Columna política

miércoles, 27 de noviembre de 2013 00:00
miércoles, 27 de noviembre de 2013 00:00

Una gran expectativa generó la asunción del exsecretario Parlamentario de la Cámara de Diputados, Augusto Barros, como subsecretario de Inclusión y Desarrollo en el ministerio que desde la semana pasada conduce Daniel Barros. Durante el acto en Casa de Gobierno, distintos referentes del justicialismo catamarqueño celebraron ayer que “un militante de base comprometido con el proyecto justicialista” sea el encargado de administrar un área esencial para la promoción de grupos vulnerables, especialmente en lo relacionado a la generación de empleo. El propio Barros destacó que buscará “redoblar esfuerzos para solucionar los problemas de los más carenciados” lo que, a su juicio, “solamente el peronismo puede hacer”. Algo similar a lo que expresó el flamante ministro cuando juró y dijo que pretendía que Desarrollo Social deje de ser un mero “corralón”.

******

La subsecretaría que ahora maneja el exfuncionario legislativo estuvo ocupada durante un año y medio por Hugo Corpacci, hermano de la gobernadora, mientras Oscar Pfeiffer era el titular de la cartera social. Con la salida del intransigente tras los magros resultados de las PASO y la llegada de Francisco Gordillo al ministerio, recaló en el cargo Paola Orellana, una trabajadora social que venía de acompañar a Gordillo en Gobierno. Ninguno de los dos logró aprovechar completamente los múltiples recursos disponibles y que apuntan, básicamente, a que familias pobres puedan poner en marcha proyectos productivos autogestionados.

******

Es por eso que a Augusto Barros se le encomendó gestionar y ejecutar cuanto programa tenga a mano, con acompañamiento nacional, para fomentar la creación de puestos de trabajo por fuera de la órbita estatal, fundamentalmente en el interior de la provincia. Se trata, nada menos, que de uno de los ejes de la campaña que llevó a Lucía al gobierno.

Comentarios

Otras Noticias