Apuntes del secretario

sábado, 14 de diciembre de 2013 00:00
sábado, 14 de diciembre de 2013 00:00

Se mantienen controversias entre los diputados oficialistas. Comenzaron con la falta de quórum en la primera sesión para tratar el Presupuesto, dispuesta por la Renovación peronista; siguieron con la elección de autoridades en la que, hasta mayo de 2014, quedó confirmado como presidente Jorge Moreno y, esta semana, saltó la amenaza de renuncia de Roberto Perrota a la conducción del bloque. Llegando al final del año, no es bueno para un gobierno que todavía goza de altos niveles de credibilidad -la derrota a manos del FCS el pasado 27 de octubre fue por apenas medio punto- enmarañe su gestión administrativa con luchas intestinas que, para peor, tienen que ver con algunos posicionamientos personales o controversias dinerarias (ampliaremos la temática en los Apuntes del martes venidero) que caen mal en el seno de la sociedad. Sería muy bueno que quienes lograron el gran objetivo de sellar la unidad en 2011 fijen las reglas de convivencia para lo que resta del mandato y, con ejemplos, trasmitan mensajes de concordia a la ciudadanía. Nos estamos refiriendo a la gobernadora Lucía Corpacci, al vicegobernador Dalmacio Mera y al intendente capitalino, Raúl Jalil. Paradójicamente quien no formó parte de aquel acuerdo, José Luis Barrionuevo, ha privilegiado para el tiempo post-electoral un acercamiento con el gobierno.
******
La realidad por la que Moreno sigue en la presidencia de la Cámara baja tiene su historia no escrita y puede estar influyendo en los desencuentros que comentamos líneas arriba. Sin embargo, nadie le puede discutir que, desde un primer momento, se colocó en posición de candidato y él, o sus voceros, hicieron saber que pretendía seguir en el cargo y que no prestarían acuerdo para nadie más. A partir de allí realizó los movimientos necesarios para asegurarse una poltrona que lo coloca como la cuarta autoridad de la provincia. Primero convenció a la tropa afín -Fernando Jalil, Nicolás Verón, Jorge Lagoria y la tinogasteña Selva Segura- y el día de la preparatoria llamó a un cuarto intermedio del que, sospechosamente, no volvieron al recinto los radicales y algunos peronistas. La falta de quórum, no los votos, le permitieron cerrar una jugada urdida con gran precisión. Por supuesto, el resultado no cayó bien en Casa de Gobierno, aunque hay que aceptar que hasta último momento hubo negociaciones que no pudieron cambiar el rumbo de los hechos.
******
Este secretario, por ejemplo, fue crítico con el comportamiento cuasi caprichoso que evidenció Raúl Chico, un hombre del propio riñón corpaccista, pero tampoco nadie puede objetar que figuró como eventual candidato a la presidencia. Fuentes de la propia Renovación, del barrionuevismo y hasta de algún sector del radicalismo -el perteneciente a Brizuela del Moral- confirmaron que existieron conversaciones con el santamariano, aunque sobre la hora se cayó la candidatura y surgió la de Roberto Perrota, el que no había figurado en los cálculos de nadie. De esta manera, hay que reconocer que, en momentos distintos, el oficialismo tuvo tres postulantes -Chico, Perrota y, en menor media, Moreno-, pero nunca produjo un pronunciamiento que alejara dudas. En lo que sí observó coherencia fue en privilegiar la alianza con el barrionuevismo y no con los radicales.
******
Hablando de radicalismo. La pérdida del Concejo Deliberante de la Capital y de la Cámara de Senadores, organismos deliberativos en los que reinó por 22 años, le trajo serios dolores de cabeza. Varios de sus militantes permanecían en cargos políticos que, a partir de ahora, no manejará y que no tiene dónde reubicarlos. Por ello, hasta el propio Brizuela del Moral habría consentido negociar con el gobierno. Oscar Castillo, integrante del doble comando de la UCR, también habría participado de conversaciones que no pudieron materializarse. Con este panorama, es probable que en la sesión de la Convención del próximo sábado, aparte de la cuestión de las expulsiones, se aborde cómo contener al ejército de militantes rentados que tuvo la UCR mientras fue gobierno.
