Columna política

lunes, 21 de octubre de 2013 00:00
lunes, 21 de octubre de 2013 00:00

El gobierno dio un paso fundamental para la actividad minera, al aprobar el proyecto de exploración de Bajo El Durazno. Este yacimiento, ubicado en Belén, se encuentra muy cerca de Alumbrera y podría extender la vida útil del proyecto, que se encuentra en fase de declive, algunos años más. De acuerdo a los estudios geológicos preliminares, hay allí una reserva de minerales estimadas en 200 millones de toneladas. Al darse el visto bueno para la exploración, la empresa comenzará rápidamente con las perforaciones y, de ahí, determinará la factibilidad de la explotación. En esta primera fase -según se informó-, se contratará veinticinco personas, entre geólogos y técnicos, incrementándose progresivamente la necesidad de mano de obra.

******

Para la gestión Corpacci, las reservas de Bajo El Durazno constituyen una salida a la crítica situación que se generó por el agotamiento de Bajo de La Alumbrera, luego de años de producción. Si bien la idea era “acoplar” el fin de este proyecto con el inicio de Agua Rica -de manera de aprovechar las instalaciones ya existentes, especialmente las plantas de molienda y el mineraloducto hasta Tucumán-, las demoras de esta última echaron por tierra ese plan y puso seriamente en peligro las fuentes de ingresos para todo el sector. Ahora se respira un poco más de tranquilidad en los despachos oficiales y el ministro de Producción, Ángel Mercado, destacó que “se empiezan a mostrar certidumbres, tanto para las finanzas provinciales como para los inversores, los empleados, los proveedores y todos los actores involucrados”.

******

Si se concreta este emprendimiento, habrá más tiempo para que se definan varias cosas pendientes en torno a Agua Rica, fundamentalmente por parte de su propietaria. Además, seguramente se revisarán algunos acuerdos previos y la manera en que podría sumarse la minera provincial, Camyen.

Comentarios

Otras Noticias