Apuntes del Secretario

sábado, 19 de enero de 2013 00:00
sábado, 19 de enero de 2013 00:00

Es ciertamente difícil gobernar la provincia en las condiciones actuales. Aparte de los problemas propios que existen, la oposición hace todo lo posible y utiliza cualquier artilugio para entorpecer los planes gubernamentales. La no aprobación de la Ley Impositiva y la Ley Electoral, son dos claros ejemplos de lo que estamos diciendo. Que el senador Jorge “Yayo” Agüero diga que la interna del oficialismo influyó para que no haya quórum en la sesión del viernes puede servir como mensaje “para la popular”, pero la verdad es que su bloque era perfectamente consciente que dejaban al gobierno sin dos armas fundamentales para funcionar en el año que se inicia. Están en su derecho, ya que manejan la mayoría y el quórum de la Cámara de Senadores y no les importa un rábano la provincia, como si perjudicaran a quienes osaron desalojarlos del poder. De esta manera se fueron las sesiones extraordinarias convocadas por el Poder Ejecutivo y ahora viene el largo recreo de los legisladores, como no lo tiene ningún funcionario o empleado de los poderes Ejecutivo o Judicial. En lo que resta de enero, febrero, marzo y abril no harán nada, aparte de “politiquear”. Recién vuelven en mayo, lo que para la ironía del senador Boggio es cosa positiva. Dijo el viernes “este tiempo servirá para estudiar mejor los proyectos y sacar una buena ley”. ¡Bien el representante de Ancasti!: después de tantos años observa preocupación por la calidad de las leyes.

******
Los “palos en la rueda” contra el gobierno ya no pueden disimularse. La no aprobación de las leyes Impositiva y Electoral, se suman a la de Seguridad y al escándalo de la Fiscalía de Estado, que enredó al gobierno por largos nueve meses con la no aprobación, sin motivo alguno, del pliego de Marcos Denett y el ulterior planteo ante la Corte de Justicia de la provincia para invalidar el nombramiento por decreto de Lucía Corpacci. Y hay que esperar más fechas: el gobierno está en minoría en el Senado, tiene la Justicia en contra y los extensos territorios intermedios de la Administración Pública (con el agregado de organismos como el Tribunal de Cuentas, el ENRE, etc.) están copados por adherentes y simpatizantes radicales que fueron nombrados a lo largo de dos décadas. A propósito del gobierno radical: jamás en los cinco períodos que le tocó conducir la provincia tuvo “las contras” que sufrió el de Corpacci en apenas un año. Y le agregamos alguito más: en el arranque del primer gobierno castillista, el de Arnoldo, las urnas determinaron que el peronismo tenga una mayoría de 9 senadores contra 7, es decir la misma diferencia de la actualidad. ¿Qué hizo aquel gobierno de anchas espaldas por la decisión popular? Hizo jurar a los suplentes, con los que arregló previamente (Adolfo Giordani, Angel Aruj, José Galán, Washington Segura, etc.). No fue “una torpeza del saadismo” como publicó El Ancasti -con total mala intención- hace dos meses atrás. Ocurrió que el castillismo resolvió quebrar la mayoría peronista y al menos dos senadores titulares (Armando Seco era uno de ellos), si se presentaban a jurar, iban a ser objetados por la comisión de poderes. Fue una emboscada, de la misma forma que Arnoldo Castillo dispuso “echar a patadas” (como textualmente lo había prometido) a cualquier juez que tuviere la mínima relación con el anterior gobierno peronista. Uno de los que ligó la pateadura fue el exjuez Mario Acuña.

******
A pesar de los vientos en contra y las tempestades, el gobierno del Frente para la Victoria-PJ tiene que enfrentar esta situación de realidad y “no llorar sobre la leche derramada”. Debe saber que todos los movimientos de los próximos meses tienen que ver con las elecciones de octubre. Del mismo modo, la UCR ya sabe que el oficialismo apretará las marcas en función de los tiempos electorales. Y lo hará especialmente en los ocho departamentos donde se eligen senadores provinciales. Esto es La Paz, Paclín, Antofagasta de la Sierra, El Alto, Tinogasta, Ancasti, Santa María y Capayán. En ellos, el Frente Cívico pone en juego nada menos que seis bancas contra dos del kirchnerismo, y también presentaría a figuras que, por el paso del tiempo, se han convertido en “repetidas” para los electores de distritos como El Alto (Miguel Ángel Arévalo), Ancasti (Ricardo Boggio), Paclín (Jorge Agüero), Antofagasta de la Sierra (Luis Eduardo Rodríguez) o La Paz (Víctor Luna). El único departamento radical que tiene un senador con un solo mandato es Tinogasta (Bernardo Quintar). Los demás provienen del siglo pasado, con más de veinte años de actuación en los mejores cargos de la UCR. Y eso que jamás ganaron una interna.