******
Otro grupo que tuvo deliberaciones calientes fue el que conduce el jefe sindical José Luis Barrionuevo. De visita por las festividades marianas, a las que nunca falta, se reunió con los diputados electos -Eduardo Pastoriza, Stella Maris Buenader de Walther, Marcelo Rivera y Laura Arrieta- y debatió el futuro del sector que cosechó en las elecciones nada menos que 37.000 adhesiones. La voz cantante del cónclave, llevado a cabo en el Hotel Casino, fue la del exlegislador Pedro Rodolfo Casas, un ariete que metió en esta fuerza el senador nacional Oscar Castillo. Desde el vamos levantó la postura -políticamente forzada- de que la gente los había votado para que fueran oposición al gobierno de Lucía Corpacci, lo cual, tácitamente, llevaba a eventuales coincidencias con el Frente Cívico, en el que Casas tuvo actuación excluyente, sea como legislador o ministro del castillismo. No creemos, honestamente, que ese haya sido el sentimiento del pueblo. Los votó para que ganen y, fundamentalmente, lo hizo acompañando el discurso de Barrionuevo, no de quienes -como Casas- actuaban entre bambalinas. El debate se terminó cuando Barrionuevo planteó la necesidad de buscar espacios dentro del peronismo y “no sacar los pies del plato”. A los días, el diputado Marcelo Rivera respaldó a su jefe cuando expresó “el límite de Tercera Posición es el FCS”. Más claro, imposible.
******
El radicalismo, a pesar de su base electoral, viene perdiendo terreno no sólo en Catamarca. También a nivel país y en su relación con el comité nacional, está muy lejos del trato que le solían dispensar. Ni siquiera con una figura de los quilates de Brizuela del Moral -exgobernador, exsenador, exrector, íntimo de Julio Cobos y reciente vencedor de la puja local- pudo ocupar algunos de los espacios de poder que, en los últimos tiempos, se pusieron en juego. En el Congreso, a diferencia de otros radicales que descollaron en diferentes épocas (José Furque, Horacio Pernasetti o Pedro Villarroel), no consiguió ni una mísera comisión. Y el viernes a la noche, durante la elección de autoridades de la conducción nacional de la UCR, Catamarca tampoco pudo ligar ni el puesto de portero de la calle Alsina. Para peor, el mendocino Ernesto Sanz le ganó la pulseada a Julio Cobos y regresa a la presidencia. Lo hará acompañado de figuras que tienen incidencia política en distintos puntos de Argentina, como el correntino Colombi, el cordobés Ramón Mestre, el mismo Cobos o el jujeño Gerardo Morales, entre otros. Para Catamarca, en la figura de sus caudillos Brizuela y Castillo, lo reiteramos, no hubo nada, al margen de que son hombres poco adeptos al trabajo formal.
******
RECUERDOS HACIA EL PRESENTE. Como todos los domingos, el final de los “Apuntes” corresponde al repaso de hechos de la historia, digamos reciente, 25 años atrás.
A propósito de que el Círculo de Periodistas Deportivos se apresta a homenajear a las figuras del deporte del 2013 -la reunión de premiación será el sábado 21, en dependencias del Predio Ferial-, en diciembre de 1988 se daba a conocer la lista de los destacados de aquel entonces. He aquí las ternas: Básquetbol: Carlos Almendra, Pedro López y Gustavo Garriga. Boxeo: Sergio Oscar Arréguez, Jorge Oscar Martínez y Hugo Rafael Soto. Tiro: Miguel Ángel Espeche, Fernando Galarza y José Espeche. Bochas: Julio Aguirre, José Alberto Castillo y Ramón Víctor Vargas. Automovilismo: Luis Eduardo Filippín, Ricardo Moreno y Jorge Seleme. Atletismo: Jesús Maza, Sergio Reynoso y Cynthia López. Ciclismo: Alfredo Palacios, Mario Luna y Osvaldo Palacios. Motociclismo: José Andrada, Raúl Romero y Rubén Herrera. Vóleibol: Mónica Cabrera, Cristina Vázquez y Claudia Carolina Larcher. Tenis: Sebastián Carrizo, Guillermo Buenader y Nicolás Grajales. Equitación: Constanza Cardozo, Francisco Solá y Matías Solá. Pelota a Paleta: Juan Carlos Miranda, Juan Jesús Miranda y Edgardo Miranda. Rugby: Raúl Colombo, Carlos Palacios y Luis Díaz. Karate: Juan José Barros, Fabián Bidabehere y Marcelo Colla. Bowling: Hugo Herrera, América Buitrago y Nila de Herrera. Paracaidismo: Gabriela Cordero, Luis Herrera y Raúl Ávalos. Karting: Rafael Campi, Marcelo Díaz Dián y Marcelo Coll. Con relación al dirigente deportivo del año, se eligieron a estos candidatos: Rafael Maldonado (boxeo), Juan Carlos Rodríguez (fútbol infantil), Guillermo Soria (automovilismo), Luis Lauría (paracaidismo), Ramón Carrizo (bochas), Juan Manuel Guaytima (atletismo) y Miguel Ángel Acevedo (fútbol). Decimos, por último, que aquella directiva solía entregar lo que se daba en llamar los “Círculo 88”.

Comentarios

Otras Noticias