Apuntes del Secretario

miércoles, 09 de enero de 2013 00:00
miércoles, 09 de enero de 2013 00:00

La reciente reunión entre José Manuel de la Sota y Mauricio Macri, celebrada en la capital mediterránea, tiene mucho que ver con las cuestiones políticas de Catamarca. Es que detrás de ambos está la figura del líder de la CGT “Azul y Blanca”, José Luis Barrionuevo, que mantiene con los dos mandatarios una aceitada relación. Hace pocos días, a través de los programas televisivos del Grupo Clarín, sostuvo enfáticamente que, por encima de Daniel Scioli, su candidato presidencial no es otro que el “Gallego” de la Sota. “Es un peronista indiscutido, ha demostrado que sabe gestionar, cuenta con el respaldo de una de las principales provincias argentinas y está dispuesto a dar batalla por la presidencia”, señaló al dar cuenta de las virtudes del cordobés. A Macri, por su parte, le ha pedido que se haga peronista, pero el consejo no es más que un detalle de color. En el fondo tiene coincidencias plenas con el expresidente de Boca, con el cual profesan el antikirchnerismo a ultranza y los une una figura importante de la política nacional, el expresidente Eduardo Duhalde, otro que está dispuesto a cualquier sacrificio con tal de desalojar de la cima del poder a Cristina.

*******
Volviendo al cónclave De la Sota-Macri -establecemos ese orden por la condición de local del gobernador-, la información oficial dio cuenta que los dos tienen grandes coincidencias en orden a un proyecto de país. Pero, además, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se extendió en un reportaje concedido a la Cadena 3 de Córdoba, en el cual aceptó que con de la Sota pueden conformar la fórmula del 2015. Se cuidó mucho en aclarar cómo sería la integración de esa fórmula porque, obviamente, hay que ver quién va primero y quién acompaña. No es lo mismo De la Sota-Macri que Macri-De la Sota. Pero lo importante y, en relación a Catamarca, es que a Luis Barrionuevo le viene bien cualquiera sea el entendimiento. Él sería el referente seguro en su tierra natal de la fórmula.

******
Otro dato que respalda esta última posibilidad se puede extraer de los hechos concretos. Tanto José Manuel de la Sota como Macri, en el segundo semestre del 2012, estuvieron presentes en Catamarca. El riocuartense utilizó el pretexto de promocionar el turismo de Córdoba e hizo un multitudinario acto en La Alameda con la presencia del cuartetero catamarqueño Damián Córdoba y el humorista Cacho Buenaventura. Todo estuvo muy lindo, pero a de la Sota no lo acompañó nadie de la dirigencia peronista local. Después vino Macri y se reunió con los intendentes radicales (Humberto Valdez, Villagra, Savio, etc.) que, un mes antes, lo habían visitado en la Capital Federal. Por aparte, conversó en el bello paraje rodeíno con Oscar Castillo y Eduardo Brizuela del Moral, con los que selló estrategias para las elecciones que, se calculaba en ese entonces, se iban a realizar en marzo. El tercer visitante fue el propio Barrionuevo, que llegó a Catamarca y participó de actos organizados por sus hermanas con gente común. El único dirigente que se prestó para la foto fue el diputado Marcelo Rivera, aunque tiempo después el gastronómico se fotografió -en Tigre- con el intendente Raúl Jalil, sus pares de Las Juntas (Jorge Herrera) y Tinogasta (Hugo “El Grillo” Ávila) y el diputado Jorge Moreno. De todo este embrollo de visitas y reuniones políticas quedan dos cosas muy claras: el pacto Castillo-Macri-Barrionuevo fue electoral y se lo iba a aplicar en marzo. Puede ser que se lo traslade a octubre, pero ya no será lo mismo porque entonces se votará en todo el país y no exclusivamente en Catamarca. En segundo lugar, se podría asegurar, el líder gastronómico ya tiene fórmula presidencial para 2015 (De la Sota-Macri o al revés).

