Remembranza

sábado, 14 de diciembre de 2013 00:00
sábado, 14 de diciembre de 2013 00:00

El enfrentamiento entre Buenos Aires y el Interior produjo una histórica tensión en nuestro país. Sus causas, características y consecuencias tuvieron una amplia gama de interpretaciones. Entre ellas, una muy importante fue la que realizó un dramaturgo catamarqueño al que poco conocemos, aunque la sala teatral mayor de nuestra provincia lleve su nombre.
En la comedia costumbrista “Los mirasoles”, estrenada a comienzos del siglo pasado (1911), él pintó aquella contraposición en escenas ambientadas en un pueblo de provincia norteño. La historia describía cómo florecía Buenos Aires y se desarrollaba con los ojos puestos en Europa, mientras el interior era considerado desde la metrópoli como el ámbito del atraso y la ignorancia. La comedia –lógicamente- narraba una historia de amor, nacida en este marco geográfico-histórico. Estamos hablando de Julio Sánchez Gardel, uno de los iniciadores del teatro costumbrista y de temas folclóricos en el país, que fue autor también de obras como La montaña de las brujas (1912), Noche de luna (1907), Las campanas (1908), Después de misa (1910), Sol de invierno (1914) y El zonda (1915), entre muchas otras. Nació en Catamarca donde cursó sus estudios primarios y secundarios. En el Colegio Nacional organizó un grupo filodramático estudiantil. Después se radicó en Buenos Aires casi al mismo tiempo que otro catamarqueño, Ezequiel Soria. Allí inició una trunca carrera en Derecho. Trabajó como periodista en los diarios El País y El Tiempo, y la revista Argentina Literaria, y se metió de lleno en la actividad teatral poniendo en escena sus propias obras y dirigiendo compañías teatrales como las de Pablo Podestá, Florencio Parravicini, Orfilia Rico y Camila Quiroga. También participó en 1910 en la lucha gremial fundando la Sociedad Argentina de Autores Dramáticos (antecedente directo de Argentores), de la que fue presidente en cinco oportunidades. En el 134º aniversario de su nacimiento, evocamos a este gran catamarqueño, que enriqueció el patrimonio cultural local y nacional con sus obras.

Comentarios

Otras Noticias