Columna política

martes, 8 de octubre de 2013 00:00
martes, 8 de octubre de 2013 00:00

La remoción de la cúpula policial, que hasta ayer encabezaba el comisario Juan Palomeque, dispuesta por la gobernadora Lucía Corpacci, es una respuesta directa y contundente a un reclamo social que viene creciendo desde hace tiempo. Los dos asesinatos que se cometieron en los últimos días obligaron a poner sobre el tapete la discusión sobre la política de seguridad que tiene la actual gestión y cuáles son los resultados de ella. El discurso de la “sensación de inseguridad” -un desatino importante a la luz de los resultados- parece haber sido pisoteado por la realidad que se empeñó en ridiculizarlo. En menos de 72 horas, dos mujeres fueron asesinadas en la vía pública, en cercanías de sectores urbanizados.
****
El cambio en la cúpula policial es una reacción oficial, un gesto hacia la sociedad que está reclamando cambios y que se siente atemorizada. Los jerarcas policiales no estuvieron a la altura de las circunstancias y el descrédito de la fuerza ha llegado a un punto sumamente crítico y al mismo tiempo peligroso. Pero, además de los nombres, hacen falta acciones más concretas y que arrojen rápidos resultados que mostrar de cara a la sociedad. Los cambios de las personas deberían acompañarse de modificaciones en el accionar de la fuerza, ya que es evidente que la Policía local no está dando respuestas en materia de prevención; y lo que es peor, tampoco en la investigación de los hechos ya consumados.
****
Los últimos crímenes siguen demostrando que Catamarca sigue con gravísimas falencias en materia de recursos para investigar, tanto en lo que respecta a capacitación, como a medios. Y así queda plasmado la gran cantidad de crímenes que se arrastran desde hace años sin resolver. Los violentos homicidios de las dos últimas víctimas tienen aristas similares al caso de María Romina, una nena de apenas 13 años que apareció muerta en en plena calle a metros del casco céntrico. Fue en enero de 2006 y la Justicia -con todos los recursos con los que cuenta- todavía no encontró al culpable. Es una ventaja muy grande en favor de la impunidad.

Comentarios

Otras Noticias