*******
A pesar de la gran actividad que cumple Barrionuevo en los campos sindical y político, el hombre tendría un gran problema. Sus médicos le habrían recomendado que “pare la máquina” y que salga del estresante mundo donde le toca actuar. El dato, que no está confirmado, registra un antecedente cuando un par de años atrás tuvo un evento del que consiguió salir airoso. Por ello, por aquel trance y el nuevo consejo médico, su mujer -la diputada nacional Graciela Camaño- y sus hijos lo habrían conminado “a portarse” como corresponde a una persona que ya ha traspasado el umbral de los 70 años. Eso sería el motivo por el que no ha programado ningún acto en Mar del Plata, su lugar de residencia en el mes de enero, cuando convoca especialmente a los caciques sindicales. Es más: algunas versiones dan cuenta que no fue a “Mardel” y que se lo pudo haber visto por Punta del Este, el paquetísimo balneario uruguayo.

******
El intendente Elpidio Guaraz es un personaje de extraordinaria resonancia pública en el departamento Santa Rosa, en el que se considera el político de punta. No le faltan razones para ello. Desde hace 20 años “nadie le pisa el poncho”: ha sido cuatro veces concejal (1993, 1997, 2001 y 2005) y dos veces intendente (2007 y 2011). Ahora tiene mandato hasta 2015. También ha sabido remar en las aguas del peronismo como en las del Frente Cívico, con lo cual es seguro que tiene votos de ambos lados. Ello lo llevaría a intentar una proeza más: ser el intendente de Los Altos y dejar a su hermana Esther, ahora concejal, al frente del municipio santarroseño. La elección de intendente en Los Altos, donde mandan los Olveira, sería la única de esa categoría que se realizará en octubre próximo. Avisamos que Guaraz ya está trabajando en ese objetivo y, como no es hombre de apichonarse ante nada, es muy probable que figure en la boleta electoral.

******
Sin dudas que el triunfo del Frente para la Victoria modificó el esquema político en Andalgalá. Los 8 años de José Perea en la intendencia no lograron la unidad en acción y terminó virtualmente solo, aparte de llevar sobre sus espaldas cargos a definirse en la Justicia por el supuesto mal uso del dinero público, específicamente de regalías mineras. Es como si en aquel tiempo la dirigencia hubiera sido una mera espectadora, aunque crítica respecto al manejo de los fondos. Aquellas abismales diferencias determinaron el ascenso de Adán “Sauce” González quien, desde la dirección de Minería, maneja gran parte del aparato provincial en la “Perla del Oeste”. Por lo menos se adjudica a su gestión la designación de personas en establecimientos secundarios de reciente creación como los de Amanao, Malli, escuela “Samuel Lafone Quevedo”, Villa Vil o las supervisoras de nivel medio y primario. También los reemplazos en las jefaturas de oficinas como Catastro, Registro Civil, Delegación de Trabajo, Agua y Saneamiento, Agronomía de Zona, Hospital de Andalgalá, etc. Aunque, en verdad, no todas son flores para los peronistas de la zona. Se considera que hay doble discurso en el conflicto municipio-Casa de Gobierno. Algunos cargan las tintas contra el subsecretario Lavatelli, quien no habría sido muy cortés a la hora de acordar el protocolo para la visita de la gobernadora. Otros, sin embargo, indican que grupos no mineros impidieron que Páez se reúna con Lucía, lo cual no hablaría bien del primero que, antes que no minero, es intendente y está moralmente obligado a respetar la institucionalidad. Como quiera que sea, el divorcio también perjudica a proveedores, vecinos y sectores carenciados.

******
RECUERDOS HACIA EL PRESENTE. Terminamos los “Apuntes” de hoy comentando hechos que ocurrieron hace 25 años atrás. El ministro de Bienestar Social de aquel entonces, don Sebastián Alejandro Corpacci, anuncia en un mes de enero la intención del gobierno justicialista de dar solución al problema de los niños mendigos y la delincuencia juvenil. “Estamos empeñados en darle una solución al tema de los menores desprotegidos”, supo decir el padre de la actual gobernadora. Ha pasado un cuarto de siglo y el problema ha recrudecido con fuerza inusitada. Cada vez hay más chicos de la calle y en situación de desprotección.
*******
También en aquel tiempo, enero de 1988, el gobierno de Raúl Alfonsín continuaba soportando las tensiones militares que encabezaba el teniente coronel Aldo Rico, quien proclama que resistirá a cualquier orden de arresto que emane de la presidencia de la Nación o de la conducción del Ejército al cual pertenecía el famoso “carapintada”. Se atrinchera junto a diez militares en Bella Vista. El estado de rebelión se iba a mantener por espacio de varios días, durante los cuales se tuvo en vilo al país.
 

Comentarios

Otras Noticias