diciembre de 2010 00:00

Se cumplen hoy 25 años del histórico juicio a las Juntas Militares, por el terrorismo de Estado ejercido durante la dictadura que abarcó el período 1976-1983.
Fue un momento impactante y uno de los más importantes de la historia judicial argentina, que obligó a responder por sus delitos a quienes habían violado los principios de la Constitución Nacional.
Fue emocionante porque representó un gesto contundente para el fortalecimiento del sistema democrático, y especialmente significativo para aquellos que habían sufrido en forma directa y personal la acción criminal de los dictadores.
Lamentablemente, posteriormente se restringió el impacto de las condenas, con sucesivas decisiones que atenuaron el tenor de los castigos hasta anularlos por completo.
Obediencia debida, punto final y reconcilicación nacional, fueron términos desnaturalizados a través de los años, que sirvieron sólo para esconder rencores y dejar crecer el sentimiento de que se había dado lugar a la impunidad.
Es por estas razones, que el Juicio a las Juntas perdió peso en la retrospectiva histórica. Los jerarcas de la Dictadura, condenados a cadena perpetua, recuperaron su libertad poco tiempo después.
Debieron pasar muchos años para que se dictaminara que los delitos de lesa humanidad no eran susceptibles de prescribir, para que los procesos legales se iniciaran nuevamente. Pero en muchos casos resultó demasiado tarde.
Matices al margen, aquel juicio reivindicó valores que jamás debieron dejar de ocupar el horizonte de los argentinos, y merece ser recordado como todo acto que intente impartir Justicia. Lo que ocurrió después es parte de otra historia.

Comentarios

Otras Noticias