¡Qué muchacha!

martes, 10 de diciembre de 2013 00:00
martes, 10 de diciembre de 2013 00:00

Hace años, una marca de unos cigarrillos finos y largos publicitaba ese producto como especial para mujeres que se desenvolvían con autonomía y criterio propio, bajo el lema “has recorrido un largo camino, muchacha”. La satisfacción, el legítimo orgullo al que aludía la publicidad -podríamos deducir- se sustentaban en el haber podido vencer una tras otra, muchísimas situaciones adversas y hasta fatales.
El largo camino no era personal de una muchacha, sino que involucraba los logros obtenidos por todas las mujeres a lo largo de la historia de la humanidad.
A nuestra joven democracia podríamos llamarla también “muchacha” y, emulando aquella publicidad, podríamos decirle que ha recorrido un largo camino. Porque los últimos 30 años vividos sin interrupciones de gobiernos de facto son pocos, si los ponemos en el contexto mayor de la historia nacional, pero muchos si tenemos en cuenta los padecimientos sufridos durante el siglo XX por acción de las dictaduras cada vez más crueles que asolaron el país.
El camino de esta muchacha todavía tiene grandes obstáculos que vencer. Las fuerzas armadas dejaron de ser una amenaza a la institucionalidad, pero persisten otros poderes que conspiran contra la democracia. Los más malintencionados son los económicos, que sólo quieren obtener ganancias y, cuando se les pone límites, mueven sus hilos desde las sombras para desestabilizar y provocar descontentos. Y en estos días, fuerzas policiales provinciales cruzaron la línea de la legalidad, invocando reclamos salariales, pero con actitudes sediciosas que deben ser firmemente sancionadas. Sin embargo, los peligros más punzantes están en la mentalidad de algunos sectores de la dirigencia política que indisimuladamente celebran las maniobras de desestabilización que perpetran quienes no se subordinan a las leyes, como si sólo atentaran contra los gobernantes de turno, cuando en realidad es en contra de la población entera.
Ayer no pudimos celebrar debidamente las tres décadas continuadas de democracia, pero igualmente nos congratulamos por los logros obtenidos por esta gran “muchacha”.

Comentarios

Otras Noticias