Editorial

Día de la Industria

Hoy Se celebra el Día de la Industria en todo el país.
miércoles, 01 de septiembre de 2010 00:00
miércoles, 01 de septiembre de 2010 00:00

Se celebra hoy el Día de la Industria en todo el país, y la fecha genera un lejano orgullo entre los norteños ya que, como se sabe, el día se instauró en memoria de la primera exportación de un producto manufacturado en Argentina, y entre esos productos había prendas catamarqueñas.
Es difícil, sin embargo, sostener el mismo sentimiento de orgullo cuando se observa el panorama actual, porque pueden encontrarse en la industria catamarqueña virtudes y defectos, progresos e inconvenientes, pero en el balance general se impone un resultado muy distante de aquel desarrollo proyectado hace algunas décadas.
El sueño de la Catamarca industrial quedó a mitad de camino. El hecho de que hoy se siga peleando a muerte por sostener los beneficios de exención impositiva para las plantas fabriles es un argumento contundente, una prueba clara y objetiva de que el objetivo no se alcanzó.
Porque los planes cuya prórroga se negocia datan de hace varias décadas, y la idea original era que a esta altura ya no fueran necesarios. Si a más de un cuarto de siglo del proyecto de promoción industrial, se sigue necesitando de los subisidios estatales como si fueran un tubo de oxígeno, lo menos que puede deducirse es que la industria catamarqueña nunca se afianzó.
No podría haberlo hecho, porque nunca contó con los servicios esenciales -aún en este 2010 se recortan consumos de energía eléctrica y gas, según la época del año-, y de aquel predio que parecía chico en El Pantanillo para albergar tantos proyectos, hoy es mucho más amplio el descampado que las naves que todavía producen.
Catamarca no es una potencia industrial, pero lo más grave es que, detrás de las fabulosas cifras de la minería, los proyectos manufactureros parecen incapaces de generar interés en las autoridades.

Comentarios

Otras Noticias