Columna Política

sábado, 29 de diciembre de 2012 00:00
sábado, 29 de diciembre de 2012 00:00

Algunas cuestiones del pasado comienzan a ajustarse en el tiempo. Ayer hubo consenso entre las bancadas oficialista y opositora de la Cámara de Diputados para modificar, dentro del proyecto de Ley Impositiva, los nuevos mínimos imponibles que determinarán, si es que se logra la aprobación de Senadores, que el Casino tribute el 10% de su recaudación en lugar del mísero 5% con que funciona desde hace diez años. Ésta es apenas una de las tantas ventajas que logró la actual concesionaria en arreglo con el Estado, lo que la convierte en privilegiada del rubro. En todas las provincias el juego es una de las principales fuentes de ingreso. En la nuestra, quienes esquilman a la gente con máquinas “cazabobos”, se la “llevan toda” hacia otras latitudes en un negocio formidable.

******

La historia del Casino, que oportunamente repasaremos, sintetiza uno de los peores negocios que se realizó en épocas pasadas. De una fuente de trabajo genuina, que daba réditos y servía de atracción turística, se pasó a este presente lastimoso en el que los únicos beneficiarios son personas extrañas a nuestro medio, a las que encima les regalaron el viejo diario La Unión, por el que también ganan dinero que les paga el propio Estado, al cual “gambetean” por otro lado. Todos estos antecedentes llevarían a modificar las reglas de juego del pasado y actualizar los montos lógicos que le corresponden a Catamarca, además de restablecer los controles que solía hacer la Caja de Prestaciones Sociales (CAPRESCA) y que también, por graciosas concesiones, desaparecieron como por arte de magia. En Ayacucho y Esquiú ¡hay mucho que controlar y revisar!

******

La ley impositiva, tal cual salió ayer de la Cámara baja, podría aprobarse la próxima semana en la Cámara de Senadores. Desde allí precisamente, y por iniciativa del mayoritario bloque radical, se pidió informes hace tres meses sobre los pagos que realiza el Casino, por lo que se calcula que “el ajuste de cuentas” puede ser aún más severo.
 

Comentarios

Otras Noticias