******
Por los enfrentamientos dialécticos de estos días, las miradas apuntaron hacia Ancasti, la tierra que eligió Boggio para hacer política y que le ha dado una trayectoria digna de envidia. Lleva nada menos que cinco mandatos. Fue electo en 1993, 1997, 2001, 2005 y 2009. Y por si fuera poco, usó el traje de diputado provincial entre 1987 y 1991. Se trata de uno de los hombres récord de la política catamarqueña y, en verdad, supo elegir el mejor camino para llegar a tener esta performance. Escogió un distrito pequeño, donde se ponen en juego aproximadamente 2.000 votos efectivos y siempre consiguió una ventaja de entre 400 y 500. Batió sucesivamente al extinto Lucio López, a Gabino Herrera, a Daniel Nóblega, a Aldo Contreras y Daniel Romero, en todos los casos bajo el paraguas castillista. Además, consiguió colocar a su esposa Blanca Reyna como intendenta y ya lleva acumulado tres mandatos. Fue electa en 2003, 2007 y 2011 y se apresta a completar 12 años en el cargo. ¿Cómo hará el Frente para la Victoria para ganarle a alguien con semejantes pergaminos? Dicen que podría llevar como candidata a una mujer, después de haber perdido tanto con los varones. ¿Será acaso Rosa Ferreyra?

******
No hubo intendente, a excepción del capitalino, que no pidiera ayuda a la Comisión Municipal para bancarse el fin de año. Si no solicitaron para el sueldo, lo hicieron para el aguinaldo o los $300 que decidió dar como premio, a los empleados públicos, la doctora Lucía Corpacci. Entre los requirentes estuvo Alejandro Páez, el intendente más controvertido de toda la provincia por el hecho de no responder ni al radicalismo, ni al peronismo ni al Frente para la Victoria. Desde Casa de Gobierno se le contestó que no iba a haber ayuda para Andalgalá por modificaciones sustanciales que se produjeron en la planta de empleados. Por toda respuesta, Alejandro pagó el aguinaldo antes que la gran mayoría de los jefes municipales. ¿De dónde sacó los fondos? ¿No será de las regalías mineras que están para los proyectos sustentables en el tiempo? Dejamos la pelota picando por las dudas pueda venir alguna respuesta desde la “Perla del Oeste”.

******
RECUERDOS HACIA EL PRESENTE. Finalizamos los “Apuntes” de hoy comentando hechos que acaecieron hace 25 años atrás. El Río San Jerónimo, que en diciembre de 1987 había provocado una correntada impresionante que provocó cerca de 20 muertos en la quebrada de La Cébila, volvió a crecer y llenó de temor a los chumbichanos. La gente rezaba y esperaba que la fuerza del agua no provocara otro desastre en la zona. El intendente de Chumbicha de entonces, Pedro Fidel Navarro, decía lo siguiente: “La gente vive pendiente del río y llevó a muchos a contemplar la posibilidad de emigrar. Hasta ahora el arraigo pudo más”. También dijo que “un dique sería la solución, pero los estudios demuestran el obstáculo de los ‘cerros blandos’, con mucho material rocoso en descomposición por antigüedad geológica”, por lo que “se inclina por el inmediato encauzamiento del río El Bañado y los arroyos El Mistol y San Isidro”. También se temía por la ruta 38 y las vías que todavía funcionaban con el servicio reducido de cargas vía Rioja. Sin dudas eran épocas muy difíciles para los chumbichanos. La tragedia de diciembre fue una de las mayores de la historia de Catamarca y determinó la virtual reconstrucción de La Cébila por parte de Vialidad Nacional.

******
Acciones de gobierno que se llevaban a cabo en enero de 1988. En el ámbito de Bienestar Social fue constituida una junta asesora para atender la problemática de los menores en la calle y los niños-mendigo. A instancias del ministerio y la Iglesia de Catamarca, a la primera reunión asistieron el ministro Sebastián Corpacci; el subsecretario de Promoción y Asistencia de la Comunidad, el ambateño Javier Morra; representantes de la comuna capitalina como los secretarios Víctor Hugo Uriarte (Bienestar Social) y María Cecilia Guerrero (Cultura); el representante del Obispado y hoy obispo de Salta, Mario Cargnello; delegados del Movimiento Familiar Cristiano, Liga de Madres, Legión de María y Educación para la Joven. Atendiendo que ahora hay más desprotegidos que hace 25 años, ¿no se podría repetir la experiencia? Al fin y al cabo, tanto aquel como éste, son gobierno de indiscutida base peronista, a pesar de que Saadi y Luis Barrionuevo digan lo contrario.

Comentarios

Otras Noticias